Más artículos
Edgardo Del Pópolo: "Este año, lo mejor lo vamos a ver en Malbec"

Edgardo Del Pópolo: "Este año, lo mejor lo vamos a ver en Malbec"

Edgardo Del Pópolo: "Este año, lo mejor lo vamos a ver en Malbec"
El enólogo de Susana Balbo Wines trazó para iProfesional un balance sobre el avance de la vendimia 2020 y los vinos que se vienen
02.04.2020 20.19hs Vinos & Bodegas

La vendimia 2020 y Edgardo Del Pópolo, enólogo de la prestigiosa bodega Susana Balbo Wines, analizó para iProfesional el avance de la cosecha y anticipó el estilo de vinos añada 2020, tanto para ejemplares de guarda como jóvenes.

La bodega posee viñedos propios en dos zonas: Agrelo, en Luján de Cuyo, y Gualtallary, en el Valle de Uco. Además, compran uva dentro de las mismas zonas y también a lo largo de todo el Valle de Uco.

"En ambas zonas, la calidad de la vendimia ha sido excelente, porque ha sido un año típico a lo que estamos acostumbrados en Mendoza: más bien de perfil seco y caluroso. Esto nos ha permitido obtener uvas muy sanas y de excelente calidad", señaló el experto, quien destacó especialmente los desafíos que le plantearon los viñedos de Gualtallary, una zona que, desde el punto de vista climático, tuvo algunos incidentes que hicieron que sea una vendimia muy particular.

"Para esta cosecha tuvimos granizo en tres oportunidades. Como es una zona en la que raramente cae granizo, esto nos llamó mucho la atención. Obviamente que esto afectó varios de los viñedos que están en el corazón de esta potencial IG, generando mermas importantes", advirtió.

Según detalló, como fueron granizos que se dieron tempranamente, en muchos casos los viñedos dañados por no tener malla antigranizo alcanzaron a recuperarse, pero con niveles más bajos. "Algunos sufrieron una pérdida del 40% hasta el 60% de la producción", explicó, para luego aclarar que pese a ello, "esas viñas llegaron recuperadas a la cosecha, con buena canopia, buena hoja, pero con una menor carga, lo que generó uvas de mucha concentración.

"Una planta que habitualmente puede cargar un kilo, se ha encontrado con 400 gramos de fruta después de estos fenómenos. El resultado fueron uvas más concentradas y potentes", sostuvo.

Más allá de estos incidentes, aclaró que en sus viñedos poseen malla antigranizo, así que no sufrieron pérdidas, como si sucedió con pequeños productores que los proveen. A esto sumó un factor extra y es que Gualtallary tuvo días de temperaturas muy bajas a mediados de octubre, lo que también incidió en la baja de la producción.

Vinos | Susana Balbo Wines, en Agrelo, Luján de Cuyo 

-¿Cuánto se adelantó la cosecha para la bodega?

-La cosecha se adelantó, en promedio, dos semanas. La vendimia 2020 es producto de un año cálido y seco, de cosecha anticipada, mientras que la 2019 fue fría y seca. Particularmente las vendimias frías y sin lluvias son a mi gusto mejores y por eso pienso que la 2019 es la mejor de los últimos 30 años. Tuvo todo el condimento necesario para una maduración perfecta de las uvas. Este año hizo calor, pero lo bueno es que tampoco llovió.

-¿Cómo encararon entonces esta vendimia en el viñedo?

-Como tradicionalmente se suele hacer. Independientemente de cuál sea el sistema de conducción, los viñedos se manejaron muy bien desde el punto de vista agronómico, del trabajo que se hace con la planta; fueron bien irrigados -metódicamente, en tiempo y forma- y pudieron mantener una buena salud desde el punto de vista fisiológico. Esto se tradujo en que se mantuvieron bien las hojas: no se pusieron amarillas, ni se cayeron, ni sufrieron gran estrés. Esto es lo que determina finalmente un año de buena calidad. Más allá de la zona, las plantas que hayan sido bien trabajadas, saludables, son las que van a hacer potenciales productores de vinos de mejor calidad.

-¿Qué destacarías de la performance de las uvas tintas?

-Este año las uvas en las zonas mencionadas, generaron muy buena calidad de hollejos, por lo tanto, estimo que la calidad que vamos a tener al final de las vinificaciones, en los descubes o cuando los vinos vayan a crianza, va a ser muy buena.

-¿Cómo imaginás los vinos tintos cosecha 2020?

-Pienso que tendremos vinos tintos jóvenes que se van a destacar por una muy buena expresión frutal. Estos años cálidos son los que llamamos ‘años de fruta’, en donde la expresión de distintos tipos de fruta se destaca, por ejemplo: frutos rojos o frutos negros, según cuándo se haya cosechado; y en forma muy expresiva, dependiendo de la variedad y de la zona. Diría que casi extrovertida.

-¿Y los vinos de guarda cómo imaginás que se van a comportar?

-En los vinos de guarda, aquellos que provengan de viñedos y de regiones especiales, van a tener una buena longevidad. No sé si la de años fríos y de vendimias más largas, pero sí van a tener un buen potencial de guarda. Van a tener también una más evidente expresión de la que tienen años fríos. Como dije anteriormente, las vendimias cálidas producen vinos más extrovertidos, con más impronta aromática, más abiertos y más frutales; de taninos que son más sedosos y untuosos, y vinos con un balance ácido que los puede hacer percibir como ligeramente más dulces, aunque este año también hemos tenido buena acidez. Destaco esto porque en los años calurosos, manejar la acidez es todo un tema y este año las uvas, a pesar del calor, fueron cosechadas con valores de acidez y PH excelentes. Por lo tanto, vamos a tener vinos tintos de muy buena frescura.

Vinos | Susana Balbo Wines, en Agrelo, Luján de Cuyo 

-¿Qué cepas tintas destacarías este año?

-Obviamente y como siempre el Malbec. Es una variedad que se destaca prácticamente todos los años y en todas las zonas. Éste ha sido un año para tener vinos Malbec de perfil como le gusta a mucha gente: más generosos, de taninos suaves, de boca un poquito más amplia, de buena longitud, de buena capacidad de guarda y muy representantes de la variedad. Lo mejor lo vamos a ver en Malbec, aunque sin desmedro de que haya muy buenas cosas en otras variedades. Dependiendo mucho del lugar, también vamos a tener algunos buenos Cabernet Franc, especialmente los que provengan de viñedos o parcelas ubicadas en zonas frías, van a estar verdaderamente bien también.

-¿Y cómo les fue este año a las variedades blancas?

-El buen manejo de los viñedos y la conducta en el momento de cosecha nos ha permitido elaborar blancos con buena potencia, tanto aromática como en boca, con buena expresión y con muy buena acidez. En síntesis, vinos frescos y serios.

-¿Y en cuanto a las variedades? 

-Creo que ha sido muy lindo año para el Chardonnay. Puntualmente estoy muy contento con lo obtenido en Gualtallary. Se cosechó con muy buen nivel de acidez, lo cual nos permite tener una muy buena expresión varietal en vinos con mucha frescura. También me gusta como están algunos Torrontés del Valle de Uco, especialmente de Altamira. Están muy característicos, muy minerales. Además, me gusta cómo se están dando algunos Semillón.