Mucho más allá de la Deep Web: ¿qué es la Marianas Web?

Durante la pandemia, el tráfico por Deep y Dark Web aumentó, dando cuenta que muchos de los que se animaron a esta aventura informática
Por Gabriel Zurdo (*)
05/01/2022 - 12,05hs
Mucho más allá de la Deep Web: ¿qué es la Marianas Web?

El volumen de Internet y el tráfico de transacciones de información crece como nunca se vio, al igual que las amenazas y peligros no solo en redes sociales y en la superficie de la Red.

Durante la pandemia y cuarentenas, el tráfico por Deep y Dark Web aumentó en promedio cerca del 40%, dando cuenta que muchos de los que se animaron a la aventura y se convirtieron en víctimas creyéndose victimarios.

La Deep Web es una capa de contenido no indexado por los buscadores usuales. El más popular y universal, Google, solo muestra la punta del iceberg. Actualmente la Internet abierta representa aproximadamente el 10% de los contenidos del universo de la web.

En pandemia y en cuarentena los riesgos y amenazas crecieron ostensiblemente. Las estafas virtuales, engaños, apropiación de identidad fueron moneda corriente, por lo que, navegar por la Dark Web, sus darknets y darkmarkets se tornó cada vez más peligroso.

Acceder a la Dark Web no es ilegal, pero efectuar transacciones con ciberdelincuentes y adquirir productos, servicios e instrumentos claramente pueden enmarcarse bajo el concepto de infringir la ley.

La Deep Web no es un lugar peligroso ni ilegal, solo que el contenido no está indexado, es decir, ordenado para que lo accedamos. Así, la Dark Web sólo permite su acceso con navegadores específicos, concebidos para tal fin, por lo que es necesario usar un buscador TOR como navegador.

TOR, The Onion Router fue un proyecto diseñado e implementado por la marina de los Estados Unidos lanzado en 2002 y posteriormente fue patrocinado por la EFF (Electronic Frontier Foundation, una organización en defensa de los derechos digitales).

A diferencia de los navegadores de Internet convencionales, permite a los usuarios navegar por la Web de forma anónima. Es descargado unas 60 millones de veces al año y tiene cerca de un millón de usuarios diarios. Cuando se ejecuta TOR, los datos de los dispositivos se encriptan y ocultan en capas.

A la hora de navegar por esta vía el riesgo de infectarnos con malware es alto. Cualquier componente que descarguemos sin tomar precauciones o clic que hagamos sin querer, terminamos instalando virus en nuestros dispositivos, provocando que nuestras credenciales de acceso sean capturadas y sustraídas, al igual que nuestros datos personales y financieros.

Es habitual toparnos con contenido de todo tipo: ofrecimiento de drogas naturales y sintéticas, tarjetas de crédito, cuentas bancarias robadas, servicios de lavado de dinero, armas, pornografía, pedofilia y todo tipo de actividades ilegales.

La Deep Web no es un lugar peligroso ni ilegal, solo que el contenido no está indexado.
La Deep Web no es un lugar peligroso ni ilegal, solo que el contenido no está indexado.

Un lugar donde no alcanza con TOR

El lugar más desconocido de todos es llamado Marianas Web en relación con la fosa de las Marianas, conocida como el lugar más profundo en los océanos del planeta Tierra. En este sector de la Dark Web comienzan las especulaciones y versiones no confirmadas respecto del uso de una herramienta llamada "Closed Shell Systems" y otra llamada "Polymeric Falcighol Derivation".

Varios sitios web necesitan de programas y configuraciones mucho más avanzadas que TOR para ser accedidos. Estos sitios son los que formarían la Marianas Web, también dividida en categorías: a mayor profundidad y más alto nivel de acceso, más avanzado el usuario y la herramienta a emplear. Contenidos extremos de todo tipo, incluyendo tutoriales para terroristas, comercio con seres humanos, trata, venta de animales exóticos y órganos de seres humanos.

Utilizando buscadores para Deep Web es posible encontrar páginas en su aspecto antiguo de hace muchos años, así como capturas de pantalla de un sitio específico en un momento exacto de la historia.

Tiene una amplia colección de capturas con información que está disponible en la Deep Web y que no encontraríamos en navegadores convencionales como Google. En ese sentido, Pipl es uno de los mejores buscadores para hallar perfiles de personas en la web o datos de contacto de individuos de todo el mundo con correos, nombres, números de teléfono, datos de contacto.

Otro ejemplo es DuckDuckGo, el motor de búsqueda predeterminado que incluye TOR Browser. Es uno de los mejores buscadores para la Deep Web, aunque también permite acceder a la Dark Web.

Este se destaca por su privacidad: no cuenta con identificadores, no asocia búsquedas a los usuarios y no sabrá nada de nosotros. Además, estéticamente es muy similar a Google.

La lista de buscadores para Dark Web es extensa, y sus características merecen un capítulo aparte si estamos dispuestos a asumir el riesgo y queremos encontrar todo tipo de contenido en el mercado negro.

Gabriel Zurdo:
Gabriel Zurdo: "En pandemia y en cuarentena los riesgos y amenazas crecieron ostensiblemente".

Es importante conocer que la falta de experiencia e impericia a la hora de interactuar en estos entornos y las transacciones de este tipo en Dark Web, aún solo con hacer una consulta, podría exponernos ante agencias de seguridad de distintos gobiernos que monitorean las conexiones a estos sitios, y que algunos de estos DarkMarkets podrían ser vigilados en pro de pesquisar ciberdelincuentes.

(*) CEO de BTR Consulting, especialista en ciberseguridad, riesgo tecnológico y negocios.