Más artículos

El coronavirus ya golpea a fondo a los gigantes tecnológicos

El coronavirus ya golpea a fondo a los gigantes tecnológicos
Algunos esperan que sea solo una interrupción temporal que se desacelerará en las próximas semanas, pero el virus demostró ser difícil de contener
Por Cesar Dergarabedian
27.02.2020 07.17hs Tecnología

El brote de la enfermedad del coronavirus Covid-19 crece a cifras muy alarmantes, con alrededor de 3 mil muertos y más de 80 mil infectados. A medida que el mundo lucha por contener la crisis de salud pública, las empresas globales están comenzando a recibir un golpe, particularmente en el sector de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

China, la segunda economía más grande del mundo, detuvo prácticamente su producción de bienes de consumo como teléfonos móviles, ropa y automóviles durante las últimas semanas.

El país tomó medidas de "tiempo de guerra" sin precedentes para controlar la propagación del virus, como imponer restricciones severas a unos 780 millones de personas e instituir cuarentenas masivas en las principales ciudades.

El bloqueo en la fabricación china causó que los mercados mundiales se estremezcan y está proyectando una "sombra cada vez más amplia" en la economía en general. Eso es particularmente relevante en la industria tecnológica, que depende de la mano de obra china para construir todo, desde chips de computadora hasta partes de teléfonos celulares.

Amazon almacena artículos de proveedores de China para proteger contra futuras interrupciones debido al virus.
Amazon almacena artículos de proveedores de China para proteger contra futuras interrupciones debido al virus.

En los últimos días, China comenzó a reabrir sus fábricas (a pesar de las preocupaciones de salud pública) en un esfuerzo por reiniciar su economía, pero los sitios de fabricación aún funcionan a una capacidad mucho menor de lo habitual.

Todavía es demasiado pronto para medir el impacto financiero total del virus en la industria tecnológica, pero las primeras señales no se ven bien. Apple, la compañía de tecnología más valiosa del mundo, dijo que está reduciendo sus objetivos de ingresos este trimestre en un raro aviso de la compañía publicado el lunes.

Tesla dijo la semana pasada que las "epidemias de salud" son un riesgo para su negocio. Amazon, cuyo negocio de comercio electrónico se basa en el flujo de bienes entre China, EE. UU. y otros países, no emitió ninguna advertencia similar, pero está almacenando artículos de proveedores de China para proteger contra futuras interrupciones debido al virus.

Facebook debió bajar objetivos de producción reducidos para sus auriculares Oculus Quest por causa del coronavirus.
Facebook debió bajar objetivos de producción reducidos para sus auriculares Oculus Quest por causa del coronavirus.

Coronavirus: "cisne negro"

Las propias empresas chinas están sintiendo el golpe, con el gigante tecnológico Alibaba llamando al brote un evento de "cisne negro" (un evento impredecible) en una reciente llamada de ganancias.

Las empresas de redes sociales, que están tratando de mantenerse al día con una gran cantidad de información errónea sobre los orígenes y la propagación del virus, todavía están menos afectadas financieramente que empresas como Apple, ya que su principal línea de negocios no es vender productos físicos.

Pero incluso Facebook, que declaró la guerra contra avisos sobre el coronavirus, se vio afectado, estableciendo objetivos de producción reducidos para sus auriculares de realidad virtual Oculus Quest en parte debido a una desaceleración en la fabricación china debido al virus.

Y prácticamente todas las principales compañías tecnológicas (Apple, Google, Facebook, Amazon y Microsoft) restringieron los viajes de los empleados a China, prohibiéndolas o limitándolas solo a asuntos de importancia crítica. También están pidiendo a los trabajadores que regresan de China que trabajen desde sus hogares por hasta dos semanas.

La feria comercial de teléfonos más grande del mundo, el Mobile World Congress, en Barcelona, fue cancelada por el coronavirus.
La feria comercial de teléfonos más grande del mundo, el Mobile World Congress, en Barcelona, fue cancelada por el coronavirus.

En algunos casos, los profesionales de la tecnología en los EE. UU. están tan preocupados por el virus que toman otras precauciones, como usar máscaras para respirar y eliminar los apretones de manos en las reuniones de negocios.

Por ahora, solo hay cuatro casos confirmados en el área de la Bahía de San Francisco, en California pero algunos consideran que estas medidas preventivas son importantes dado el alto volumen de viajes entre China y Silicon Valley, y la preocupación de que el virus pueda crecer rápidamente sin control dado cómo se ha extendido en Asia. Ante esta posibilidad, crece la alternativa de implementar el teletrabajo.

En general, el impacto económico y social que el coronavirus está teniendo en la industria tecnológica pone de relieve la estrecha conexión entre Silicon Valley y China, no solo para la fabricación, sino también para suministrar una fuerza laboral de ingenieros altamente calificados, fondos de inversionistas y colaboración académica. Fuera del lugar de trabajo, las compañías tecnológicas se están retirando de las principales conferencias mundiales o las cancelan por completo.

