Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Una bodega argentina presenta en el país vinos franceses de clase mundial

Una bodega argentina presenta en el país vinos franceses de clase mundial
Bodega Teho, de Alejandro Sejanovich, comercializa etiquetas de la prestigiosa Maison Les Alexandrins, con foco en el Syrah del Valle del Ródano
Por Juan Diego Wasilevsky
18.07.2019 15.50hs Vinos & Bodegas

¡Seguinos en Instagram

Bodega Teho, del reconocido enólogo Alejandro Sejanovich y su socio Jeff Mausbach, acaban de abrir una puerta hacia un nuevo mundo. Mejor dicho, hacia el Viejo Mundo.

Es que comenzaron a importar y comercializar en el país los vinos que produce Domaine & Maison Les Alexandrins en el norte del Valle del Ródano, un complejo rompecabezas conformado por diversas Apelaciones de Origen Controlado (AOC).

Se trata de un proyecto joven, que surgió en 2012, pero que  la mano de tres socios que cuentan con una historia familiar muy arraigada a la vitivinicultura de esa zona y, lo más importante: cuentan con un terroir que permite alumbrar vinos de clase mundial.

¿Cuándo y por qué surgió la idea de comenzar a importar y comercializar los vinos de Maison Les Alexandrins?, le pregunta Vinos & Bodegas a Sejanovich quien, al responder, traza un paralelismo interesante: "Desde hace años venimos hablando de importar vinos de Francia. Para nosotros, Ródano se asemeja más al Malbec y a la Argentina y ha sido, de hecho, nuestra fuente de  inspiración para elaborar nuestros vinos, ya que en pequeñas distancias hay una gran variabilidad de suelos, así como diferentes exposiciones e influencia del viento que definen el terroir".

Fue en 2017, cuando viajaron al norte de ese valle, en el marco de una tradicional feria de vinos que nuclea a 60 productores del norte del Ródano, que descubrieron lo que el enólogo llamó "la magia" de esos terruños.

Tras esta experiencia, se propusieron volver a esa región. Y lo hicieron en octubre de 2018. Allí fue cuando visitaron Les Alexandrins y se convencieron de que era posible importar una selección de sus vinos y ofrecerlos en la Argentina.

¿Qué es lo que los atrajo de los vinos del norte del Valle del Ródano? Según detalla Sejanovich, "tienen una personalidad muy particular, son únicos".

"Muestran una intensidad y concentración impresionantes, sin ser pesados. Son vinos muy ágiles, casi livianos, pero con gran intensidad de sabores y aromas. Por esos son muy balanceados, con niveles de frescura y acidez notables", apunta. 

Acto seguido, agrega que también "son vinos muy complejos, donde conviven elementos dulces, con notas florales, rasgos salinos y texturas muy minerales. Para nosotros, representan el concepto de umami en el vino".

El portfolio que ofrecen en la Argentina está conformado por cinco etiquetas y las partidas son ultra limitadas: en total, trajeron unas 650 botellas para comercializar en restaurantes y vinotecas, con precios que van de los $2.245 y llegan a los casi $7.500.

Maison Les Alexandrins Crozes Hermitage 2016 ($2.245), por ejemplo, proviene de esta AOC que se caracteriza por sus pendientes de granito hacia el norte y suelos aluviales con terrazas pedregosas hacia el sur. El resultado es un 100% Syrah que ofrece notas de fruta roja pura y crujiente, densa, con toques de flores y una punta especiada muy fresca. Exhibe un gran volumen, pero con taninos pulidos, que le imprimen una soberbia fluidez. De pulso seco, su acidez in crescendo deja salivando la boca un largo rato.

Vinos & Bodegas también degustó Maison Les Alexandrins Cornas 2015 ($4.435), que proviene de una pequeña apelación de 90 hectáreas donde se producen tintos para crianza. Esta etiqueta es un 100% Syrah que tuvo paso por barricas usadas a lo largo de 15 meses. El resultado es un vino que ofrece fruta negra brillante, bien concentrada, con especias y, en un segundo plano, un dejo elegante y sutil de la madera. Complejo y con muchas capas, por lo que se recomienda oxigenarlo en la copa y estar atento a los detalles. En boca se percibe un estilo definido: muy fresco, con una acidez súper ensamblada que le da recorrido y facilita su fluidez. Así, compensa su perfil musculoso. Deja un larguísimo recuerdo, de la mano de un final cargado de texturas.

Inspiración

Entre los diversos vinos que produce Sejanovich para el proyecto Teho, Sejanovich pone especial atención en su línea Teho Grand Cru que, afirma, tiene un link estilístico con los vinos del norte del Ródano.

¿Cómo explica esa conexión? "Teho Grand Cru viene del viñedo Tomal, de más de 75 años. En el Ródano, los mejores vinos también provienen de viñas viejas. La trilogía de Teho Grand Cru viene de tres parcelas distintas en la viña, cada uno con un suelo diferente que produce perfiles de aromas, sabores y texturas diferentes. También en el Ródano se suele dividir los viñedos en parcelas chiquitas, según sus suelos y calidades individuales", enumera el enólogo.

Además, recalca que "la expresión de nuestros Malbec de esta viña vieja en La Consulta, con sus temperaturas bajas y viñas viejas, se acerca a la expresión y balance de los vinos de norte del Ródano; es decir, intensos y concentrados sin ser pesados, vinos ágiles con buen balance y frescura, junto con texturas suaves y minerales".

Estos Malbec, al probarlos, muestran que en la suma de destalles y sutilezas está su diferencial. No son la clásica bomba de frutas roja, con paso sucroso en boca. Por el contrario, hay mucho más en cada copa.

¿Qué ofrece Teho Grand Cru Les Cailloux 2015? Es sutil en nariz, con toques de frutas rojas y negras que conviven sobre un fondo herbal, tipo orégano y tomillo. En boca es súper texturado, con avance rugoso, pero sin perder el equilibrio, nunca jamás. La acidez es elegante, con algo de resto para agregar un poco de tensión. Bebible y con carácter, seguramente el preferido de los sommeliers.

En tanto, Teho Grand Cru Les Velours 2015 se presenta menos herbal, con una fruta roja más presente y una madera un poco más evidente, que aporta algo de especias dulces. Tiene un tanino menos rugoso. En ese sentido, hay un avance más jugoso. Pero tiene algo que hace que no sea fácil de definir: tiene espíritu seco, pero igualmente La Consulta se las arregla para darle un toquecito oleoso que lo hará sumamente equilibrado y para paladares universales.

Finalmente, Teho Grand Cru Les Paquerettes 2015 es un Malbec en el que la fruta se vuelve brillante y nítida, amalgamándose además con notas florales. El paso es más bien untuoso y envolvente, con muy buena jugosidad y taninos amables, pero con un carácter que llena el paladar y una aromática de mayor impacto.

 

Explicada la razón por la cual Sejanovich traza un link entre estos Malbec y los vinos del Valle del Ródano, surge una pregunta inevitable: ¿Hay posibilidades de lograr Syrah de clase mundial en la Argentina?

"Creemos que en zonas de mayor altura, con temperaturas más bajas, se están logrando vinos muy interesantes con Syrah", afirma el experto, para luego adelantar algo en lo que está trabajando: "Venimos desarrollando un viñedo en Tilcara, Jujuy, que tiene muchísimo potencial y que tenemos la idea de lanzarlo este año".

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Vinos & Bodegas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Vinos & Bodegas