Murió un niño de 8 años cuando intentaba enchufar un cargador de teléfono móvil

Murió un niño de 8 años cuando intentaba enchufar un cargador de teléfono móvil
La víctima intentó conectar el dispositivo para recargar la batería del celular a un tomacorriente múltiple, y recibió la descarga eléctrica
Por iProfesional
21.07.2020 07.50hs Tecnología

Un niño de 8 años falleció cuando intentaba enchufar un cargador de teléfono móvil. El accidente ocurrió en la ciudad entrerriana de Concordia. En la vivienda de su familia, la víctima fallció al recibir una descarga, según informó Comisaría Cuarta de la Policía entrerriana en esa ciudad.

La vivienda del accidente está en la calle Alvear al 2000, donde a la una de la madrugada del lunes, el niño intentó conectar a un tomacorriente múltiple, y recibió la descarga eléctrica.

El niño recibió los primeros auxilios por parte de los parientes y después fue trasladado al hospital Masvernat, donde se determinó su fallecimiento por un paro cardiorespiratorio por la descarga eléctrica.

¿Por qué un celular puede explotar y cómo prevenirlo?

Ya son varios los casos de personas que se han dormido con su celular al lado y se han despertado con el dispositivo en llamas o a partir de su explosión. Si bien son casos aislados, lo cierto es que en el mundo hay miles de millones de hombres y mujeres que tienen ese hábito y que, además, pasan el día con su teléfono celular en sus manos, en la cartera o el bolsillo. Cualquier celular puede explotar, dado que todos trabajan con una batería recargable. Actualmente, las baterías que más se utilizan son las de iones de litio, un material muy eficiente para ese objetivo. Y muy inflamable también. Son varios los motivos que pueden llevar a una batería de estas características a una explosión o, eventualmente, a un pequeño incendio.

Golpes

Golpear la batería con fuerza puede provocar un cortocircuito en el dispositivo. Esto significa que, eventualmente y con el golpe justo, cualquier celular estallaría. Si se piensa en que a la mayoría de las personas el celular se les cae con cierta frecuencia -sobre todo por el uso intensivo que se les da-, cualquiera podría sufrir este accidente en cualquier momento.

Ciclos de carga

Los ciclos de carga son un elemento a considerar al momento de entender por qué un dispositivo podría llegar a una explosión. Cuando son inconsistentes, facilitan la formación de dendritas, que son filamentos que pueden extenderse a lo largo de la pila y dañar su composición.

Temperatura

Otro elemento clave. Se debe tener en cuenta que las baterías se vuelven inestables cuando superan los 50 grados centígrados, algo que puede suceder con más facilidad de la que se cree. La mayoría de las personas hoy en día usa en forma excesiva sus celulares, lo cual de por sí puede provocar un aumento de la temperatura. Si, además, se lo lleva a la playa, por ejemplo, o se lo utiliza en cualquier situación que favorezca ese aumento de temperatura, la explosión se hace cada vez más probable. Por eso, si el teléfono empieza a sobrecalentarse, lo más recomendable es dejarlo descansar en ese momento y esperar a que vuelva a su estado normal.

Dejar el celular al sol puede recalentarlo de manera perjudicial
Dejar el celular al sol puede recalentarlo de manera perjudicial

Para evitar esta situación también se aconseja desconectar el dispositivo cuando haya alcanzado la carga completa. Asimismo, hay apps que miden la temperatura a la que se encuentra el dispositivo y, sobre todo, la batería. Esto permitirá conocer la información precisa para prevenir cualquier accidente que pueda ocasionar esta variable.

La cantidad de funciones en uso

Tener muchas aplicaciones abiertas es una variable que puede sobrecalentar el celular, precisamente porque se lo exige demasiado. Cerrar las apps que no se están utilizando es una acción recomendable, dado que no solo optimiza el uso de la batería, sino que además previene accidentes.Lo mismo sucede con la cantidad de funciones del teléfono que se están usando -datos, wifi, bluetooth, ubicación, NFL, entre otros-. Por los mismos motivos un consejo útil es apagar dichas funciones cuando no se están utilizando o no son estrictamente necesarias.

