"Los celulares son el primer dispositivo de acceso a Internet para muchas personas"

"Los celulares son el primer dispositivo de acceso a Internet para muchas personas"
Los teléfonos móviles son el principal medio de acceso en lugares donde las redes cableadas no llegan o su cobertura es deficiente
Por Cesar Dergarabedian
31.10.2019 07.28hs Tecnología

"Los celulares son el primer dispositivo de acceso a Internet para muchas personas, y el principal medio de acceso en lugares donde las redes cableadas no llegan o su cobertura es deficiente", afirmó José Otero, vicepresidente para América latina y el Caribe de la organización 5G Americas.

En la siguiente entrevista de iProfesional, Otero, al frente en la región de esta organización sin fines de lucro compuesta por proveedores de servicios y fabricantes de la industria de las telecomunicaciones, analiza el cuadro de situación tecnológico de la Argentina.

-¿Cómo se encuentran las empresas argentinas, el Estado en sus diferentes niveles y los profesionales en relación a la adquisición y adopción de hardware, software e infraestructura de redes respecto al resto de América latina?

-En el caso específico del sector de telecomunicaciones, y lo que refiere a la infraestructura de telecomunicaciones, lo que se observa es que Argentina tiene un buen desarrollo de los servicios 4G.

Según una infografía reciente que elaboramos con datos de Carrier y Asociados, a fines de 2018 el 63% de las líneas móviles eran 4G en el país, y un 19% 3G, que son las dos tecnologías que permiten acceder a Internet mediante las redes celulares.

Es un buen desempeño si tomamos como marco lo que ocurre en la región: según cifras proporcionadas por Ovum a 5G Americas, en América Latina la 4G LTE recién alcanzaba una participación del 46% en junio de 2019.

La disponibilidad de redes de banda ancha móvil es un aspecto importante a considerar, ya que no estamos hablando de una tecnología que únicamente se emplea para el entretenimiento, sino que es ampliamente utilizada para la productividad, para trabajar y acceder a información y contenidos educativos también. La banda ancha móvil sin duda crea oportunidades de negocios y de empleo para empresas y personas.

Por otra parte, algunos países de la región ya están avanzando hacia la 5G. Destaca el caso de Uruguay, que ya ha lanzado una red, aunque todo apunta a que esta tecnología comenzará a masificarse en América Latina hacia 2021 o 2022.

En cualquier caso, siempre es positivo adoptar las medidas necesarias para tratar de beneficiarse lo antes posible apenas la tecnología tenga la madurez suficiente para ser aprovechada.

Algunos países de la región están trabajando activamente en identificar nuevas frecuencias de espectro radioeléctrico para el despliegue de 5G, o desarrollando proactivamente planes y hojas de ruta para la implementación de la tecnología.

-En caso que exista un atraso tecnológico, ¿cuáles son los segmentos (hardware, software y redes) de mayor atraso? ¿Y cuáles son sus causas?

-En la misma infografía con datos de Carrier y Asociados, se percibía una caída en las ventas de terminales en 2018 frente al año anterior. Según la información de la consultora, el año pasado se comercializaron 9,4 dispositivos móviles, frente a 13,3 millones que expendidos en 2017. Las causas no han sido especificadas por la consultora.

Es importante resaltar que el acceso a dispositivos es un elemento central para el acceso a servicios de calidad. Las tecnologías móviles están en constante evolución, tanto a nivel de redes como de dispositivos, y poder contar con terminales de mayor capacidad, poder de procesamiento y velocidad de conexión es clave para poder acceder a los servicios de última generación y aquellas aplicaciones que demandan cierta capacidad de cómputo.

-¿Cuáles son los segmentos de mercado (corporaciones, Estado, pymes, profesionales) más afectados por este atraso?

-Al tratarse de servicios públicos, y de una tecnología tan presente en la vida cotidiana, la situación puede afectar tanto a consumidores como empresas y también organismos y dependencias públicas.

Los celulares son el primer dispositivo de acceso a Internet para muchas personas, y el principal medio de acceso en lugares donde las redes cableadas no llegan o su cobertura es deficiente.

Los dispositivos móviles han ganado en los últimos años un lugar preponderante en la fuerza de trabajo de las empresas, en comercios (por ejemplo, para habilitar medios de pago) y en la digitalización del Estado, por ejemplo, para la realización de trámites y el acceso a información.

-¿Cuáles son los impactos de este atraso en las empresas, el Estado y los profesionales? Por ejemplo, menor productividad, pérdida de mercados en el exterior.

-En principio, un atraso en el recambio de dispositivos móviles podría relacionarse con una cierta pérdida de productividad para empresas y profesionales. Esto es difícil de cuantificar, pero un dispositivo con menor capacidad de procesamiento y conexión, almacenamiento y funciones multimedia puede significar el no acceso a determinadas aplicaciones o casos de uso, o un desempeño por debajo de lo esperado o lo posible.

Pensemos, por ejemplo, en un profesional independiente que utiliza su celular para una videoconferencia, o el caso de empresas que utilizan fuerza de trabajo móviles que deben acceder a aplicaciones y sistemas desde en la calle (para tomar pedidos, realizar registros, etcétera), u ofrece la posibilidad de teletrabajo o trabajo desde el hogar (home office).

Contar con un dispositivo actualizado o uno antiguo puede hacer la diferencia entre acceder o no a determinadas aplicaciones o sistemas, ya sea por cuestiones de hardware, software o ambas.

-¿Cómo se puede recuperar este atraso? ¿Qué medidas se deberían adoptar?

-Algo que no muchas veces se tiene presente es que los dispositivos son una parte importante del servicio. De nada sirve tener redes de última generación si los usuarios no cuentan con dispositivos acordes a dichas capacidades para beneficiarse de las ventajas de la nueva infraestructura y los servicios innovadores.

Podemos tener redes 5G y servicios con realidad virtual o realidad aumentada, pero si el terminal no posee una cámara compatible o una capacidad de procesamiento adecuada, no podrá acceder a dichos servicios o su experiencia será muy pobre. En muchos países se están revisando las políticas impositivas a los terminales móviles, porque ha aumentado la conciencia de que no se trata únicamente de bienes de lujo o medios de entretenimiento, sino también herramientas de productividad e inclusión.

Temas relacionados