Facebook canceló una conferencia de marketing global de 5 mil personas en San Francisco. Y la feria comercial de teléfonos más grande del mundo, el Mobile World Congress, en la capital catalana de Barcelona, fue cancelada después de que las principales compañías tecnológicas como Amazon se retiraran por preocupaciones sobre el coronavirus.

Coronavirus: Interrupción de la cadena de suministro

Prácticamente todas las principales empresas tecnológicas de EE. UU. que fabrican productos físicos, como teléfonos móviles, computadoras o consolas de videojuegos, dependen de una vasta fuerza laboral china para fabricar productos a precios más baratos que los que se podrían hacer en el país norteamericano.

Sin embargo, en las últimas semanas, esa cadena de suministro, que incluye todo, desde piezas crudas hasta productos terminados, fue interrumpida. Las fábricas en China fueron cerradas. Cientos de millones de trabajadores migrantes que visitaban a familiares en ciudades fuera de los principales centros de fabricación para el Año Nuevo chino fueron puestos en cuarentena.

Algunos que comienzan a regresar al trabajo, pero los informes indican que a principios de esta semana, más de dos tercios permanecen estancados. Se bloquearon las carreteras, se detuvieron los trenes y se cancelaron los vuelos. Incluso, se habilitó el uso de robots para atender a los afectados.

Apple dijo el lunes que "el suministro mundial de iPhone se verá limitado temporalmente" porque sus sitios de fabricación en China están "experimentando un retorno más lento a las condiciones normales" de lo previsto a medida que los sitios de fabricación en la región reabran lentamente. Aunque algunas fábricas están comenzando de nuevo, todavía están operando muy por debajo de su capacidad.

Existen serias preocupaciones de salud pública sobre si reabrir las fábricas es la decisión correcta, considerando que el virus continúa propagándose en China y en otros lugares.
Las empresas hablan cada vez más de la amenaza del virus en los anuncios públicos de negocios.

Un informe de la consultora MarketWatch descubrió que de las recientes llamadas de ganancias de las compañías S&P 500 entre el 1 de enero y el 13 de febrero, el 38 por ciento de las transcripciones incluían el término "coronavirus" al menos una vez.

Coronavirus: el impacto en Amazon

Otra importante compañía tecnológica con su cadena de suministro afectada por el virus es Amazon. Se estima que más del 40 por ciento de los vendedores de Amazon tienen su sede en China, lo que significa que una gran parte de los productos que la gente compra proviene del país.

Además de eso, una gran parte de los vendedores con sede en EE.UU. obtienen sus productos de China. Amazon contactó la semana pasada con varios proveedores de productos vendidos en los EE.UU. pero fabricados en China y los alentó a almacenar algunos productos enviados desde China, en previsión de posibles desaceleraciones de la cadena de suministro causadas por el brote de coronavirus en la región.

La medida en que las empresas tecnológicas con sede en los EE. UU. se ven afectadas por el coronavirus demuestra cuán dependiente es la industria tecnológica de China.
La medida en que las empresas tecnológicas con sede en los EE. UU. se ven afectadas por el coronavirus demuestra cuán dependiente es la industria tecnológica de China.

Coronavirus: cae la demanda china

Otra forma en que el brote de coronavirus está afectando a los negocios es reduciendo la demanda de los consumidores chinos de productos electrónicos de consumo. China es el tercer mercado de exportaciones más grande y de más rápido crecimiento de los Estados Unidos, lo que significa que las compañías estadounidenses están estableciendo cada vez más objetivos de ingresos que dependen de que los residentes chinos compren sus productos.

Apple, en particular, logró la enorme cantidad de 52 mil millones de dólares en ventas en el último año fiscal al vender sus productos, principalmente iPhones en el país.  Con la reciente disminución de las tensiones en la guerra comercial entre Estados Unidos y China, los analistas anticipaban que ese número crecería a un ritmo más rápido que en los meses anteriores.

Pero ahora, debido al coronavirus, todo eso podría cambiar. Apple cerró temporalmente algunas de sus más de 40 tiendas en el país y actualmente sigue operando algunas en un horario limitado. La compañía dijo en una llamada de ganancias que ha habido "muy poco tráfico de clientes" en sus tiendas.

Coronavirus: Lo que podemos esperar

Algunos analistas de negocios esperan que esto sea solo una interrupción temporal que se desacelerará en las próximas semanas, pero hasta ahora, el virus ha demostrado ser difícil de contener y de predecir.

La última crisis de salud que impactó el comercio entre China y el resto del mundo fue el SARS en 2003. Pero en ese momento, el país no era un jugador tan importante en la economía global como lo es hoy.

La medida en que las empresas tecnológicas con sede en los EE. UU. se ven afectadas por el coronavirus demuestra cuán dependiente es la industria tecnológica de China.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Tecnología en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Te puede interesar