Variaciones de tensión

Aunque es una variable difícil de controlar, las descargas eléctricas pueden provocar que el celular explote, al igual que pasa con cualquier otro dispositivo o electrodoméstico que se encuentre conectado a la corriente eléctrica. La única forma de prevenir un accidente por esta causa es tener en el hogar un estabilizador de corriente o, en su defecto, un disyuntor, que corte la energía cuando nota alguna irregularidad. No obstante, para aquellos que no posean ninguna de las dos herramientas mencionadas, desconectar el celular cuando se corta la luz puede ser útil, dado que evita que el aparato reciba la corriente cuando vuelve, que muchas veces es demasiado alta.

Ventilación

Aunque probablemente la mayoría de las personas ya lo sepa, es de suma importancia que el celular reciba aire cuando se está cargando, precisamente porque previene el aumento de temperatura. Cargarlo dentro de una mochila, o debajo de la almohada mientras se está durmiendo, o dentro de un placard con las puertas cerradas, puede ser causa de una explosión.

El cargador que se usa

Los cargadores genéricos, de marcas no reconocidas, no siempre tienen las características del original. Cuando se dice que dañan la batería es absolutamente cierto, dado que no tienen las aptitudes para regular la tensión y la energía tal como cada dispositivo lo necesita. Allí radica la importancia de utilizar siempre los accesorios originales.

El cargador original no es chiste, hay que usarlo siempre
El cargador original no es chiste, hay que usarlo siempre

Es importante tener en cuenta que hay muchos dispositivos que salen a la venta con errores de fabricación que los predisponen a este tipo de incidentes. En caso de que eso suceda, el celular explotará eventualmente, dado que el problema está desde el momento en que salió de fabricación, y no en el uso que le dé la persona que lo tiene.La periodista de tecnología Irina Sternik tomó como referencia uno de los casos que sucedió recientemente y abrió un hilo de Twitter donde explica con detalles cuáles son los motivos por los que un celular podría explotar. Allí aclara, además, que en cada caso particular es posible saber la causa de la falla a partir del análisis del dispositivo. "No se sabe y, cuál caja negra, hay que analizar lo que quedó del celular. Es muy importante que sepamos el resultado porque hay 34 millones de dispositivos en el país. Y solemos dormir con ellos. Primer error", afirmó Sternik.

La periodista escribió también una serie de pautas a considerar para saber cuál es el estado del celular en ciertos momentos. "Cada teléfono posee su propia información de batería aunque varía según el modelo. Allí podremos ver el voltaje mientras la unidad está sin carga y cuando está siendo cargada. No debería superar los 4.2 / 4.3 voltios", explicó a través de Lado B, su blog donde escribe noticias del campo de la tecnología."El teléfono carga más lento si lo conectamos a un conector USB de la computadora, que ofrece como máximo 500 miliamperios (mA) por puerto. Un cargador de corriente alterna proporciona entre 0.5 amperios hasta más de 2, dependiendo de su capacidad, del cable, etc", indicó.

¿Cómo saber el estado del celular, entonces?

La "salud" del celular se puede conocer a través de una app que se conoce como Ampere. "Ofrece datos sobre los parámetros como el estado de la batería, la salud, la temperatura, el voltaje de carga y la intensidad de la corriente que suministra el medio usado para cargarla", explicó la periodista de tecnología. ¿Cómo se utiliza? Para que mida los datos adecuadamente es necesario abrirla cuando el dispositivo esté conectado a la fuente de carga. Allí aparecerán en la pantalla todos los datos del celular al momento que se encuentra cargando y el usuario podrá saber si se encuentra en estado de normalidad o hay algún valor alterado.

Temas relacionados