iProfesional

Un espumante 100% Pinot Noir con espíritu patagónico, la propuesta de Familia Schroeder para fin de año

La bodega es reconocida por ser especialista en la elaboración de Pinot Noir, con 10 etiquetas de su porfolio entre vinos tranquilos y espumantes
Por iProfesional
15/12/2021 - 07,11hs
Un espumante 100% Pinot Noir con espíritu patagónico, la propuesta de Familia Schroeder para fin de año

Si buscás cerrar el año de una manera diferente, entonces chequeá la propuesta de Bodega Familia Schroeder: un espumante elaborado en base a uvas Pinot Noir, que provienen de viñedos propios, cutivados en San Patricio del Chañar, Neuquén, y que está elaborado bajo método Charmat, para garantizar un estilo fresco y con aromas bien definidos. Así es Rosa de los Vientos.

Cabe destacar que Bodega Familia Schroeder es especialista en elaboración de vinos en base a Pinot Noir y de espumantes bajo el método Charmat: actualmente cuenta con 10 etiquetas de su porfolio entre vinos tranquilos y espumantes en el mercado interno. A este portfolio se suman 7 etiquetas de Pinot Noir elaboradas para mercado externo.

Además, de las 140 hectáreas de viñedos, 30 hectáreas están cultivadas con esta cepa, las cuales reciben especial cuidado, ya que el suelo es fertilizado con abonos orgánicos y naturales.

En paralelo, Bodega Familia Schroeder cuenta con su propia fábrica de vino espumante, orientada al sistema Charmat, para la que se llevó a cabo una gran inversión en tanques autoclaves e implementos que deben resistir las altas presiones (isobarométricos).

"Allí se elabora este Rosé Nature de Pinot Noir, que tuvo una maceración de 24hs para lograr un vino base de un ténue color rosado. Se mantuvo 6 meses en contacto con sus lías obteniendo un vino de burbujas finas y persistentes, con elegantes notas frutales y delicados aromas de levaduras", indicaron. 

Rosa de los Vientos tiene un precio sugerido al público de $1.350 en vinotecas y también puede adquirirse en la tienda online de la bodega.

"Bodega Familia Schroeder es el fruto del esfuerzo de una familia de emprendedores que hizo realidad su sueño. En 2001, Herman Heinz Teodoro Schroeder, hijo de inmigrantes alemanes pioneros en la Patagonia, decide invertir junto a sus hijos en viñedos en San Patricio del Chañar, una zona en la que con esfuerzo el hombre transformó un desierto –que en otro tiempo fue cuna de dinosaurios– en verdes viñedos y una zona productiva", agregaron. 

Un dato importante es que la bodega está diseñada especialmente para recibir visitas. Según explicaron, "a su atractivo natural se suma 'la Cava del dinosaurio', lugar en el se exhiben los fósiles de un ejemplar de 75 millones de años que fueron hallados durante la construcción de la bodega. Este descubrimiento inspiró el nombre se sus vinos y el restaurant Saurus, donde se puede disfrutar de la cocina patagónica con vista panorámica de los viñedos".

 

San Patricio del Chañar está enmarcada por el lecho del río Neuquén, el suelo de esta zona tiene diferentes composiciones: desde franco areno-pedregosos a franco areno-limosos. Gracias a la latitud patagónica, 39º sur, y la gran amplitud térmica (20ºC) permite la maduración progresiva y escalonada de las uvas. Además, el viento dominante mantiene la sanidad de los viñedos haciendo de la viticultura una práctica sustentable, natural y amigable con el medio ambiente.

Se busca resaltar las características propias del terruño, dando vinos únicos y distintivos: de alcoholes moderados, con equilibrados niveles de acidez, intensidad de color, aromas y cuerpo en tintos, frescura y expresión aromática en blancos.

Temas relacionados