¿Llega el fin de los servicios de comunicación tal como los conocemos?: así se adaptan las telcos

¿Llega el fin de los servicios de comunicación tal como los conocemos?: así se adaptan las telcos
Las decisiones que están tomando las "telcos" son fundamentales para su capacidad de competir a largo plazo contra los servicios nativos de la nube
Por Cesar Dergarabedian
03.09.2021 19.51hs Tecnología

A pesar de que la tecnología de quinta generación (5G) en las comunicaciones inalámbricas móviles y la computación en el borde (Edge computing) crearán nuevas oportunidades económicas para los proveedores de tecnologías de la información y la comunicación (TIC), se prevé que los proveedores de servicios de comunicaciones (PSC) no crezcan a la par, a menos que se adapten para añadir valor diferenciado a los servicios, aplicaciones y soluciones digitales nativos de la nube.

Así lo advierte una investigación realizada por IBM y presentada en una rueda de prensa virtual con medios de América latina, en la que participó iProfesional. El crecimiento explosivo del 5G comenzará hacia mediados de la década, y es probable que la mayor parte se expanda desde plataformas digitales ya establecidas y con economías de escala, incluidas las utilizadas para la conectividad.

Las decisiones estratégicas que están tomando las "telcos" son fundamentales para su capacidad de competir a largo plazo contra los servicios nativos de la nube. En la encuesta de IBM realizada a 500 ejecutivos de telecomunicaciones, se identificó un pequeño grupo de "alto rendimiento" (el 14 % de los encuestados), quienes esperan superar en desempeño al resto de la industria en áreas como 5G y la computación de borde, que acerca computación y almacenamiento de datos a la ubicación en la que se necesita.

La evolución tecnológica obliga a las "telcos" a reconvertirse.

Operadores, obligados a cambiar

El estudio global del IBM Institute for Business Value, denominado "El fin de las empresas de telecomunicaciones como las conocemos", se realizó a partir de una encuesta a 500 ejecutivos de compañías de telecomunicaciones en 21 países, para presentar sus puntos de vista sobre los mayores desafíos y oportunidades.

Según explicaron en la conferencia de prensa, Marisol Penante, jefa de consultoría y servicios para las industrias de medios y telecomunicaciones en IBM América Latina; y Carlos Gramajo, experto en telecomunicaciones para la región y jefe de consultoría y servicios en IBM Chile, una de las principales conclusiones del estudio es que para tener el control de su propio destino, los operadores deben cambiar de proveedores de conectividad e infraestructura a un modelo de plataforma de servicios.

Esta plataforma debe considerar que su propia infraestructura de red pase a ser una de nube híbrida y los servicios de datos, voz y multimedia se migran en forma gradual a componentes abiertos.

Oportunidades de negocios

Un 45% de las empresas de América latina encuestadas creen que deberían convertirse en nubes seguras, con inteligencia artificial y automatización. Con la adopción de una nube híbrida abierta, las empresas habilitan la posibilidad de la combinación de su elección de entornos de nube y on-premises, así como proveedores externos. Penante y Gramajo compartieron una serie de ejemplos de cómo reaccionan operadores de telecomunicaciones de la región:

En la Argentina, Movistar puso en funcionamiento la primera red de comunicación móvil de Sudamérica basada en tecnología Open RAN, cubriendo 81.000 habitantes en la ciudad chubutense de Puerto Madryn.

Open RAN es una tecnología de red de acceso radio abierta avanzada, que habilita la interoperabilidad. Así, se convierte a la red radio en un entorno de nube abierto en el cual múltiples proveedores podrán participar para generar una mejor y más eficiente red de servicio.

Otro ejemplo en la Argentina proviene de Telecom que anunció que trabaja con tecnologías y herramientas de IBM para acompañar a las empresas a acelerar su transformación digital y su camino hacia la nube híbrida.

