Más artículos
Cecile Novion, de Beat: "No son las plataformas las que han provocado los cambios en el mundo del trabajo"

Cecile Novion, de Beat: "No son las plataformas las que han provocado los cambios en el mundo del trabajo"

Cecile Novion, de Beat: "No son las plataformas las que han provocado los cambios en el mundo del trabajo"
Para la máxima ejecutiva de la región, el mundo de las app de movilidad también experimentará su proceso de consolidación. Por qué apunta a América latina
Por Andrea Catalano
06.01.2020 07.00hs Tecnología

"Creo que esto es un movimiento más profundo, de cambio en el modelo de trabajo, que genera resistencia pero que es una realidad. Me atrevo a decir que no son las plataformas las que lo han causado, sin que es una necesidad o una voluntad de la gente la de transformar su modo de trabajar. Las plataformas responden a una necesidad. Se trata de una oportunidad, de una necesidad que existe que hizo desarrollar un modelo de negocio. El cambio viene de la sociedad".

Así respondió Cecile Novion, gerente general de Beat para América latina, la pregunta de iProfesional acerca de si las plataformas digitales contribuyen a una mayor precarización del trabajo. Beat es la tercera app de movilidad con presencia en el AMBA, competidora de Uber y Cabify, aquí y en distintos países de la región.

La empresa, que comenzó a operar hace poco más de un mes en la provincia de Buenos Aires y ya está activa en la Ciudad, está desplegando su servicio por fases a fin de ir satisfaciendo la necesidad de viajes tanto de pasajeros como de conductores.

Desde el desembarco de Uber en la ciudad, en 2016, los conflictos con los taxistas no ha cesado. Se sumó Cabify que, al optar por el modelo de servicio de remisería, resolvió rápidamente la cuestión legal. Es el mismo camino que siguió Beat. Más allá de los nombres, el advenimiento de las plataformas pone en discusión la cuestión vinculada con estas nuevas formas del trabajo, su precarización y las regulaciones.

"El hecho de que sean modelos a pesar de las discusiones que hay alrededor y que sean aceptados de manera tan masiva es una manera de entender que la gente lo necesita", agregó Novion.

La necesidad se manifiesta a través de diversas fisuras. Por un lado, están aquellos que necesitan un trabajo, o complementar lo que tengan. Y echan mano a lo que tienen, por ejemplo, el auto. Por el otro, las ciudades soportan cada vez más demandas en relación al transporte, y los servicios públicos no parecen satisfacerla en su totalidad.

Ahí se cuelan las plataformas. Estos modelos toman, a su vez, las características de las sociedades y comienzan a ofrecer diversas prestaciones, acordes a los bolsillos de quienes se mueven en esas ciudades. Parte de su "éxito" viene por ahí.

Con Beat ya son tres las app de transporte que operan en diversas ciudades del país, después de Uber y Cabify. Beat, que nació en 2011 en Atenas, Grecia, en medio de la profunda crisis económica que padeció, puso primero un pie en Lima, Perú hace algo más de un año, y luego se extendieron por Santiago de Chile, Bogotá, en Colombia y México.

"Comprendimos la problemática de la movilidad de la región. Cada país tiene necesidades de movilidad muy fuerte", explicó la ejejcutiva.

¿Por qué la Argentina ahora? Novión sostuvo que, luego de México, donde se registra uno de los mayores niveles de necesidad en términos de movilidad, se siguió por Buenos Aires tanto por esa misma necesidad como por la posibilidad de dar oportunidad de trabajo a miles de personas.

"Creo que la situación del país, la coyuntura, da mucha ganancia a este tipo de servicios, porque ofrece a pasajeros una oportunidad asequible y también a los conductores que puedan trabajar", sostuvo.

La empresa promete hacerle competencia a Uber y a Cabify en Buenos Aires a fuerza de ofrecer los viajes un 20% más baratos. ¿Cómo es posible ser más barato? ¿Es a costa de una menor ganancia del conductor o de una mayor exigencia de horas de trabajo?

"Les ofrecemos esquema de incentivo más atractivos. Se les da una bonificación por la cantidad de viajes. Y para cada viaje se agrega estos beneficios para que la ganancia sea interesante", aseveró Novion.

En Lima, Beat se disputa el mercado en partes iguales con Uber, en Santiago de Chile es segundo, lo mismo que en Bogotá, donde Uber concentra el 80% de la participación de estas apps. En México es tercero porque, en eta ciudad, la que se ubicó segunda es Didi.

"Nuestra propuesta es ser el jugador más relevante de América latina", aseveró la ejecutiva. ¿Pero para cuántos jugadores da el negocio de las apps de movilidad? Si el mundo digital nos dice, en cualquiera de sus segmentos, que sólo es posible que convivan dos, tres o cuatro en un negocio, ¿hay espacio para Uber, para Cabify, para Beat, para Didi, para Lyft?

