La bodega argentina que apuesta fuerte por el Cabernet Sauvignon, con dos vinos premiados

Dos vinos de bodega Luigi Bosca obtuvieron medallas en el reconocido certamen internacional The Global Cabernet Sauvignon Masters
Por iProfesional
04/08/2022 - 16,15hs
La bodega argentina que apuesta fuerte por el Cabernet Sauvignon, con dos vinos premiados

"Para crecer, para transformar marcas locales o regionales en globales, es fundamental competir contra los mejores del mundo. Por eso nosotros hemos elegido al Cabernet Sauvignon", aseguraba recientemente a iProfesional Alberto Arizu (h), CEO de bodega Luigi Bosca.

Es que la bodega, desde hace años, se fijó un norte: elaborar vinos Cabernet Sauvignon de clase mundial, que también formen parte de la bandera del vino argentino en los principales mercados internacionales. Y a partir de ese objetivo trazado es que viene cosechando importantes reconocimientos.

Días atrás, Luigi Bosca logró la medalla de Oro por su vino Finca Los Nobles Cabernet Bouchet 2018 y una medalla de Plata por su vino Luigi Bosca De Sangre Cabernet Sauvignon 2019 en el concurso The Global Cabernet Sauvignon Masters 2022.

Se trata de un certamen organizado por la revista especializada inglesa The Drink Business, que reconoce anualmente a los mejores Cabernet Sauvignon del mundo, y que cuenta con la participación de un jurado internacional de primer nivel.

Alberto Arizu, CEO de Bodega Luigi Bosca

Según detallan desde la bodega, en cada edición, The Global Cabernet Sauvignon Masters valora los vinos que provienen de una región famosa por la uva o de una zona vitivinícola menos conocida. Así, los ejemplares mejores rankeados reciben las medallas de Oro, Plata o Bronce según su resultado, y aquellas expresiones que se destacan por ser sobresalientes en su campo reciben el máximo galardón: el título de "Cabernet Sauvignon Master".

Pablo Cúneo, director de Enología de Luigi Bosca, explicó que "Desde Luigi Bosca tenemos una historia muy cercana al Cabernet Sauvignon, con más de 60 años trabajando en la selección de materiales, formas de conducción y zonas de cultivo. Por eso, nos sentimos muy honrados por este reconocimiento que, sin dudas, es el resultado de la dedicación, el esfuerzo y la perseverancia de todo un equipo de trabajo que comparte la misma pasión por hacer vinos de excelencia, cuidando cada detalle de la elaboración, para llevar la auténtica expresión del terruño mendocino al mundo".

Cómo son los dos vinos premiados

Luigi Bosca Finca Los Nobles Cabernet Bouchet 2018, que obtuvo la medalla de Oro, es un field blend robusto, elaborado a partir de parcelas especialmente seleccionadas de fincas propias situadas en Las Compuertas.

Desde la bodega señalaron que "es un vino de color rojo rubí profundo con reflejos caoba. Sus aromas son equilibrados y elegantes, con notas de frutos maduros, especias, cuero y suaves ahumados de la crianza. En boca es imponente, con una frescura equilibrada y un carácter especiado intenso. Es un tinto de terroir, con gran potencial de guarda".

Finca Los Nobles Cabernet Bouchet 2018 obtuvo medalla de Oro

En tanto, Luigi Bosca De Sangre Cabernet Sauvignon 2019, recientemente lanzado y que obtuvo medalla de Plata, "es un vino sumamente expresivo y elegante, con gran carácter y precisión, elaborado a partir de parcelas especialmente seleccionadas de fincas propias situadas en Las Compuertas, Agrelo, Gualtallary y Altamira"

"De excelente tipicidad varietal, en sus aromas predominan la fruta negra y las notas de pimienta, y en paladar se muestra compacto y tenso, con muy buena estructura y cuerpo. Un tinto con un fuerte sentido de pertenencia, cuyo carácter y complejidad dan cuenta de lo que esta variedad es capaz de expresar en nuestro país", completaron.

De Sangre Cabernet Sauvignon 2019 obtuvo medalla de Plata

Vinos argentinos, más allá del Malbec

Arizu, en reciente diálogo con este medio, destacaba que el "Cabernet Sauvignon se cultiva en casi todas partes del mundo y explica el 16% del consumo mundial" y que por ese motivo es una variedad con mucha competencia. Por lo tanto, penetrar en los mercados internacionales con esta cepa requiere altísimos niveles de calidad.

"Hay una realidad: si solo construimos nuestra imagen y basamos la estrategia en el Malbec, nunca saldremos de la burbuja, que prácticamente está dominada por la Argentina. Por eso considero que para transformarnos en un jugador internacional hay que competir con Malbec, pero también con otras variedades", comentaba Arizu.

"Eso no significa prestarle menos atención al Malbec; por el contrario, tenemos la bendición de contar con una variedad que nos simboliza; somos muy privilegiados de poder ofrecerle al mundo este tipo de vinos con buen color y con corazón dulce. Estamos haciendo un trabajo extraordinario como país con el Malbec; ya está instalado en el mundo, transitamos una etapa", señalaba el CEO de Luigi Bosca.

"Ahora, estamos en la parte más compleja: identificar a la variedad con los terruño; estamos de alguna manera en el 'segundo tiempo' del Malbec. En el caso del Cabernet Sauvignon, la estrategia es diferente, porque competimos contra todos, y ahí es fundamental apelar a todas las herramientas", completaba.

Ante este desafío, la bodega viene trabajando para logar "vinos más transparentes, que reflejen el terroir. Para ello, contamos con una bodega preparada para recibir la uva en los diferentes puntos de cosecha; también venimos realizando un importante trabajo de estudio del suelo, con calicatas y mapas térmicos y trabajamos en un sistema de riego en función de cada suelo".

"Con un análisis tan preciso, podemos intervenir menos, para que las uvas lleguen en condiciones óptimas", reflexionaba Arizu.

Temas relacionados