¿Querés mejorar tu notebook?: conocé los beneficios de usar un disco SSD

¿Querés mejorar tu notebook?: conocé los beneficios de usar un disco SSD
Reemplazamos un disco duro convencional por un SSD del fabricante Kingston. Qué ganancias en performance ofrece y cuánto cuesta
Por Adrián Mansilla
20.05.2021 15.16hs Tecnología

El tener que trabajar o estudiar en casa con más frecuencia hace que los usuarios hoy pongan atención en el desempeño de sus computadoras.

Mientras muchos optan por adquirir un notebook nueva, otros tantos buscan mejorar el equipo que tienen, para así ganar agilidad y facilitar la productividad.

El hecho es que incluso laptops con algunos años de edad pueden actualizarse si es que funcionan correctamente. Y un recambio que brinda una mejora sustancial en el desempeño es reemplazar el disco rígido por uno SSD de nueva tecnología. En esta opción nos enfocaremos en los párrafos siguientes.

Otros upgrades posibles en una portátil son: agregar memoria RAM –fácil de realizar- y reemplazar el microprocesador –costoso, sólo viable en algunos modelos y requiere la intervención de un técnico–.

Almacenamiento más veloz

La velocidad de la unidad de almacenamiento a la hora de leer y escribir datos es decisiva para que una computadora se sienta ágil. De eso depende que las aplicaciones inicien sin demoras y los archivos se abran y copien rápidamente.

En este sentido, normalmente, los discos duros tradicionales de las notebooks no son capaces de ofrecer un gran rendimiento.

La solución a esta cuestión se encuentra en las unidades de estado sólido SSD (Solid State Drive), que son enormemente más rápidas que los discos electromecánicos (HDD, Hard Disk Drive), requieren menos energía y no generan sonido alguno.

"Los beneficios de cambiar el disco rígido mecánico por un SSD son básicamente tres, el primero y más importante es el cambio de performance, la velocidad al iniciar Windows, al cargar las aplicaciones. el equipo se siente más ágil de manera inmediata. El segundo es la robustez, la resistencia mecánica que tiene a golpes, vibraciones, etc. El SSD hace que uno no tenga que preocuparse al mover, sacudir el laptop", explica a iProfesional José Luis Fernández, Gerente de Tecnología del fabricante Kingston.

Y agrega un dato crucial: "El tercer beneficio es el ahorro de energía. El SSD consume hasta 10 veces menos que un disco mecánico, por lo cual al usarlo en modo batería se pueden llegar a ganar 30/45 minutos más de autonomía" . 

La clave de los discos SSD es que están basados celdas de memoria flash (tecnología similar a la del almacenamiento de los celulares) y, así, no tienen partes móviles.

Para darse una rápida idea: los mejores discos HDD para notebooks hoy pueden leer datos a una velocidad de hasta 140 MB/s (megabytes por segundo). En contrapartida, en el mismo puerto se puede acomodar un SSD capaz de superar fácilmente los 500 MB/s. Esta diferencia es impresionante y se siente en el uso cotidiano.

Además, las laptops más recientes integran un puerto llamado M.2 NVMe para SSDs cuyas velocidades están por encima de los 3.000 MB/s.

El sistema operativo y todos los datos del HDD de una notebook se pueden
El sistema operativo y todos los datos del HDD de una notebook se pueden "clonar" en un veloz SSD.

A mejorar la notebook

Tenemos a mano una vieja laptop con procesador Core i5, 4 GB de memoria RAM y un disco duro de 500 GB. Decidimos darle nuevos bríos mediante el reemplazo del almacenamiento por uno de última generación.

Para la actualización utilizamos un SSD Kingston A400 de 480 GB en formato SATA, que promete velocidad de lectura de hasta 500 MB/s y de escritura de 450 MB/s. Viene con tres años de garantía y se puede conseguir en Argentina por alrededor de $7.889.

Este modelo de la marca Kingston también está disponible en factor de forma M.2 y en capacidades de hasta 1,92 TB.

Más ventajas: el SSD A400 de Kingston pesa sólo 35 gramos, frente a los 99 del disco tradicional de notebook.
Más ventajas: el SSD A400 de Kingston pesa sólo 35 gramos, frente a los 99 del disco tradicional de notebook.

Todo más rápido

Instalar el SSD A400 inmediatamente revitalizó a la vieja computadora. Esto se notó ya desde el arranque de Windows.

El disco duro original tardaba 1 minuto y 17 segundos para presentar el escritorio listo para usar. Con el SSD, este tiempo se redujo a sólo 24 segundos.

Otras comparaciones en el tiempo de arranque de aplicaciones, que realizamos con cronómetro y el software de métricas PCMark:

  • Photoshop: 16,2 segundos en el HDD versus 6,19 s en el SSD.
  • Chrome: 4,19 s en el HDD versus 2,45 SSD.
  • Writer (editor de textos): 26,8 s versus 3,9 s.
  • GIMP (editor de imágenes): 15 s versus 5,4 s.

"Mientras más exigente la tarea, más se va a notar el impacto del SSD, dependiendo un poco del tipo de aplicación y dónde ponga la exigencia cada tarea. En suites de Adobe y similares, cuando se editan archivos pesados los tiempos se pueden llegar a bajar hasta cinco/diez veces, depende de qué tan pesada sea la tarea", destaca Fernández.

"En esos casos/escenarios de uso profesional conviene comprar el SSD más caro y más rápido que puedas conseguir, el de más alta gama posible, ya que es el que más tiempo de espera me va a hacer ahorrar y más va a aumentar la productividad de la tarea", aconseja el especialista de Kinsgton. 

Velocidad de lectura y escritura

También utilizamos el ligero software CrystalDiskMark para comparar el desempeño de las unidades de almacenamiento.

El disco original de la notebook es capaz de leer volúmenes grandes de datos a una velocidad de 80 MB/s y escribir a 79,27 MB/s. El A400 lo supera de forma notable, con una velocidad de lectura de 252 MB/s y una escritura de 228 MB/s. En otras palabras, el rendimiento del SSD triplica al del HDD. Además, hay que notar que aquí la velocidad del puerto SATA II de la computadora limita el resultado del SSD.

De hecho, en un equipo de escritorio más actual, con SATA III, la tasa de transferencia de datos del SSD A400 llega a los 560 MB/s en lectura y a los 520 MB/s en escritura (incluso mejor que lo especificado por el fabricante).

Por otra parte, volviendo a la notebook, al leer archivos pequeños y de manera aleatoria, el disco rígido se derrumba a 0,82 MB/s, mientras que el SSD de Kingston marca 188 MB/s. Una diferencia abismal que hace, en el uso cotidiano, una portátil con SSD se sienta siempre con mejor respuesta.

El A400 despliega toda su velocidad al utilizarlo en una PC de escritorio o laptop moderna.
El A400 despliega toda su velocidad al utilizarlo en una PC de escritorio o laptop moderna.

Conclusiones

Contar con un SSD, ya sea en una PC de escritorio como en una notebook, puede ofrecer enormes beneficios en términos de desempeño y rapidez general del equipo.

Los tiempos que demoran el arranque de aplicaciones, la apertura de documentos o la copia de archivos se reducen notablemente. Por esa razón, un SSD es una alternativa muy interesante para mejorar una computadora que se tenga en uso o para exigir a la hora de comprar una nueva.

En cuanto al Kingston A400, mostró ser una unidad muy rápida y de gran compatibilidad, que puede utilizarse en una gran variedad de sistemas, tanto portátiles como desktop. Además, su precio es competitivo y la garantía de 3 años que ofrece la marca resulta un plus a considerar.

Temas relacionados
Tecnología en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído