Más artículos
Golpe al enoturismo: casi 250 bodegas y cerca de 1.300 empleos, afectados por la pandemia

Golpe al enoturismo: casi 250 bodegas y cerca de 1.300 empleos, afectados por la pandemia

Golpe al enoturismo: casi 250 bodegas y cerca de 1.300 empleos, afectados por la pandemia
Desde Bodegas de Argentina alertaron que hay un impacto de más de 3 millones de pesos en promedio y por bodega, únicamente en masa salarial
04.05.2020 20.20hs Vinos & Bodegas

¡Seguinos en Instagram!

La Argentina y el mundo están en alerta a causa del coronavirus. Y así como un sinfín de industrias están bajando sus persianas hasta nuevo aviso, el sector vitivinícola debió suspender una de sus unidades de negocios más redituables: el enoturismo.

Las visitas de turistas no solo son importantes para ayudar a cada bodega a construir una imagen de marca. Los contingentes también son importantes a la hora de incrementar la facturación. Sucede que los visitantes, sobre todo los del exterior, además de almorzar en los restaurantes que tienen los establecimientos, suelen comprar allí los vinos de más alta gama.

De hecho, para algunas bodegas, la venta directa a turistas puede ser el principal canal comercial en los segmentos tope de gama, especialmente en los vinos ícono.

Sin embargo, el aislamiento y las medidas que tomaron en su momento provincias como Mendoza, de cerrar sus fronteras y de enviar a cuarentena obligatoria a toda persona (sea extranjera o argentina) que ingresa al territorio, sumado al lógico temor de la gente, cortó este importante canal comercial.

En este contexto, un estudio realizado por Bodegas de Argentina determinó el impacto que trae aparejado la cuarentena en materia de empleo para el sector del enoturismo argentino.

"Esta área es donde las bodegas atraviesan el gran desafío de mantener las remuneraciones de los empleados sin percibir ingresos con normalidad, debido al cierre de la actividad turística", advirtieron desde la entidad. El relevamiento, que se hizo a través del Observatorio de Enoturismo de Bodegas de Argentina, incluye información de 95 bodegas, de las 241 que actualmente se encuentran abiertas al turismo en Argentina.

De ese total, el 63% están en la provincia de Mendoza, seguido por Salta con 10%, Córdoba 7% y San Juan 6%.Respecto a los datos aportados por el Observatorio de Enoturismo, a través de esta investigación, se conoció que el turismo en bodegas emplea en forma directa y permanente a más de 1.300 personas, que ahora se ven afectados por la pandemia. De ellas, 760 trabajan en el sector de turismo, visitas y demás experiencias, 350 en el sector gastronómico y 200 personas en el sector de alojamiento.

"Es importante destacar que los equipos de trabajo se conforman también con personal contratado bajo el formato de 'trabajo temporal', debido a la fluctuación en la cantidad de turistas que se recibe. Así, en marzo, el turismo del vino en bodegas empleaba a alrededor de 650 personas en forma temporal en el país", explicaron desde Bodegas de Argentina.Además, el informe reveló que el principal destino de los ingresos percibidos por una bodega a través de su actividad turística es el pago de sueldos de los empleados y que la masa salarial promedio asciende a los $278.000 mensuales.

"Por lo que, tomando de referencia las principales opiniones globales que estipulan que el área turística demorará, al menos, 12 meses en recomenzar su actividad", alertaron, para luego agregar que "se calcula un impacto de más de 3 millones de pesos en promedio, por bodega, únicamente en masa salarial".

"El enoturismo es un área esencial para micro y pequeñas bodegas, que representan el 78% de las bodegas abiertas al turismo en el país. Entre ellas, el 53% elabora menos de 500 mil litros anuales de vino. Por esto, la falta de actividad turística golpea en forma directa a la rentabilidad de este grupo de bodegas", advirtieron.

"Es importante destacar que más del 70% de las bodegas abiertas al turismo en Argentina poseen capitales de inversión exclusivamente nacionales. Del mismo modo, se trata de una industria joven, ya que más del 50% abrió al turismo en los últimos 15 años. La mayoría de los destinos enoturísticos del país se encuentran en plena etapa de crecimiento", plantearon.

Desde Bodegas de Argentina explicaron que "el enoturismo es importante para los destinos también materia de hotelería, alojamientos, artesanías, productos gastronómicos envasados y otras economías regionales, así como también en el sector de turismo de reuniones, que creció mucho en los últimos años.

Un claro ejemplo de ello es Mendoza, que se convirtió en uno de los lugares preferidos para la realización de convenciones de todos los rubros, en parte impulsado por el encanto del vino". 

"Teniendo en cuentas las características particulares de las zonas vitivinícolas de la Argentina, la bodega será el camino por el que el turismo regresará a estas regiones. Se tratará de visitantes locales que procurarán entornos cercanos, abiertos y de naturaleza. Es decir, destinos no masificados y con la tranquilidad necesaria en seguridad e higiene. Por eso, desde Bodegas de Argentina se sigue trabajando en las medidas y protocolos que deba implementar el sector para brindar la confianza y el cuidado que requiere cada visitante y cada lugar donde se desarrolla la actividad", completaron. 

¡Contactanos! [email protected]iProfesional.com

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Vinos & Bodegas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído
Más sobre Vinos & Bodegas