Más artículos
Clásico y moderno: por qué tenés que probar el renovado Mumm Brut Nature

Clásico y moderno: por qué tenés que probar el renovado Mumm Brut Nature

Clásico y moderno: por qué tenés que probar el renovado Mumm Brut Nature
La bodega de Mendoza, enfocada en la producción de espumantes de alta gama, acaba de relanzar una de sus etiquetas más representativas
27.12.2019 15.09hs Vinos & Bodegas

Si estás en la búsqueda de burbujas donde prime la fruta y la frescura, sin resignar elegancia, entonces tomá nota del último relanzamiento de Mumm, la tradicional bodega de Mendoza 100% enfocada en la producción de espumantes de alta gama.

La bodega está presentando su clásico Mumm Brut Nature pero con un espíritu definitivamente renovado, con la frescura propia que un terroir como Valle de Uco le imprime a las uvas y con la impronta de un método de producción que realza esa misma frescura pero reforzando, a la vez, el concepto de elegancia.

¿En qué consiste? En el mundo de las burbujas hay dos métodos principales: el tradicional, o champenoise, en el cual la segunda fermentación ocurre en la botella; y el charmat, en el que el proceso se realiza en tanques de acero, asegurando un perfil aromático más frutado y un paso súper bebible en el paladar.

 

Sin embargo, la particularidad de este espumante se realizó mediante un método conocido como charmat lungo, que varía respecto del primero en función de los tiempos de contacto con las levaduras. Sucede que, al dejar durante más tiempo a las levaduras en contacto con el vino, una vez finalizada la segunda fermentación, el espumante gana un poco más de caudal y suma un toque de complejidad en nariz, pero sin perder su nítido perfil frutado.

En el caso de Mumm Brut Nature, elaborado a partir de un corte 70% Chardonnay y 30% Pinot Noir, el equipo enológico buscó dejar el espumante en contacto con las lías durante un plazo de seis meses.

 

Y todo esto se refleja en la copa: cando lo sirvas, vas a experimentar en una primera capa esas notas que recuerdan a los frutos blancos y a los cítricos, con toques definitivamente sutiles de brioche, pero que no llegan a opacar a esa fruta fresca y crujiente. En el paladar, las burbujas se muestran delicadas, finas y ligeras, que lo hacen completamente bebible y disfrutable. En esto, la acidez, bien ensamblada, que nunca inquieta, cumple su rol de dejar una sensación fresca pero amable.

Se consigue a $436, un precio sugerido que lo posiciona en el segmento de los espumantes best value.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Vinos & Bodegas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído
Más sobre Vinos & Bodegas