09.12.2021
DÓLAR
100.25 / 106.25 0.00%
BLUE
195.00 / 198.00 0.00%

Atraso tecnológico: una actividad clave tiene menos del 5% con dinámica digital

Atraso tecnológico: una actividad clave tiene menos del 5% con dinámica digital
Se trata de un sector que sigue funcionando como si no existieran ni celulares ni computadoras. El contexto de la pandemia está acelerando un cambio
Por Cesar Dergarabedian
20.07.2020 09.22hs Tecnología

"Hoy en día, menos del 5% de los fletes tiene algún grado de dinámica digital. El otro 95% sigue funcionando como si no existieran ni celulares ni computadoras. Eso va a cambiar y el contexto de la pandemia está acelerando ese proceso", aseguró ante iProfesional Armando Morón, director general ejecutivo y cofundador de la empresa T-Cargo.

Morón analiza en la siguiente entrevista de iProfesional los impactos de la pandemia del coronavirus y las medidas de confinamiento social para evitar su propagación, en el sector de la logística apalancada por las tecnologías de la información y la comunicación.

-Desde que rige el aislamiento por la pandemia del coronavirus, el 20 de marzo, hasta ahora, ¿cómo impactó esta medida en su empresa?

-Si bien la medida generó retrasos en el proceso de cargas, tuvimos demanda sostenida y en crecimiento de los sectores denominados esenciales. La posibilidad de coordinar los tiempos y el seguimiento de cargas que provee nuestra plataforma incrementó el volumen de trabajo.

-¿Qué medidas adoptaron? ¿Despidieron a empleados? ¿Se sumaron al ATP?

-Nuestra empresa está en pleno proceso de crecimiento, en todos los sentidos. No resultó necesario acudir a la ayuda estatal. No hemos abierto capital de la empresa y los socios siguen fondeándola en forma normal.

Nuestro plan de expansión binacional sigue en marcha y hasta fin de año prevemos duplicar nuestros equipos. Nuestra empresa fue proactiva en generar vínculos y comunicación entre las partes y eso aceleró el proceso de acercamiento a un modelo digital de gestión de operaciones.

Creo que el impacto más importante vino del lado de las acciones solidarias que emprendimos. Creamos el programa #másqueunviaje y nos acercamos a los sectores que estaban en el frente de la contención de la pandemia. Dentro de ese programa, cientos de transportistas se dispusieron a trabajar en forma desinteresada.

-¿Cómo cerraron el primer semestre del año?

-Todavía estamos en la fase de génesis. El 52% de los fondos son inversiones para todo el año, que están destinadas a cuestiones estructurales, refactoring de la plataforma y cambio de tecnología a Java.

El proceso de inversión lo estamos haciendo en forma local con una empresa líder de innovación como Quinto Impacto. El 48% restante costea las operaciones y acciones tácticas de performance para continuar incorporando transportistas y dadores de carga, además de desarrollar alianzas e incrementar nuestros equipos comerciales.

-¿Cómo cambió el mercado donde opera su empresa en la Argentina desde que rige el aislamiento por la pandemia del coronavirus, el 20 de marzo, hasta ahora?

-El mercado ha recibido el impacto de la caída de la economía en general. Los datos del sector indican una caída del 40% en el volumen de cargas. Sin embargo, hay sectores que están en expansión.

Los protocolos sobre el cuidado de contagios en algunos casos son muy estrictos, lo que genera dificultades y demoras en las operaciones. Las restricciones de algunas provincias han dificultado el tránsito de camiones y esas demoras han ido en contra de la eficiencia, poniendo en riesgo a los conductores y elevando su nivel de estrés y cansancio.

La solidaridad de mucha gente es el gran aspecto a destacar. La crisis nos hizo ganar en empatía y entender lo que vive cada uno de los actores del sistema. Aparecieron acciones que nos llenaron de emoción: personas en los pueblos que esperaban el paso de los camioneros con un plato de comida caliente, llegando en algunos casos a ofrecer los sanitarios de sus viviendas particulares.

Ello demuestra la importancia del transporte, percibida por las familias. La otra dimensión del cambio fue el acercamiento al uso de las tecnologías, que aceleró el proceso de transformación digital y, dentro de ello, de los modelos colaborativos.

En el sector transporte de cargas, nos sentimos iniciadores y, de ese modo, creamos para los transportistas un canal con el propósito de que mejoren su sustentabilidad, obteniendo cargas justas y fluidas. Para los dadores de carga, resolvemos de forma competitiva y ontime sus necesidades logísticas.