En Brasil, TIM transformó sus flujos de trabajo de servicio al cliente al implementar un asistente virtual equipado con inteligencia artificial (IA) para ayudar a manejar el alto volumen de llamadas. En cuatro meses la tasa de contención de TIM aumentó al 75% y la resolución de la primera llamada aumentó e n un 85%.

En Colombia, Movistar Empresas anunció su compromiso de unirse al ecosistema de asociados de negocio de IBM, colaborando en el IBM Cloud for Telecommunications, para desarrollar soluciones empresariales, aprovechando la arquitectura de nube hibrida abierta de IBM. Con esta alianza se busca ayudar a las empresas de Colombia para aprovechar el poder de Edge y de la tecnología 5G.

En Chile, el operador Entel anunció una colaboración con IBM para continuar su compromiso de ayudar a los clientes empresariales del país trasandino a acelerar su transformación digital.

"Big Bang" hacia un nuevo universo digital

Para el Gigante Azul, es probable que estemos en la cúspide de una expansión digital histórica. Cuando las condiciones económicas lo permitan, algunos de los casos de uso más esperados y que más cambiarán el mundo se convertirán en los más comunes: el entretenimiento inmersivo, la realidad aumentada (RA), los vehículos conectados, la Industria 4.0, la Web espacial, etc.

La atención de las expectativas de los usuarios requerirá de la integración de la conectividad y la computación más cerca de donde residen los datos y se toman las decisiones. se espera que la expansión de la infraestructura física, las funciones de red y el software sean tan grande que, a mediados de la década, darán paso hacia una era tecnológica nueva para reducir el costo a un nivel que haga factible la adopción masiva y la hiperexpansión.

Esta ola hará converger las funciones de red y nube junto con la conectividad y la computación. Así, se introducirá inteligencia basada en datos y toma de decisiones automática en las aplicaciones, haciendo que lo que llamamos "conectividad inteligente" se distribuya entre niveles de rendimiento de red.

Las plataformas ya establecidas en escala, incluidas pero no limitadas a las que implementan la conectividad, ofrecerán la "ventaja de la economía de plataforma". De esta manera, se convertirán en puntos de paso de facto para la mayor parte del hipercrecimiento que se produzca posteriormente.

Una parte importante de la ventaja de la economía de plataforma consiste en los "puntos de control de la plataforma", que son entornos en los que los desarrolladores y los ecosistemas se reúnen en torno a reglas, herramientas y convenciones definidas y (como su nombre indica) son controladas por el operador de la plataforma.

Por ejemplo, las plataformas de nube pública a hiperescala presentan a los usuarios finales catálogos de configuraciones de infraestructura junto a mercados donde se intercambia software de terceros.

Estas plataformas toman más poder en el mercado como intersecciones de colaboración que con frecuencia componen el valor, al tiempo que se vuelven populares gracias a que encapsulan herramientas utilizadas para la implementación, la facturación, el monitoreo, el soporte, y más.

Desafíos para las "telcos"

Para que las telcos prosperen, casi todos ellos tendrán que desarrollar nuevas competencias y afirmarse en nuevos papeles en las cadenas de valor. Las telcos deben buscar nuevas formas de ganar dinero, más allá de mediar entre la conectividad y el acceso a los datos, ya que es probable que estos pilares tradicionales de los modelos de negocio de las empresas de telecomunicaciones se conviertan en un commodity.

Las "telcos" tienen mucho que ofrecer en la economía de la plataforma impulsada por el 5G: experiencia, puntos de presencia, sistemas de empresa, datos únicos y confianza del cliente.

Según la encuesta del Gigante Azul, existe entre las telcos un grupo de empresas de alto rendimiento que ofrecen ideas sobre cómo aprovechar los puntos fuertes y desarrollar las competencias nativas de la nube necesarias para tener éxito en la era de la nube de red. Este subgrupo valora la importancia estratégica de las plataformas digitales, la automatización, los ecosistemas emergentes de socios y la nube híbrida.