Wi-Fi 6 promete cambiar la forma en que usamos Internet: ¿qué falta para que llegue a la Argentina?

Wi-Fi 6 promete cambiar la forma en que usamos Internet: ¿qué falta para que llegue a la Argentina?
Se experimentarán saltos cualitativos que impactarán en soluciones disruptivas como Blockchain, "machine learning" y la inteligencia artificial
Por Cesar Dergarabedian
05.09.2021 07.18hs Tecnología

Wi-Fi 6 es el último estándar de conectividad Wi-Fi que empieza a verse cada vez en más dispositivos. Esta tecnología promete mayor velocidad, menor latencia y mejoras en servicios como el video y el "gaming". Por ejemplo, Wi-Fi 6 es un 40% más rápida que la versión anterior, al menos en condiciones ideales. Y la latencia se reduce en torno al 75%.

En la siguiente entrevista de iProfesional, Pablo Yañez, vicepresidente de conectividad, media & IP de la empresa Lumen para América latina, explica el estado del avance de este tipo de servicios en la región y en la Argentina, y por qué es clave para la denominada "economía del ahora". Lumen tiene aproximadamente 720.000 km de rutas de fibra y presta servicios a clientes en más de 60 países, entre ellos la Argentina.

-¿Cómo se encuentra el despliegue de Wi-Fi 6 en América latina? ¿Cómo está la Argentina, en relación con otros países de la región?

-La tecnología de Wi-Fi 6 ya está disponible y desplegándose en la región sobre el espectro tradicional de 2,4GHz y 5GHz. La región está trabajando para lograr subirse al tren del Wi-Fi de sexta generación en la banda de 6GHz, pero aún hay algunos desafíos por resolver, en gran medida de regulación.

Algunos países como Brasil, Chile, Guatemala, Costa Rica y Perú recientemente anunciaron que van a apostar todo su espectro de 6GHz a Wi-Fi 6E, una decisión similar a la tomada en EE.UU. y gran parte de Europa, que potencia el despliegue de soluciones en banda no licenciada donde también opera la tecnología celular 5G NR-U.

Por parte de la Argentina, a finales del año pasado, a través de la resolución 102/2020 en el Boletín Oficial, la Secretaría de Innovación Pública estableció un marco regulatorio para comenzar a evaluar el uso de la banda de 6GHZ en la red Wi-Fi 6E y se espera que próximamente se haga un nuevo anuncio con una regulación definitiva.

-¿Cuáles son los principales obstáculos que tiene el despliegue de Wi-Fi 6 en la región? ¿Tecnológicos, económicos, regulatorios?

-El Wi-Fi 6 y Wi-Fi 6E desde lo económico y tecnológico requiere fuertes inversiones en actualización de la infraestructura y hardware para lograr su soporte, sin descuidar el desarrollo de otras tecnologías.

En cuanto a lo regulatorio, los países de América latina, en su mayoría, vienen adelantando procesos de consulta pública sobre esta conectividad y sus posibilidades de aprovechamiento de la tecnología.

La reunión de la documentación que se obtiene en esos espacios es lo que, al final del camino, termina dando forma a las decisiones de los distintos gobiernos. Todo está en proceso.

-¿Qué inversiones privadas y medidas gubernamentales requiere el Wi-Fi 6?

-Se trata de inversiones regulares y fuertes de actualización tecnológica que apuntan al largo plazo, tal como ha ocurrido con el desarrollo de la red de fibra óptica y cómo lo hacemos desde Lumen en el país y la región.

El gobierno de Alberto Fernández evalúa el uso de la banda de 6GHZ en la red Wi-Fi 6E
El gobierno de Alberto Fernández evalúa el uso de la banda de 6GHZ en la red Wi-Fi 6E

Wi-Fi 6 y su impacto en la inteligencia artificial y Blockchain 

-¿Cuáles son las oportunidades de negocio que se abren con Wi-Fi 6 para los diferentes actores de las telecomunicaciones?

-Además de que la velocidad de descarga debería incrementarse al menos tres veces, el principal avance de Wi-Fi 6E será su mayor capacidad para proporcionar una conexión eficiente, de baja latencia y sostenida a un número muy superior de dispositivos en forma simultánea, lo que permitiría satisfacer las nuevas y más complejas exigencias en gaming, entretenimiento, realidad virtual, Internet de las cosas (IoT) y automatización de entornos domésticos y corporativos.

Junto a ambas tecnologías, el uso de fibra óptica en la infraestructura de telecomunicaciones desde el "carrier" (operador) hasta el mismo hogar de los usuarios permitirá acceder en la práctica a todo el potencial disponible del 5G y el Wi-Fi 6E.

En el momento en el que 5G y Wi-Fi 6E alcancen un nivel de sincronía operacional capaz de generar sinergias aplicables en la industria de las telecomunicaciones, tecnologías como el "edge computing", la Internet de las cosas, la nube distribuida y la hiperautomatización, que hoy son tendencias emergentes, mostrarán avances en su maduración.

Incluso, se experimentarán saltos cualitativos que impactarán directamente en soluciones disruptivas como Blockchain, "machine learning" y la inteligencia artificial, cambiando desde la base los paradigmas establecidos con los que hoy damos sentido a nuestra relación como seres humanos con la tecnología.

-¿Qué rol tendrá Wi-Fi 6 en la postpandemia?

-El aumento en la demanda de conexiones hogareñas de los trabajadores remotos durante la pandemia desde diferentes lugares a través del internet, provocó que los servicios sufrieran caídas o un performance lento.

Muchas veces debido a la saturación del espectro tradicional de Wi-Fi doméstico en las bandas de 2,4 y 5GHz. Estas bandas cuentan con pocos canales independientes y el uso concurrente de múltiples usuarios en zonas muy pobladas hacen que la interferencia entre canales reduzca la calidad de las comunicaciones.

Esto al implementar la conectividad de sexta generación, cambiará, proporcionando una mayor cantidad de canales, menor latencia, mayor velocidad, un mejor funcionamiento cuando hay muchos dispositivos conectados a una misma red y una mejor eficiencia energética.

Pablo Yañez:
Pablo Yañez: "El principal avance de Wi-Fi 6E será su mayor capacidad para proporcionar una conexión eficiente".

-Sin Wi-Fi 6, ¿la denominada "economía del ahora" no se podrá concretar?

-La economía del ahora es una realidad que nos está ocurriendo como consumidores y que se acelera cada vez más con la evolución de las tecnologías que hacen posible atender las necesidades del mercado en forma rápida y eficiente.

Sin dudas Wi-Fi 6E es una de esas tecnologías que le dará un impulso a la aceleración y permitirá que se hagan realidad las predicciones que hoy vemos de analistas y líderes del mercado.

Tecnologías como la robótica (hiperautomatización), la realidad virtual y la video-analítica, requiere de conexiones de alto ancho de banda y baja latencia, complementadas con infraestructura de Edge Computing, para desarrollar todo su potencial y poder llegar al consumidor en forma masiva y a costo razonable. Estas tecnologías, y otras, contribuirán a profundizar el avance de la "economía del ahora".