Predominio camionero en la logística

-¿Qué consecuencias en el corto y en el mediano plazo generarán la pandemia y las medidas preventivas, en su empresa y en el mercado donde opera en la Argentina?

-La nueva modalidad de trabajo no nos afectó mucho. Ya veníamos trabajando en un régimen mixto: inOffice, homeOffice. Las consecuencias para la sociedad y la economía como un todo van a ser importantes.

Creemos que nada será como antes. Estamos preparados para ser parte de la solución a la problemática del transporte de cargas en el nuevo contexto, el que resulta favorable para el modelo de T-Cargo, porque valora la colaboración, la innovación y la transformación digital. También vemos que se va a incrementar la importancia de la logística, con énfasis en el sector industrial y el comercio exterior.

Debemos tener presente que, en la Argentina, el 91% de las cargas se transporta vía terrestre por camiones, y detectamos que en toda América latina el comportamiento es similar.

Serán tiempos duros, pero el volumen de fletes que empieza a resolverse en marketplaces como T-Cargo continuará incrementándose. El sacudón en la economía será importante, pero en ese contexto vemos el surgimiento de lo digital, las redes, la conexión interactiva.

Está demostrado que la crisis no pega a todos por igual, que la transformación digital puede resultar en aceleración del crecimiento. Nosotros apostamos a eso. Hoy en día, menos del 5% de los fletes tiene algún grado de dinámica digital. El otro 95% sigue funcionando como si no existieran ni celulares ni computadoras. Eso va a cambiar y el contexto de la pandemia está acelerando ese proceso.

-¿Cómo evalúa la respuesta gubernamental en sus diferentes niveles (Nación, provincias, municipios) ante las consecuencias de la pandemia y el aislamiento, en el mercado donde opera su empresa?

-La respuesta en todos los niveles ha sido organizada, preservando la vida. El sector ha respondido con altura. Está poniendo el hombro y cumpliendo su rol. La sociedad está haciendo su parte dentro de un marco complejo.

Vemos muy claras las diferencias con otros países. Somos un emprendimiento creado en Cuyo, y que se está desplegando a ambos lados de la cordillera. En nuestra región, el país está funcionando con la nueva realidad.

Estamos en movimiento, con protocolos claros. El problema más grande lo tenemos en el gran conglomerado del AMBA, que es una zona de última milla, de mercados de consumo, pero también de radicación de industrias que proveen al interior del país, y en ese punto tenemos dificultades para operar. En el resto del país, la mayoría de los fletes que operan en T-Cargo no están en general en los conglomerados urbanos.

-En el marco de la pandemia y el aislamiento, ¿qué medidas gubernamentales considera que hacen falta en el corto y en el mediano plazo?

-Tanto en el gobierno como en las empresas, lo interesante es aprovechar el momento para pensar, planificar con orden el reinicio de las actividades, buscando mejorar la eficiencia y el desarrollo.

La logística es un factor crítico en ese proceso. Somos parte de una sociedad que debe estar abierta al debate, a aplicar creatividad y lograr retornar mejores de esta crisis, aprovechando las oportunidades. Se viene un mundo nuevo, que va a demandar nuestros productos. Se requiere más y mejor actividad.

T-Cargo es parte de la solución y aporta la eficiencia necesaria a partir de la colaboración entre los sectores que involucra. Estamos haciendo también un aporte crucial, en esa optimización, para la reducción de la huella de carbono.

Antes de la pandemia, según un estudio del BID, el 54% de los viajes de fletes retornaban vacíos a origen. En el retorno de esta crisis, tendríamos que aprovechar mucho mejor nuestro sistema e infraestructura.

Armando Morón:
Armando Morón: "El sacudón en la economía será importante, pero en ese contexto vemos el surgimiento de lo digital, las redes, la conexión interactiva."

Perfiles

T-Cargo es una herramienta ideada para cumplir un propósito y lograr hacer un aporte relevante a la transformación del sector transporte de cargas. Cuenta con socios locales provenientes del sector de insumos para la industria vitivinícola, quienes acompañan en la toma de decisiones relevantes.

CEO y cofundador de T-Cargo, Armando Morón es especialista en finanzas corporativas, directivo y consultor de empresas de consumo masivo y de servicios, profesor de postgrado y de grado en materias de su especialidad.

Temas relacionados