Por qué Google+ se convirtió en uno de los grandes fracasos del gigante de Internet

Lanzado en 2011, fue el cuarto intento de Google en una red social. Pero la plataforma no logró ganarse a la gente, después de que se introdujo en YouTube
Por Cesar Dergarabedian
24/04/2022 - 19,08hs
Por qué Google+ se convirtió en uno de los grandes fracasos del gigante de Internet

Google+ fue una red social fallida del gigante de las búsquedas, que nació para competir con Facebook pero que resultó ser uno de los fracasos más rotundos de la empresa californiana.

Lanzado en 2011, fue el cuarto intento de Google en una red social. Pero la plataforma no logró ganarse a la gente, incluso después de que la introdujo en la comunidad próspera de YouTube.

A fines de 2011, los analistas ya le escribían obituarios. Pero Google decidió cerrar el sitio en 2019 solo después de descubrir una violación de datos, sufrida en 2018.

Google+ fue uno de los fracasos más estrepitosos.
Google+ fue uno de los fracasos más estrepitosos.

¿Qué era Google+?

Google+ se lanzó como una plataforma solo por invitación en junio de 2011, antes de abrirse al público más adelante en el año. Tenía muchas de las funciones típicas de las redes sociales, con la capacidad de publicar fotos y actualizaciones de estado en "feeds" individuales.

Sin embargo, Google también lo describió como una "capa social" diseñada para funcionar en todos sus servicios. Sus características clave incluían la capacidad de clasificar a los amigos en "Círculos" y realizar video llamadas grupales con "Hangouts".

Google se jactó de que millones de personas se habían registrado a las pocas semanas del lanzamiento. El problema era que pocas personas lo estaban usando. Era un espacio virtual vasto y vacío, lleno de personas que se inscribieron pero nunca se quedaron para descubrir cómo funcionaban las cosas.

¿Qué salió mal?

Google+ estaba destinado al fracaso desde el primer día. Los problemas con una interfaz de usuario difícil de manejar y cambiante, ser el recién llegado frente a gigantes como Facebook, una experiencia de usuario inconexa y rumores de desacuerdos internos sobre cómo se aprovecharía Google+ afectaron a la plataforma.

Google+ operaba con una estricta política de nombres reales y prohibió a las personas que usaban seudónimos o nombres de pantalla, a menudo bloqueándolos de otros servicios de Google como Gmail. Inusualmente, también persiguió a marcas y empresas que configuraron perfiles, eliminando sus páginas.

Más tarde admitió que había sido un error y decidió que las empresas podían configurar perfiles de Google+ después de todo. Pero aquellos que se inscribieron para echar un vistazo a menudo se confundieron con lo que vieron.

Mientras que Facebook tenía "Me gusta" y Twitter tenía "Favoritos", Google+ tenía el engorroso botón "Más uno". "Si te gustó esta publicación, asegúrate de agregarla a Plus-One", decía el mensaje.

Los intentos de Google para evitar el fracaso

En un intento por impulsar la participación, Google "integró" la red social con servicios como Gmail. Luego, en 2013, envolvió sus tentáculos en YouTube. Después de la fusión, cualquiera que quería comentar videos de YouTube debía tener una cuenta de Google+.

El movimiento atrajo la furia de destacados realizadores de videos que sintieron que su éxito se utilizaba para apuntalar la red social en apuros. La canción de la cantante y compositora Emma Blackery sobre Google+ se volvió viral:

Los revisores de aplicaciones en la tienda Google Play también debían tener una cuenta de Google+. De repente, Google+ pareció estar lleno de actividad, ya que los comentarios de YouTube, los videos "Me gusta" y las reseñas de la tienda de aplicaciones se publicaron automáticamente en la plataforma.

Google se jactó de que la plataforma tenía 500 millones de usuarios, pero ¿cuántos eran atractivos? La gran pregunta era si los 750 millones de personas que usaban Facebook y los 100 millones que estaban registrados en Twitter decidían que necesitaban mudarse o si necesitaban otra red social en sus vidas.

Google + tenía una engorrosa interfaz del usuario.
Google + tenía una engorrosa interfaz del usuario.

¿Qué mató a Google+?

En abril de 2014, el fundador de Google+, Vic Gundotra, dejó la empresa y los cambios no se hicieron esperar. Las funciones exitosas, como Hangouts y Fotos, se separaron de Google+ y se ejecutaron como servicios independientes.

Google comenzó a separar a Google+ de sus aplicaciones, como YouTube y Google Play, para deleite de los creadores de videos y aplicaciones. En 2015, Google+ tuvo un cambio de imagen diseñado para centrarse en las "comunidades", pero esto tampoco logró despertar el interés en la plataforma.

Al final, fue el descubrimiento de dos violaciones de datos lo que impulsó a Google a cerrar la plataforma. En 2018, admitió que los errores en su software significaban que los desarrolladores externos podían acceder a la información privada de hasta 52 millones de miembros.

De repente, Google se alegró de admitir que pocas personas realmente usaban la plataforma. "La versión para consumidores de Google+ actualmente tiene un bajo uso y compromiso: el 90% de las sesiones de los usuarios de Google+ duran menos de cinco segundos", dijo la empresa en un blog.

El cementerio de Google

Google+ está conmemorado en los sitios web Google Graveyard y Google Cemetery, que mantienen un registro de los proyectos fallidos del gigante de las búsquedas. El sitio de Google Cemetery fue creado por Naeem Nur "para que mis amigos sigan trabajando en sus nuevas ideas, incluso si fallan".