Cada vez más vinos de alta gama de Argentina se embotellan con tapones derivados de la caña de azúcar

Cada vez más vinos de alta gama de Argentina se embotellan con tapones derivados de la caña de azúcar
Los cierres sustentables garantizan una gestión precisa del oxígeno y evitan aromas y sabores desagradables, como puede pasar con determinados corchos
Por iProfesional
20.04.2021 17.43hs Vinos & Bodegas

En momentos en que los consumidores toman cada vez más conciencia sobre el medioambiente, los cambios de hábito a nivel mundial son más notables. Y esto atraviesa a prácticamente todos los sectores, incluyendo al del vino.

El hecho de que se esté multiplicando la oferta de vinos orgánicos o naturales, elaborados a partir de prácticas agroecológicas, pone de manifiesto que hay más consumidores que están pendientes de un concepto clave como la sustentabilidad.

Y en el rubro vitivinícola dicho concepto no solo se circunscribe al vino. También está vinculado con insumos fundamentales, como las botellas o los tapones.

Empresas vienen desarrollando nuevas alternativas que sean amigables con el medioambiente y que, al mismo tiempo, garanticen todas las variables que hacen a la conservación y guarda de un vino, comenzando por los niveles de transferencia de oxígeno ideales para cada tipo de vino, según cómo fue pensado por el enólogo. 

Tal es el caso de Nomacor, la marca principal de Vinventions, empresa líder en soluciones de cierres para vinos en todo el mundo. Desde Nomacorc elaboran tapones de alta tecnología, donde gran parte de la materia prima es un bio-polietileno derivado de la caña de azúcar, una materia prima renovable.

Desde la empresa señalaron que la industria es cada vez más consciente y está más "comprometida con el medioambiente, lo que hace que cada vez más bodegas argentinas elijan apostar a la sustentabilidad también a la hora de cerrar sus vinos". Así, en la actualidad, 1 de cada 3 vinos argentinos está cerrado con tapones Nomacorc. 

Y un dato clave es que, entre los modelos que comercializa la firma, hay opciones para vinos entrada de gama, gama media, alta y hasta para vinos reserva, diseñados para guardas de hasta 25 años. 

"Nuestro portfolio Green Line es creado con materia prima vegetal derivada de la caña de azúcar, un recurso natural 100% renovable, que ayuda a absorber CO2 de la atmósfera y reduce las emisiones de carbono, ayudando así a combatir el cambio climático", afirmó Andrés Belinsky, gerente general de Vinventions Sudamérica.

"Todos los diferenciales en cuanto a la performance del producto -gestión precisa de oxígeno y cero TCA-, conjugadas con nuestra filosofía sustentable, hacen que las bodegas argentinas encuentren en Nomacorc una opción más consciente para cerrar sus Malbecs y llevarlos con confianza al mercado local o al mundo", agregó el directivo.

Entre los vinos de alta gama que actualmente son embotellados con tapones ecológicos está Lupa Malbec, de Lupa Wines, que se comercializa a $3.000 y utiliza "Reserva de Nomacorc Green Line", que garantiza 25 años de guarda óptima.

Desde la bodega destacan que se trata de un Malbec elegante, opulento, seductor. Un vino con un alma inquieta como la de su creador: después de haber trabajado más de 20 años en la industria del vino, Juan Pablo Lupiáñez decidió llevar adelante un proyecto que exprese la vivacidad del terruño de Paraje Altamira en Valle de Uco, en donde se encuentran sus viñedos de 60 años de antigüedad. 

 

En tanto, Bo Bó Malbec, de la bodega Trapezio, utiliza tapones Select de Nomacorc Green Line. Se trata de un vino con un precio sugerido de $1.200 y es un Malbec sedoso, intenso, fresco, rústico y salvaje, elaborado con uvas provenientes de Alto Agrelo, en Mendoza.

Desde la empresa también destacaron el caso del Malbec Sin Sulfitos de Bodega Familia Cecchin, que tiene un precio de $660. Se trata de un Malbec equilibrado, aterciopelado y natural. Ubicada en Maipú, Mendoza, Bodega Familia Cecchin es un proyecto que refleja años de convicción y amor por la naturaleza. En línea con la larga apuesta a la sustentabilidad y la filosofía enológica de la bodega, sus vinos utilizan tapones Select, que son reciclables y aseguran una correcta guarda por más de una década.

 

Malbec Primero, de bodega Pielihueso es otro de los vinos de alta gama que utilizan tapones sustentables. Este vino, que se comercializa a $1.400, es un Malbec definido como vibrante, con textura y profundidad. La familia Bartolomé es la creadora del proyecto Pielihueso: vinos de baja intervención elaborados con uvas de su finca en Los Chacayes, Valle de Uco. Su filosofía enológica consiste en elaborar vinos ricos que expresen fielmente su lugar de origen y a las personas involucradas en su creación. Son vinos que no se filtran y se elaboran con levaduras indígenas. A partir de la cosecha 2020, todo el portfolio de Pielihueso está cerrado con Select Green.

Vinos & Bodegas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído