01.12.2021
DÓLAR
100.25 / 106.25 0.24%
BLUE
197.50 / 200.50 -0.50%

¿Conocés Teia?: así son los nuevos vinos de Bodega Lagarde

¿Conocés Teia?: así son los nuevos vinos de Bodega Lagarde
Se trata de dos blends cofermentados y elaborados a partir de uvas provenientes de Agrelo y Perdriel. Por qué tenés que probarlos
Por iProfesional
02.11.2021 06.59hs Vinos & Bodegas

En la enología, la cofermentación es una técnica llena de desafíos, porque implica elaborar dos variedades de manera conjunta, en un mismo recipiente. Esto significa combinar diferentes cepas, con características muy disímiles, desde la propia maceración. Se trata de un dato no menor, porque el enólogo debe conocer muy bien las características del viñedo del cual provienen las uvas para que esa cofermentación funcione de manera armónica y el resultado final sea superador a la suma de los componentes.

Y esto es, justamente, lo que propone Bodega Lagarde con su nueva línea de vinos: Teia, conformada por dos blends tintos: Teia Malbec - Petit Verdot 2020 y Teia Cabernet Sauvignon - Cabernet Franc 2020.

Hablábamos del desafío que implica una cofermentación y de la importancia de conocer el terruño y ahí está una de las claves, dado que las uvas para Teia provienen de viñedos propios, ubicados en dos terroirs de clase mundial como son Agrelo y Perdriel, en Luján de Cuyo.

Según explicaron desde la bodega, las uvas para ambos vinos se cosecharon de forma manual y no registraron paso por madera.

Y, para reforzar el concepto del terroir, desde la bodega se enfocaron en lograr vinos más "transparentes", con mínima intervención.

Teia, la nueva línea de vinos de Bodega Lagarde

Y, como comentábamos previamente, son blends cofermentados porque sus variedades fermentaron juntas, "respetando y alimentándose entre sí. Un proceso similar se da entre las hermanas que llevan adelante Lagarde, Sofía y Lucila Pescarmona", explicaron desde la bodega.

La elaboración fue tradicional y se usaron levaduras naturales. La fermentación se realizó en tanques de acero inoxidable con remontajes diarios, a una temperatura controlada por debajo de 30°. La maceración duró 20 días y se definió mediante degustaciones diarias del equipo enológico, que dirige Juan Roby.

Vinos con una visión sustentable

"Con estas dos nuevas creaciones se busca resaltar al máximo la calidad de la uva que dan los viñedos propios de la bodega y que son fruto de años de trabajo sustentable", apuntaron desde la bodega familiar, que cuenta con una historia de 124 años y que viene trabajando con foco en la innovación, de la mano de Sofía y Lucila.

¿El resultado de este proceso de elaboración? Ambos vinos se caracterizan por tener mucha fruta y por ser frescos y bebibles. Son vinos con carácter, redondos y de gran presencia.

Desde el equipo enológico agregan que Teia son vinos que "nos permiten experimentar con las oportunidades que el terroir mendocino nos regala para obtener así una serie de cortes pensados para ser disfrutados, pero también para verlos crecer".

"Nuestros vinos están cada vez más vinculados a la naturaleza y sus frutos. Con Teia, quisimos seguir experimentando con las posibilidades que nos brindan los blends, que cada vez nos gustan más por su sofisticación y elegancia", explicó Sofía Pescarmona, CEO y copropietaria de la bodega, fundada en 1897 y adquirida por su familia en los años 70.

"Son vinos con los que podemos innovar y seguir creando sensaciones diferentes", agregó.

En tanto, Lucila Pescarmona, Directora de Ventas de Lagarde en Norteamérica y copropietaria de Lagarde, afirmó que "Teia es el vino que podés tomar después de tu clase de yoga o mientras ves tu serie favorita. Es el vino perfecto para acompañar el día a día, pero que también nos reencuentra con lo que más disfrutamos, con lo simple y natural".

Teia, vinos que apuestan por el terroir y que nacen de la visión de Sofía y Lucila Pescarmona

Una linda historia detrás de su etiqueta

¿Cuál es la razón del nombre? Detrás de estas dos etiquetas hay una linda historia familiar: "Teia" es la palabra con la que Basilio, hijo de Sofía, nombraba a las estrellas para saludarlas cuando era más chico.

"Este nuevo proyecto nos ilumina para reconectarnos con toda esa existencia, con los dibujos y constelaciones que vemos en ella. Teia es mirar hacia el universo para reencontrarnos", cuentan desde la bodega.

Por eso es que la etiqueta de Teia muestra un recorte del universo con sus estrellas y nebulosas. Hace una aparición la Osa Mayor, una constelación cuyas estrellas pueden verse desde Mendoza -en parte- durante el verano. La artista a cargo de plasmar estas ideas fue Luciana Garabello, una acuarelista radicada en Buenos Aires.

Cada uno de estos vinos se comercializa a un precio sugerido de $900 final.