Más artículos

¿Buscás vinos orgánicos?: nuevas etiquetas para no perderse

¿Buscás vinos orgánicos?: nuevas etiquetas para no perderse
Los vinos orgánicos vienen pisando fuerte en el mercado argentino. En esta nota, tres lanzamientos recién llegados, para agendar y probar
Por Juan Diego Wasilevsky
18.11.2020 16.17hs Vinos & Bodegas

Las estanterías de vinos orgánicos vienen ampliándose año tras año. Pero si hay una bodega que viene trabajando de manera coherente y metódica y desde hace muchos años, esa es Domaine Bousquet.

Con el concepto orgánico como punta de lanza, pero siempre partiendo de vinos que primero hablan por sí mismos, por su calidad organoléptica y por su limpieza y definición de aromas, esta bodega logró construir un buen nombre aquí y en el exterior.

Y, tras haber presentado en marzo de 2019 Virgen, su primer vino sin sulfitos, ahora redobla la apuesta con dos nuevas etiquetas con sello orgánico de la misma línea y, además, están sumando un nuevo integrante de su ya clásica familia de vinos Gaia, elaborados con uvas también orgánicas. 

Desde Mendoza y a través de una degustación virtual para la prensa, Rodrigo Serrano Alou, enólogo y gerente de Operaciones de Domaine Bousquet, explicó que Virgen nació como una línea de vinos de mínima intervención.

"Es el resultado de una gran apuesta que nuestra cultura orgánica debía tomar. La característica principal es la pureza 100% de la uva cosechada en Gualtallary sin el agregado de anhídrido sulfuroso", relató.

¿Y cómo impacta esto en los vinos? Según Rodrigo, al no contener este componente (cuyo uso está generalizado en la industria, para evitar la oxidación y proliferación de microorganismos), "es impresionante cómo se expresan: mucha fruta, mucha característica varietal".

Un detalle importante es que, al no contener este agregado, el vino puede quedar mucho más desprotegido. Por eso, detalló, en la bodega se realizan controles semanales y, además, se cuida la temperatura de fermentación y conservación en tanques. Esto, sumado a que el equipo buscó garantizar una elevada acidez natural, junto a un bajo PH.

Ahora bien, ¿qué probar?

Virgen Malbec 2020

 

Este Malbec orgánico y sin sulfitos, con ADN de Gualtallary, se luce en la copa con una fruta roja entre brillante y madura, con un trazo bien floral. En boca es filoso y mordiente, pero no es ligerito: tiene una excelente jugosidad y hasta algo de músculo, de la mano de taninos bien texturados, de esos que se agarran al paladar. A nivel aromático es impactante, tanto en nariz como en boca, dejando un larguísimo recuerdo. La acidez, además, le imprime una energía que no pasará desapercibida. Un vino con carácter, hasta podríamos decir que es radical.

"Es uno de los vinos que elijo personalmente para tomar. Simplemente quisimos que la uva se transforme en vino, acompañándola, respetando mucho lo que la tierra nos dio", afirmó, con entusiasmo, el enólogo.

Virgen Cabernet Sauvignon 2020

 

Antes que nada, hay un mix de frutas rojas y negras, entre maduras y crujientes, con toques de pimienta negra y un colchón aromático, que va del tomillo al orégano. En boca ofrece mucha textrua, buen agarre y mucha jugosidad, con un trasfondo apenas dulce, si bien es un vino de espíritu seco. La fruta roja y negra y ese fondo herbal se potencian, con un pulso ácido que le da brío y lo vuelve vital, fresco.

El precio sugerido de ambas etiquetas es de $609.

Gaia Cabernet Franc 2019

 

Es una de las nuevas incorporaciones de la bodega. Hasta ahora, la línea estaba conformada por un white blend y un red blend. Pero se decidieron a sumar el primer Cabernet Franc varietal de Domaine Bousquet. "La bodega la produce desde el día cero, pero siempre se usó en cortes. En mi primera cosecha en Domaine Bousquet, en 2018, me pareció que el Cabernet Franc del Cuartel Nº 2 de nuestra finca tenía muchísimo para dar. Le propuse a los propietarios ponerlo en barrica y cuando al año lo probaron les pareció sorprendente, así comenzó Gaia Cabernet Franc", relató Rodrigo.

¿Qué propone este vino? Primero te vas a encontrar con una fruta madura bien definida. En un segundo plano aparecen notas más negras y algo de pimienta. En una tercera capa se notas trazos sutiles de cacao y tabaco. Es jugoso y balanceado en el paladar, con taninos súper suaves y de pulso dulzón. Vino de alta gama, gastrónomico y bien actual. Se comercializa a un precio sugerido de $1.079.

Vinos & Bodegas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído