¿Llega el momento del trabajo híbrido en las empresas?: este experto da su veredicto

¿Llega el momento del trabajo híbrido en las empresas?: este experto da su veredicto
Las compañías deben entregar una experiencia unificada, cuándo las condiciones de infraestructura cambian según la locación del empleado
Por Cesar Dergarabedian
01.08.2021 08.25hs Tecnología

En la medida que aumenta la población con dos dosis de las vacunas contra el coronavirus, también crecen las expectativas de que el modelo de trabajo híbrido comience a ser una realidad en las empresas y en el Estado.

En la Argentina, según un estudio realizado por la empresa informática Citrix a comienzos de año, un 66% de los trabajadores encuestados expresó que le gustaría tener un modelo híbrido en el que pueda optar cada día por trabajar a distancia o en la oficina.

Sin embargo, la modalidad de trabajo híbrido también trae consigo algunos desafíos. Uno de ellos es el siguiente: ¿Qué sucede cuando hay más de una persona que trabaja desde una misma casa, conectados a una red doméstica? De igual forma, ¿qué pasa en términos de seguridad cuando el dispositivo que usan los empleados para trabajar no es corporativo, sino que es un equipo personal propio o de la persona con la que conviven?

En ambos ejemplos aparece una de las principales cuestiones a considerar en la medida en la que establecemos un modelo híbrido: cómo entregar una experiencia unificada, cuándo las condiciones de infraestructura cambian según la locación del empleado.

Hugo Giampietri, gerente principal de cuentas corporativas en Citrix, analiza en la siguiente entrevista de iProfesional las perspectivas del trabajo híbrido en la postpandemia en la Argentina.

-Durante la pandemia, ¿qué tecnologías produjeron el mayor beneficio humano (vinculación, creatividad, lluvia de ideas, resolución de problemas)?

-La pandemia nos obligó a revisar la manera en la que trabajábamos, y nos impulsó a evolucionar en el modelo laboral, hacia uno más flexible, centrado en las necesidades del colaborador y que apunta al equilibrio entre la vida personal y profesional.

Esta transformación fue el puntapié para que las compañías se comenzaran a dar cuenta de que se beneficiaban de las nuevas tecnologías como la nube y la flexibilidad que con ella conlleva, la virtualización para el acceso remoto a sus escritorios y aplicaciones y la implementación de espacios de trabajo con inteligencia.

Con respecto a este último, han adoptado este nuevo modelo de trabajo híbrido, que comprende a su vez los comportamientos y necesidades de los colaboradores, y los ayuda a mejorar la productividad y organizar mejor sus tareas, incluyendo la automatización, para que pueda acceder a una buena experiencia de usuario y segura.

Un reporte global para Citrix, Work 2035, revela que un 77% de líderes de negocios consideran que la inteligencia artificial (IA) acelerará sus procesos de decisión y los hará más productivos en el futuro y un 90% por ciento cree que para el 2035 esta tecnología será el driver central para el crecimiento de su organización.

Utilizando inteligencia artificial y "machine learning" (aprendizaje automático) las compañías tienen la capacidad de comprender cómo trabaja cada empleado, conocer sus inquietudes para guiarlos manera virtual e inteligente a las aplicaciones, datos y herramientas que utilizan a diario.

Este tipo de inversiones aportará agilidad, flexibilidad y escalabilidad para responder a las necesidades de las empresas hoy en día, pero también mirando hacia el futuro de la fuerza laboral.

El trabajo remoto creció de manera forzada por la pandemia.
El trabajo remoto creció de manera forzada por la pandemia.

Tiempo de deconstrucción laboral

-¿Qué hemos aprendido en el trabajo remoto que se pueda adaptar a las relaciones a larga distancia como la participación del cliente, las ventas y el reclutamiento?

-Durante el último año y medio, se ha ido deconstruyendo un modelo laboral centrado en el edificio corporativo y ya no asociamos más el concepto de "trabajar" con ir a un lugar. Hoy en día, se rompió ese paradigma para entenderlo como las tareas que realizamos a través de herramientas y espacios de trabajo que permiten flexibilidad.

Esto mismo podemos verlo replicado en las tareas de reclutamiento, ventas y contacto directo con el cliente. Vemos como las tiendas de venta online han ido aumentando, incluso también los equipos de recursos humanos han adoptado nuevas soluciones para poder realizar los procesos de reclutamiento a distancia.

Según nuestro estudio One Year on Latam Survey, el 52% de los colaboradores a nivel local se sintió respaldado por su departamento de recursos humanos. En tiempos donde es importante hacer prevalecer el distanciamiento social, las nuevas herramientas digitales son pensadas para construir relaciones a largo plazo basadas en la confianza, entendiendo las necesidades de la otra parte para poder aportar valor.

-¿Cómo puede la dirección aumentar la retroalimentación de forma remota a través de la tecnología?

-Para buscar un modelo de trabajo que le sea funcional al colaborador y al negocio, la dirección debe comprender las necesidades que cada puesto y cada persona tiene en la nueva oficina virtual, cómo se desenvuelven actualmente en su puesto y a su vez cómo se sienten para hacer posible este cambio.

One Year on Latam Survey arrojó un insight muy interesante: el 65% de los trabajadores de oficina en Argentina se sintieron apoyados por su gerente para equilibrar la vida laboral y familiar durante la pandemia. Esto es posible gracias al trabajo en conjunto que el equipo de tecnologías de la información (TI) y recursos humanos hacen a diario.

En este sentido, los encuentros 1:1 frecuentes con sus managers son posibles virtualmente hoy, y son necesarios no sólo para revisar performance de cada colaborador en cuestiones laborales, sino también establecer espacios de relacionamiento y distención de equipo.

Hugo Giampetri:
Hugo Giampetri: "Uno de los principales desafíos está en la entrega de un espacio de trabajo digital". 

Estrategias gerenciales para un nuevo tiempo

-¿Cómo puede la gerencia, a través de la tecnología, prevenir el surgimiento de una cultura de dos niveles, uno en la oficina y otro remoto, que limitan las oportunidades de asignación de opciones, desarrollo de habilidades y avance?

-En ese caso, habría que trabajar en dos estrategias que respondan a una misma cultura basada en la flexibilidad, entendiendo que las necesidades en cada caso pueden variar. En ambos casos, lo más importante es acercarles a los colaboradores herramientas que los empodere para realizar su trabajo desde donde sea, sin afectar su experiencia laboral.

Si algo hemos aprendido en el último año, es que el trabajo remoto y presencial no tienen por qué ofrecer diferencias de cara a los colaboradores, sino que las compañías deben trabajar para asegurarse de que su cultura aporta flexibilidad y democratiza oportunidades para todo el staff.

Para esto, es vital el trabajo en conjunto entre recursos humanos y TI para establecer pautas claras que reflejen esa misma idea de cultura flexible, y que acompañen a los empleados en su experiencia de trabajo.

Desde Citrix creemos necesario buscar un espacio de trabajo universal para potenciar la inclusividad entre todos los empleados, donde las compañías tienen la posibilidad de reducir esa brecha digital que puede generar el trabajo híbrido, que brinde un entorno común y transparente en donde los equipos puedan definir y alinear proyectos, acceder a los archivos que necesitan desde cualquier lugar para trabajar en ello.

-En las empresas que se desempeñan en sectores donde el talento es escaso, los trabajadores tienen el poder ahora mismo. ¿Qué rol juega la tecnología para que las empresas se adapten con éxito a las demandas de sus trabajadores y no los pierdan en manos de la competencia?

-Nuestro estudio también revela que en la Argentina el 83% de los colaboradores preferiría trabajar a distancia, al menos una parte del tiempo, y que un 65% cree que luego de la pandemia las oficinas se usarán en estilo híbrido para actividades específicas, como ejercicios de colaboración e integración de equipos.

La tecnología permite aportar flexibilidad para otorgarles a los colaboradores la libertad de decisión sobre desde dónde trabajar. En este sentido, es necesario apostar por espacios de trabajo remotos y soluciones que los guían para que su experiencia sea lo mejor posible y les permita mantener la información segura.

¿Cuáles son los desafíos tecnológicos y de seguridad de la modalidad de trabajo híbrido?

La inversión en tecnología y ciberseguridad es un elemento crucial a la hora de pensar en implementar un modelo de trabajo híbrido exitoso. Desde el punto de vista tecnológico, uno de los principales desafíos está en la entrega de un espacio de trabajo digital, que aporte la misma experiencia dentro y fuera de la oficina, sumado a la capacidad de conectividad de las personas en sus casas.

Por parte de la ciberseguridad, es importante tener en cuenta que la superficie de vulnerabilidad que existe hoy en día es mucho mayor a la que podíamos pensar en 2019, por ejemplo.

Ya en 2020 comprendieron las empresas que sostener un enfoque de seguridad a distancia era imposible, y gran parte de las compañías ha realizado o se encuentra realizando una reestructuración de su estrategia de seguridad.

De hecho, un estudio de Citrix en 2020 a encargados de TI en la Argentina revela que casi 7 de cada 10 comentaron haber visto un aumento en las consultas relacionadas con la seguridad como resultado del trabajo en casa (69%), y el 67% reportó estar preocupado por la seguridad de la información como resultado de que los empleados trabajen desde casa.

Los empleados representan el punto de acceso perfecto para los vectores de ataque, es por eso por lo que es importante pensar en un enfoque de seguridad que contemple las necesidades y comportamientos de los usuarios dentro de su estructura. Es por eso por lo que es imperativo pensar en soluciones que protejan en su totalidad al espacio de trabajo digital del colaborador.

Desde Citrix, entendemos las necesidades actuales de la fuerza laboral, por eso pensamos en soluciones basadas en dos enfoques de seguridad que llamamos Zero Trust y SASE.

Se trata de dos arquitecturas complementarias que desde Citrix impulsamos para pensar en la seguridad de manera integral, manteniendo la información protegida, sin afectar la experiencia del colaborador.

-¿Quién debe iniciar el cambio hacia el trabajo híbrido en una organización? ¿El área de recursos humanos o el director ejecutivo?

-El cambio hacia el trabajo híbrido en una organización es una decisión que debe tomarse en conjunto entre el área de recursos humanos, el director ejecutivo y el departamento de TI. De esta manera, se podrán plantear etapas y expectativas claras, entendiendo qué se necesita para hacerlo realidad, y de qué manera esto impacta en la cultura de la empresa.

-¿Qué nuevas formas habilitará la tecnología para medir y gestionar el rendimiento?

-Uno de los principales cambios del trabajo híbrido es que aporta flexibilidad, y empodera a los empleados a través de la tecnología para que puedan elegir la manera en la que trabajan.

A la hora de pensar en medir el rendimiento, uno de los principales cambios que estamos viendo es que las empresas cada vez más se inclinan hacia una cultura de trabajo por objetivos, en donde se evalúa a un colaborador por su performance frente a determinada meta, en lugar de un tipo de trabajo tradicional basado en horas.

Más allá de este cambio, la tecnología permite incluir nuevas herramientas de gestión a sus espacios de trabajos digitales, para poder mantener un seguimiento de los objetivos del negocio.

-¿Qué efecto tendrá el trabajo híbrido en la diversidad, la equidad, la inclusión y la pertenencia? ¿Qué rol juega la tecnología al respecto?

-El trabajo híbrido tendrá un impacto positivo en la diversidad, equidad, inclusión y pertenencia. De hecho, esta modalidad permite abrir las puertas al mundo laboral a personas que no podían acceder a un modelo de trabajo más tradicional.

Uno de estos ejemplos podría ser el de padres que deciden dejar de trabajar para estar más tiempo con sus niños, pero no es el único. En Argentina muchas compañías centran su operación en la capital del país, dificultando el acceso a más talentos en todo el país.

La tecnología permite adoptar un modelo de trabajo flexible en el que los colaboradores que viven en otra ciudad puedan desempeñar sus actividades de manera remota. De hecho, según un estudio que realizamos en febrero a argentinos, el 67% consideraría mudarse a otra ciudad si pudiera seguir desempeñando su trabajo al mismo nivel sin desplazarse a un lugar de trabajo.

La tecnología llegó para democratizar el talento, y acercar oportunidades de trabajo que enriquezcan a la compañía y al colaborador, permitiéndoles acceder a una experiencia laboral que se adecúe a sus necesidades, y que los motive a continuar creciendo dentro de la compañía.