¿El aire acondicionado puede propagar el coronavirus?

Un estudio analiza lo que le pasó a tres familias diferentes que coincidieron para comer en un restaurante de Cantón bajo un equipo climatizador
Por iProfesional
22/04/2020 - 08,49hs
¿El aire acondicionado puede propagar el coronavirus?

Un estudio que ha captado la atención de epidemiólogos fue publicado en Emerging Infectious Diseases, la revista de los centros para el control y la prevención de enfermedades (CDC, sigla en inglés) de EEUU, una publicación entre las más fiables, cuyos documentos son revisados por otros investigadores antes de salir a la luz.

El estudio se ha llevado a cabo por un grupo de científicos chinos, algunos procedentes del CDC de Cantón, que han analizado los casos de 10 infectados con COVID-19 de tres familias diferentes que coincidieron para comer en el mismo restaurante de Cantón el 24 de enero.

El local era similar a la gran mayoría de restaurantes del país: mesas a poco menos de un metro de distancia, sin ventanas y con máquina de aire acondicionado. A una de esas mesas, se sentó el paciente A1 con otros cuatro miembros de su familia.

A cada lado, otras dos familias, la C y la B, se disponían también a comer. En total, 21 comensales de los cuales 10 acabarían infectados por coronavirus en ese mismo restaurante.

El comensal A1, confirmado como el paciente cero o índice, había regresado de Wuhan con su familia el día anterior. Horas después de comer, ese mismo 24 de enero, comenzó a mostrar los primeros síntomas de fiebre y tos.

Unos días después, otros nueve comensales de las tres familias cayeron también enfermos por el virus. Un total de 83 clientes comieron en el restaurante pero solo 10 se contagiaron, los que estaban sentados alrededor del paciente A1 y bajo el flujo de entrada y salida del aire acondicionado.

"La única fuente conocida de exposición al virus para los afectados en las familias B y C es el paciente A1. Del análisis de las posibles rutas de transmisión, hemos concluido que la causa más probable de este brote es el contagio por gotas respiratorias. Sin embargo, esta no puede ser la única explicación", señala el estudio.

Según señala la publicación, las gotas que pueden transportar el virus, de un tamaño mayor a cinco micras, permanecen en suspensión en el aire durante un corto periodo de tiempo y viajan distancias muy cortas, generalmente a menos de un metro.

Sin embargo, las gotas más pequeñas, de menos de cinco micras, liberadas al hablar y vaporizadas en el aire "pueden permanecer suspendidas más tiempo y viajar distancias más largas, de más de un metro. Hemos concluido que en este brote la transmisión por gotículas fue favorecida por el aire acondicionado. El factor clave de infección fue la dirección del flujo del aire desde la mesa C a la A y luego a la B y de vuelta a la mesa C".

Aunque los investigadores reconocen que su estudio tiene algunas limitaciones, concluyen que, en este brote, la transmisión de las gotículas fue provocada por la ventilación con el aire acondicionado.

A partir de su estudio, el factor clave para la infección fue la dirección del flujo de aire. "Es de destacar que el paciente B3 estaba sin fiebre y el 1% de los pacientes en este brote eran asintomáticos, lo que que proporciona una fuente potencial de brotes entre el público", admitieron.

Por lo que, para evitar la propagación de COVID-19 en restaurantes, recomendaron "fortalecer la vigilancia de monitores de temperatura, aumentar la distancia entre las mesas y mejorar la ventilación".