Más artículos
¿Tu privacidad en el celular será la próxima víctima del coronavirus?

¿Tu privacidad en el celular será la próxima víctima del coronavirus?

¿Tu privacidad en el celular será la próxima víctima del coronavirus?
La protección de datos personales está aflojando sus reglas sobre cómo se pueden usar los registros de los usuarios durante la pandemia del coronavirus
Por Cesar Dergarabedian
23.03.2020 12.17hs Tecnología

A medida que la pandemia de coronavirus empeora en todo el mundo, salvo en China y otros países asiáticos, los organismos gubernamentales de privacidad de los países desarrollados levantan las restricciones de datos para que los funcionarios de salud sigan el brote.

Una revisión de los cambios en las políticas en todo el mundo muestra que las agencias de protección de datos están priorizando las vidas sobre la privacidad, y podría ser una señal de lo que vendrá para la Argentina.

La Asamblea de Privacidad Global, un grupo de más de 130 autoridades de protección de datos, notó los cambios en torno a la privacidad de datos provocada por la pandemia en al menos 27 países.

La organización dijo que está comprometida a garantizar que no se abuse de los datos de las personas. "Confiamos en que los requisitos de protección de datos no detendrán el intercambio crítico de información para apoyar los esfuerzos para enfrentar esta pandemia global", expresó el comité ejecutivo del PAM en un comunicado este mes.

"Los principios universales de protección de datos en todas nuestras leyes permitirán el uso de datos en interés público y aún proporcionarán las protecciones que el público espera", afirmó.

Los cambios en las directrices varían entre países, pero ha surgido una tendencia clara. En las regiones donde las condiciones son peores, los funcionarios privilegian la salud pública sobre la privacidad.

Eso llevó a algunos gobiernos a utilizar los datos de ubicación del teléfono para rastrear la propagación del coronavirus y decidir cómo poner en cuarentena a las comunidades afectadas por la Covid-19, la enfermedad respiratoria causada por el virus SARS-CoV-2.

Los teléfonos móviles son una valiosa fuente de datos para los Gobiernos en su lucha contra la pandemia.
Los teléfonos móviles son una valiosa fuente de datos para los Gobiernos en su lucha contra la pandemia.

Medidas tecnológicas ante el coronavirus

El método, utilizado en China y Corea del Sur, fue reconocido como exitoso. La Organización Mundial de la Salud discutió cómo la vigilancia de la salud pública puede proporcionar una alerta temprana de brotes y permitir políticas efectivas.

En una conferencia de prensa el 16 de marzo, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió que se necesitaban más medidas tecnológicas para rastrear el brote de coronavirus.

"No hemos visto una escalada lo suficientemente urgente en las pruebas, el aislamiento y el rastreo de contactos, que es la columna vertebral de la respuesta ante la Covid-19", sostuvo.

"No se puede combatir un incendio con los ojos vendados. Y no podemos detener esta pandemia si no sabemos quién está infectado", advirtió. Pero el seguimiento conlleva riesgos de privacidad porque los datos de ubicación pueden revelar mucha información confidencial sobre nuestras vidas.

"Con la pandemia, el gobierno, las empresas y las instituciones de investigación están luchando para responder de una manera que haga un uso óptimo de la información sobre el paradero y las condiciones de salud de las personas, al tiempo que mantiene nuestros valores democráticos y libertades civiles", dijo Omer Tene, vicepresidente internacional. Asociación de Profesionales de la Privacidad, en un comunicado.

"En contraste, en su respuesta, China podría pesar mucho en el lado de la seguridad pública, arrojando derechos individuales debajo del autobús. Para nosotros, este no es un enfoque plausible", advirtió.

Hong Kong utilizó la tecnología para combatir el coronavirus.
Hong Kong utilizó la tecnología para combatir el coronavirus.

Hong Kong: salud sobre privacidad

Hong Kong, que contuvo la propagación del virus, tiene menos de 170 casos y apenas cuatro muertes, gracias a sus medidas drásticas para rastrear y poner en cuarentena a las personas con la enfermedad.

Esas medidas incluyen el uso de datos de ubicación para rastrear el movimiento de las personas durante su cuarentena, y registrarse para asegurarse de que las personas permanezcan en el lugar si están en cuarentena.

Las autoridades obtuvieron el consentimiento de las personas en cuarentena antes de rastrearlas, según el comisionado de privacidad de Hong Kong. No está claro cómo se obtuvo ese consentimiento.

El 12 de febrero, la agencia informó que las crisis de salud estaban exentas de sus leyes de privacidad. Proteger vidas durante un brote como el coronavirus es más importante que la privacidad, afirmó.

"El derecho a la vida se refiere no solo al derecho a la vida del interesado, sino también al derecho a la vida de los demás en la sociedad", dijo la oficina del comisionado de datos de Hong Kong. "Este derecho es particularmente importante en epidemias", sostuvo.

Singapur vigila por una aplicación

Singapur tomó medidas similares: lanzó una aplicación llamada TraceTogether diseñada para crear un registro de personas expuestas a una persona potencialmente infectada.

La aplicación rastrea, identifica y mantiene un registro de aquellos que han estado a menos de dos metros el uno del otro durante al menos 30 minutos mediante el uso de la tecnología Bluetooth de un teléfono para conectarse con otros dispositivos que tienen la aplicación instalada y Bluetooth habilitado.

"El rastreo de contactos es una parte clave de nuestra estrategia aquí para limitar la propagación local, y en el proceso de rastreo de contactos, el tiempo importa", informó en una conferencia Janil Puthucheary, ministro a cargo de la Agencia de Tecnología del Gobierno de Singapur, que desarrolló la aplicación.

"Cuanto más rápido se pueda iniciar el proceso de rastreo de contactos e identificar a las personas en riesgo, más rápido podremos intervenir y publicar cuarentenas si es necesario y limitar la propagación a nivel local", sostuvo.

La aplicación es voluntaria para descargar, pero el gobierno alentó a los ciudadanos a usarla como parte de un esfuerzo de salud pública. Las autoridades aseguraron que los datos están encriptados en forma local y que el gobierno solo obtendrá datos de personas que den su consentimiento. Pero si no da su consentimiento, podría ser procesado bajo la Ley de Enfermedades Infecciosas de Singapur.

El gobierno prometió que finalizaría la aplicación una vez que la pandemia de coronavirus haya terminado, y que las personas recibirán instrucciones sobre cómo eliminar los datos almacenados en sus teléfonos.

Italia, el país con mayor cantidad de víctimas por la Covid-19, usará datos de los celulares para combatir el virus.
Italia, el país con mayor cantidad de víctimas por la Covid-19, usará datos de los celulares para combatir el virus.

Italia: virus y teléfonos

El Gobierno de Italia, el país con mayor cantidad de víctimas por la Covid-19, cambió las políticas generales, incluidas las políticas de datos, para ayudar a lidiar con la pandemia de coronavirus. La mayoría de los cambios abordan recursos para su Servicio Nacional de Salud.

Escondido bajo "otras disposiciones" en los cambios, el gobierno hizo alteraciones en la forma en que maneja los datos personales en una emergencia nacional, que Italia declaró el 31 de enero. Debido a la emergencia nacional, las restricciones en el procesamiento de datos personales fueron levantadas hasta al menos el 30 de julio.

Las restricciones elevadas facilitan el intercambio de datos, incluidos datos biométricos y de salud, con el gobierno y los trabajadores de la salud. Aún así, las nuevas disposiciones no son abiertas. Están restringidas específicamente a los datos que ayudarán a manejar la crisis de salud.

Vodafone, un importante proveedor de telefonía en Europa, informó que produce un mapa de calor agregado y anónimo para la región italiana de Lombardía, que según dijo ayudaría a los funcionarios de salud a comprender cómo se está moviendo la población.

"Puede ser cada vez más importante que los gobiernos comprendan los movimientos de las personas para contener la propagación del virus, especialmente dentro y desde y hacia áreas bajo cuarentena", informó la compañía en un comunicado.

"Siempre que sea técnicamente posible, y legalmente permitido, Vodafone estará dispuesto a ayudar a los gobiernos a desarrollar ideas basadas en grandes conjuntos de datos anónimos", detalló.

Unión Europea: protección bajo fuego

Italia es parte de la Unión Europea, que tiene su propia legislación sobre cómo se debe manejar la privacidad de los datos durante la pandemia. Por lo general, la reglamentación requiere el consentimiento para el procesamiento de datos personales, pero también permite que los funcionarios de salud pública recopilen esa información sin permiso durante las epidemias.

La Junta Europea de Protección de Datos señaló que todavía se aplican reglas adicionales a los datos de ubicación del teléfono. También dijo que los funcionarios públicos deben asegurarse de que los datos de ubicación se puedan anonimizar y recopilar de manera que no se vinculen con un individuo específico.

"Las reglas de protección de datos, como GDPR, no obstaculizan las medidas tomadas en la lucha contra la pandemia de coronavirus", recordó Andrea Jelinek, presidente de la junta.

"Sin embargo, me gustaría subrayar que, incluso en estos momentos excepcionales, el controlador de datos debe garantizar la protección de los datos personales de los interesados", afirmó.

Los países que gestionan el cumplimiento de GDPR han respondido de manera diferente al brote de coronavirus. En Alemania, el comisionado federal de protección de datos del país, Ulrich Kelber, dijo que "la salud de los ciudadanos es ahora el foco" y el objetivo es garantizar que las leyes de privacidad no obstaculicen las medidas de salud.

La comisión de protección de datos de Irlanda dijo que el brote de coronavirus presentaba "desafíos sin precedentes" y que requeriría un "enfoque regulador proporcional". También observó posibles retrasos en la respuesta a las solicitudes de GDPR durante la pandemia.

En el Reino Unido, la Oficina del Comisionado de Información dijo que tomaría en cuenta el brote de coronavirus al analizar las violaciones de privacidad de datos.

La OIC ha dicho a las organizaciones en el Reino Unido, que ya no es parte de la UE, que no las penalizaría por retrasos en la respuesta a las solicitudes de datos durante el brote.

Estados Unidos: privacidad en el ojo de la tormenta

Estados Unidos no tiene una ley federal de privacidad. Pero varios estados han aprobado sus propias leyes que regulan cómo las empresas tecnológicas pueden utilizar los datos de las personas. La pandemia de coronavirus ya ha afectado la Ley de Privacidad del Consumidor de California, que entró en vigencia el 1 de enero.

La oficina del fiscal general de California dijo que comenzaría a hacer cumplir la ley antes del 1 de julio, pero un grupo de 34 organizaciones comerciales le han pedido a la oficina que la posponga hasta el 2 de enero de 2021.

El gobierno de los Estados Unidos no tomó medidas públicas para utilizar los datos de ubicación del teléfono para rastrear la propagación del coronavirus. Pero se discutió el concepto con compañías tecnológicas que son capaces de hacerlo.

El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, aseguró que no habló con el gobierno de EE. UU. sobre el suministro de datos de ubicación. "No hay acuerdo para compartir los datos de ubicación de las personas con los gobiernos", informó Facebook en un comunicado. "No hemos recibido solicitudes de datos de ubicación del gobierno de los Estados Unidos", aseguró.

La administración Trump estuvo en conversaciones con las principales compañías tecnológicas sobre cómo puede usar sus datos para rastrear el brote de coronavirus, de manera similar a las medidas que China y Corea del Sur han tomado.

Corea del Sur: una aplicación vigilante

Corea del Sur fue un paso más allá que otros países, rastreando los teléfonos de las personas y creando un mapa disponible en la web para permitir que otros ciudadanos verifiquen si se han cruzado con algún paciente con coronavirus.

Los datos de seguimiento que se incluyen en el mapa no se limitan a datos de teléfonos móviles, registros de tarjetas de crédito e incluso entrevistas cara a cara con pacientes se están utilizando para construir un mapa retroactivo de dónde han estado.

No solo el mapa está ahí para que los ciudadanos lo revisen, sino que el gobierno de Corea del Sur lo utiliza para enviar mensajes de texto regionales de manera proactiva advirtiendo a las personas que pueden haber estado en contacto con alguien portador del virus.

El director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea, Jeong Eun-kyeong, reconoció que el sitio infringe las libertades civiles y dijo: "Es cierto que los intereses públicos tienden a enfatizarse más que los derechos humanos de las personas cuando se trata de enfermedades que puede infectar a otros".

El 3 de marzo, se envió un mensaje a millones de ciudadanos iraníes diciéndoles que instalen la aplicación, llamada AC19, antes de ir a un hospital o centro de salud. La aplicación afirmó que podía diagnosticar al usuario con coronavirus haciendo una serie de preguntas de sí o no. La aplicación ha sido eliminada de la tienda Google Play.

Israel: vía libre al espionaje

Como parte de un amplio conjunto de nuevas medidas de vigilancia aprobadas por el primer ministro Benjamin Netanyahu el 17 de marzo, la Agencia de Seguridad de Israel ya no tendrá que obtener una orden judicial para rastrear los teléfonos de las personas. La nueva ley también estipula que todos los datos recopilados deben eliminarse después de 30 días.

Netanyahu describió las nuevas medidas de seguridad como "invasivas" en un discurso dirigido a la nación. "Implementaremos medidas que solo hemos implementado anteriormente contra terroristas. Algunas de ellas serán invasivas e infringirán la privacidad de los afectados. Debemos adoptar una nueva rutina", dijo Netanyahu.

Taiwan y su cerca electrónica

Taiwan activó lo que llama una "cerca electrónica", que rastrea los datos de los teléfonos móviles y alerta a las autoridades cuando alguien que se supone que está en cuarentena abandona la casa.

"El objetivo es evitar que las personas corran y propaguen la infección", dijo Jyan Hong-wei, jefe del Departamento de Seguridad Cibernética de Taiwan. Jyan agregó que las autoridades locales y la policía deberían poder responder a cualquier persona que active una alerta en 15 minutos.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ Convertí a iProfesional en tu fuente de noticias. SEGUINOS AQUÍ
Lo más leído
Más sobre Tecnología