La nube informática se expande y ya llega a las áreas críticas de las organizaciones

La nube informática se expande y ya llega a las áreas críticas de las organizaciones
Asegura servicios críticos necesarios para el éxito, así como de gestionar el servicio de distribución de resultados en eventos complejos como los JJOO
Por Cesar Dergarabedian
21.09.2021 12.45hs Tecnología

La nube informática tuvo este año uno de los mayores desafíos en su historia: soportar en forma remota los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, debido a la pandemia del coronavirus.

La tecnología de la "cloud computing" permitió la realización de estas competencias deportivas, las más importantes dedl mundo, pese a las estrictas restricciones sanitarias impuestas por el Gobierno japonés.

La empresa tecnológica Atos, socio mundial de TI y principal integrador tecnológico de los Juegos Olímpicos, adaptó sus servicios digitales críticos en Tokio 2020 para que los aficionados y las partes interesadas de todo el mundo pudieran seguir las actuaciones de los atletas.

Patrick Adiba, director de Grandes Eventos de Atos, explica en la siguiente entrevista el rol central que tuvo la nube en asegurar los servicios críticos necesarios para el éxito de Tokio 2020, así como de gestionar el servicio de distribución de resultados.

-¿Qué retos tecnológicos presentaron los Juegos Olímpicos Tokio 2020 en relación con otros JJOO?

Además de los retos habituales de los Juegos, tuvimos que hacer frente al impacto de la pandemia, al aplazamiento de los Juegos en un año y a la creación de una nueva forma de gestionar los hitos críticos, como la prueba de homologación, el ensayo técnico, etc., de forma virtual.

Además, al no permitirse la presencia de espectadores en Tokio 2020, las conexiones digitales han aumentado drásticamente. Para prepararnos para todos esos retos hemos realizado 200.000 horas de pruebas.

A pesar del mayor volumen de datos en comparación con ediciones anteriores, para garantizar que nuestros sistemas de difusión olímpica (ODS) funcionen sin problemas durante el evento.

Los Juegos Olímpicos pueden llegar a una audiencia potencial de más de 4.000 millones de clientes que esperan poder conectarse a la acción de los Juegos Olímpicos en cualquier momento, desde cualquier lugar y desde cualquier dispositivo, así que no tenemos margen de error.

Atos es el socio mundial de TI y principal integrador tecnológico de los Juegos Olímpicos.
Atos es el socio mundial de TI y principal integrador tecnológico de los Juegos Olímpicos.

Cambio de paradigma tecnológico

-¿Cómo resolvió Atos estos retos? ¿Qué tecnologías emplearon?

-Para Tokio 2020, Atos ha potenciado la transformación digital mediante la modernización de las aplicaciones. Mientras que antes las aplicaciones se organizaban por tipo de usuario, Atos ha evolucionado hacia los microservicios para mejorar la productividad y la velocidad.

Ha implementado un total de 586 microservicios en contenedores, ha habilitado un modelo DevOps y ha acelerado el desarrollo de apps. Este cambio de paradigma ha permitido a nuestro equipo de Atos Major Events, evolucionar hacia una mentalidad más ágil y cultural. Esta nueva tecnología también nos permitirá desarrollar las aplicaciones informáticas críticas para Pekín 2022 y París 2024 de una manera más eficiente.

-¿Qué rol jugó la nube en estos JJOO?

-Por primera vez, durante una edición de verano de los Juegos Olímpicos, Atos prestó y gestionó completamente todos los servicios informáticos críticos (incluidos los sistemas de acreditación, inscripción de equipos, calificación deportiva y gestión de personal) de forma remota a través de la nube. Este enfoque mejora la coherencia, la eficiencia y la eficacia de la entrega.

Desde Sochi 2014, Atos ha integrado gradualmente un modelo de entrega de TI totalmente basado en la nube. PyeongChang 2018 fueron los primeros Juegos Olímpicos y Paralímpicos de la historia en integrar completamente todos los sistemas de TI críticos en una nube híbrida.

También implementamos aplicaciones nativas de la nube por primera vez, migrando el 100% a la nube para proporcionar mayor flexibilidad, agilidad y escalabilidad. Las aplicaciones nativas de la nube son más sostenibles que las tradicionales, ya que se asignan las cantidades óptimas de recursos informáticos, reduciendo la cantidad de energía necesaria.

Patrick Adiba:
Patrick Adiba: "Atos ha evolucionado hacia los microservicios para mejorar la productividad y la velocidad".

-¿Cuáles son las conclusiones y enseñanzas tecnológicas que dejaron estos JJOO?

-Más que nunca, vemos que la receta del éxito de los Juegos Olímpicos es un fino equilibrio entre las personas, los procesos y la tecnología. Estamos tremendamente orgullosos de la capacidad de nuestros equipos para adaptarse y mostrar resiliencia para seguir y completar el proyecto de Tokio 2020 a pesar de las complejas circunstancias.

Un ejemplo concreto de la capacidad de adaptación son los ensayos de tecnología digital que se implementaron por primera vez para Tokio. Para el ensayo digital de Tokio 2020, los gestores de resultados trabajaron desde casa para garantizar la seguridad de los empleados de Atos mientras se extendía la Covid-19.

Atos pudo simular todos los escenarios a distancia, centrándose en la difusión de los resultados. Este nuevo modelo es más eficiente que los modelos tradicionales en términos de huella de carbono y más flexible, ya que el personal no necesita viajar ni reunirse en un lugar específico. Este es un ejemplo de las muchas innovaciones aplicadas para Tokio y que pueden reproducirse para futuras ediciones de los Juegos Olímpicos.

Temas relacionados