"En las ciudades grandes hay lugar para dos o tres jugadores, la competencia nos hace mejores a todos", agregó.

En otras palabras, hoy es tiempo de desembarcos. Y de cara al futuro, la evolución de este mercado, terminará teniendo el mismo comportamiento que se ve en otros segmentos: habrá consolidación y quedarán dos o tres.

Por eso Novion insistió en que "al tener el foco en América latina le dedicamos más esfuerzo". Y esa mirada sobre el mercado también los lleva a diseñar un servicio que se ajusta a la idiosincrasia latina. Significa que estudian la situación socioeconómica y, en base a ello, definen prestaciones en donde también se contempla la situación de los segmentos más desfavorecidos.

La compañía ofrece tres tipos de servicios: un estándar, un Premium, y un lite, recientemente lanzado. Este último es el que opera con los autos más antiguos, de más de 10 años. ¿Por qué? Porque detectaron que en América latina más del 50% del parque automotor tiene más de 10 años.

"Y Beat representa la posibilidad de que la gente que tiene menos recursos pueda generar sus oportunidades", subrayó la gerente general de la región. El 80% del negocio de Beat proviene, sin embargo, del servicio estándar. Los otros dos están operativos desde hace menos de un año.

¿Por qué apostar a una región marcada por la inestabilidad? Novion reconoció que, al final, no somos muy diferentes a los griegos y que las características de América latina son una realidad. "Pero el objetivo es servir a la gente", insistió.

El antecedente chileno

Un ejemplo es lo que la compañía ofrece por estos días en Chile. Luego de que comenzaran las protestas sociales y dejara de funcionar prácticamente la totalidad del servicio de Metro de Santiago, se creó un servicio gratuito de Buses Beat que permiten a los chilenos moverse gratuitamente. Una forma de compensar la imposibilidad actual de moverse a través del subterráneo.

"Lo que hizo explotar la crisis en Santiago fue un tema de movilidad, el aumento del metro. Los chilenos necesitan seguir yendo a trabajar y esto que hacemos es una contribución que tiene impacto local", apuntó.

"Hay riesgos políticos que hay que anticipar, entender y también pensar en el largo plazo. No tenemos preocupación por lo que está ocurriendo en algunos países. Crecer es un trabajo nuestro", aseveró.

El 50% de los conductores que trabajan con esta plataforma lo hacen de ocho a nueve horas por día. Y con todos los perfiles: jubilados, trabajadores que necesitan complementar salario, madres, entre otros.

"No vemos el negocio desde la perspectiva de la rentabilidad sino de la posibilidad de ofrecer variantes. América latina tiene muchísimo potencial como continente. Nosotros tenemos perspectiva de crecimiento aunque no digo que esto va a ser fácil. Las necesidades de movilidad son gigantescas en las ciudades y hay mucho por hacer", insistió Novion.

De Atenas al mundo

Beat fue creada en Atenas donde está ubicado el centro de servicios de la compañía. Cuenta con otro hub ubicado en Amsterdam, además de algunos ingenieros que trabajan en forma remota desde distintas partes del mundo.

¿Es posible pensar en Beat desarrollando a nivel local? "No lo tenemos en los planes. Pero sí apostamos al desarrollo. De hecho, nuestro centro de desarrollo en Atenas es tan importante que estamos atrayendo a los griegos que se fueron del país con la crisis", comentó.

La compañía tampoco tiene planes para abrir más ciudades en el país, además de la provincia y la Ciudad de Buenos Aires. Comenzar por un territorio y seguir por el otro respondió al hecho de que el intercambio entre una zona y otra es constante, y no se los puede pensar de manera muy separada.

Los números de Beat dicen que cuenta con más de 14 millones de usuarios en el mundo, y más de 487.000 conductores.

Opera en Atenas y Tesalónica, en Grecia; en Santiago, Concepción, La Serena y la V Región, en el caso de Chile; Lima en Perú; en el DF, Monterrey, Guadalajara, Durango, Villahermosa, Querétaro, Saltillo, León, Aguascalientes, La Laguna en México; y ahora en Buenos Aires.

¿Cuál es el incentivo para los conductores? Que al sumar una determinada cantidad de viajes tienen una bonificación, lo que los alienta a seguir operando a través de esta plataforma. Sin olvidar que también cuentan con un programa de referidos donde un conductor que recomienda a otro que reúna los requisitos para sumarse a esta propuesta también recibe beneficios.

Y se sabe. Conductor que tiene en su teléfono la app de una plataforma puede tener tranquilamente la de otra. De hecho, sucede. En la Argentina y en el mundo. De modo que serán los trabajadores los que vayan definiendo con cuál de ellas se siente mejor. Una competencia que crece y que también pasará por otro lado. No sólo por el precio final.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Tecnología en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído