Más artículos
¿Puede la tecnología funcionar como motor de inclusión?

¿Puede la tecnología funcionar como motor de inclusión?

¿Puede la tecnología funcionar como motor de inclusión?
La inteligencia artificial siempre tendrá como base la inteligencia humana y existe un compromiso enorme para mejorar los algoritmos
Por Marlene Krieg (*)
29.06.2020 12.43hs Tecnología

La muerte de George Floyd el 25 de mayo pasado en en el vecindario de Powderhorn, en la ciudad de Mineápolis, Minesota, como resultado de su arresto por parte de cuatro policías locales, impactó al mundo y está generando un movimiento global para repensar cuán inclusivos somos como sociedad.

IBM anunció el 8 de junio que abandona el desarrollo de tecnologías de reconocimiento facial para servicios relacionados con la vigilancia y el perfilamiento racial, ya que estas pueden violar los derechos y libertades de las personas.

Si bien el anuncio se hizo en el contexto de tecnologías de reconocimiento facial 1 a N, es decir mediante el uso de una cámara para vigilar a la población, lo cierto es que la biometría al igual que muchas otras tecnologías se basan en algoritmos de inteligencia artificial (IA) que únicamente son tan buenos como la persona o personas que entrenan dichos algoritmos.

De esta manera, la inmensa mayoría de las tecnologías de IA disponibles en el mercado tienen una gran precisión a la hora de identificar a varones de raza caucásica, pero muestran un peor desempeño a la hora de identificar a otras razas.

Abandonar una tecnología puede ser un camino, pero los avances de la tecnología son imparables y más que dar la espalda a los problemas tecnológicos hay que enfrentarlos.

Resulta muy importante construir tecnologías inclusivas, por lo que el papel de las empresas latinoamericanas dedicadas a la biometría debe ser el desarrollo de algoritmos que reflejan la gran diversidad de este maravilloso continente.

América latina es una amalgama de distintos pueblos originarios y olas de inmigración tan diversas como el tráfico de los esclavos de los siglos XV hasta la gran inmigración europea posterior a las guerras mundiales y esa diversidad debe estar reflejada en la tecnología.

La inteligencia artificial siempre tendrá como base la inteligencia humana y tenemos un compromiso enorme para mejorar los algoritmos de reconocimiento de todos los latinoamericanos.

Marlene Krieg:
Marlene Krieg: "Abandonar una tecnología puede ser un camino, pero los avances de la tecnología son imparables".

La evolución tecnológica nos impulsa a mejorar nuestros algoritmos, a perfeccionarlos y que respondan sin distinción de raza o género para ser algoritmos inclusivos y que todos nuestros clientes puedan ser partícipes de esta revolución de la inteligencia artificial.

(*) Country manager de TOC Biometrics para la Argentina y Uruguay.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ Convertí a iProfesional en tu fuente de noticias. SEGUINOS AQUÍ
Lo más leído
Más sobre Tecnología