¿Buscás buenos Cabernet Sauvignon?: 12 vinos que debés probar en su día

Se celebra a nivel internacional el día de la llamada "reina de las tintas" y en Vinos & Bodegas te proponemos una gran selección de etiquetas
Por Juan Diego Wasilevsky
02/09/2022 - 14,50hs
¿Buscás buenos Cabernet Sauvignon?: 12 vinos que debés probar en su día

Argentina es Malbec pero es imposible escribir la historia de la vitivinicultura local y mundial sin hablar de Cabernet Sauvignon. 

"El Cabernet Sauvignon siempre gozó de un gran prestigio en el país. De hecho, los grandes vinos argentinos antes de la década de 1980, en la cual irrumpió el Malbec, estaban hechos a base de Cabernet Sauvignon", reflexiona Pablo Cúneo, enólogo de bodega Luigi Bosca, que en el arranque de este mes celebra su día mundial, en medio del clásico debate sobre la fecha correcta (para algunos expertos, es el día 1, para otros, el 2 de septiembre). 

Sin embargo, hay que irse muy atrás en el tiempo para dar con su nacimiento: esta variedad, originaria de Burdeos, Francia, proviene del cruzamiento natural entre Cabernet Franc (cepa tinta) y Sauvignon Blanc (cepa blanca), algo que se estima ocurrió a mediados del año 1.600. 

A unos 400 años de su origen, esta uva es protagonista de los grandes vinos del mundo y de la región. "Gracias a su excelente adaptabilidad y plasticidad, se ha convertido en la cepa tinta más distribuida a nivel global. En Argentina, particularmente en Mendoza, muestra un carácter muy elegante, frutal y especiado, con madurez aromática y taninos dulces, y con notas de pimienta negra o pimienta blanca", agregan desde Luigi Bosca. 

¿Cómo fueron los inicios y el desarrollo de los vinos Cabernet Sauvignon en el país? Cúneo cuenta que la cepa ingresó a la Argentina junto con el Malbec y otras cepas francesas, de la mano de Miguel Amado Pouget, a mediados del siglo XIX. "Su historia es similar a la historia del Malbec. Pienso que más que un punto de inflexión se trató de una evolución", reflexiona el enólogo. 

"El Cabernet Sauvignon argentino es complejo, pleno de fruta negra", dice Pablo Cúneo

"Ya en la década del 1960 Luigi Bosca elaboraba vinos varietales de Cabernet Sauvignon provenientes de selecciones propias de antiguos viñedos de las zonas de Maipú y Luján de Cuyo. En la década de los ´90, ingresaron materiales clonales de gran calidad que se sumaron a los viñedos antiguos, ampliando así la disponibilidad de opciones para su cultivo. A su vez, la técnica del riego presurizado permitió explorar nuevos terreños, más elevados y extremos", rememora el enólogo. 

"Luego, con la evolución del manejo del viñedo, estudios de suelos y tecnificación de las bodegas, se fueron sumando conocimientos para elaborar vinos cada vez más expresivos de la variedad y de su origen. Y sobre todo, expresar el carácter del Cabernet Sauvignon argentino, un vino complejo, pleno de fruta negra, especias y con taninos dulces y amplios", completa. 

Un dato clave y que puede resultar hasta paradójico es que, en los últimos años, cayó la superficie plantada con esta variedad: en 2008, esta cepa llegó a superar las 17.800 hectáreas. Sin embargo, el último registro del INV, correspondiente al 2021, indica que hay unas 13.800 hectáreas. Esto responde a que muchos de esos viñedos se reconvirtieron de la mano del boom del Malbec. 

"Hace 15 años, la uva Cabernet Sauvignon se empezó a pagar menos que el Malbec y esto derivó en que muchas fincas se reconvirtieran o se abandonaran, especialmente en la zona Este de Mendoza. Hay menos uva, es cierto, y este año se sintió, no hubo una alta producción y costó conseguirlo. Pero no me preocupa: es una cepa que sin dudas va a ir en crecimiento", señala Rodrigo Serrano Alou, enólogo de la bodega orgánica Domaine Bousquet. 

Rodrigo Serrano, enólogo de Domaine Bousquet, apuesta a que crecerá la superficie de viñedos

Los desafíos de elaborar un buen Cabernet Sauvignon

En diálogo con iProfesional, Santiago Mayorga, de Nieto Senetiner, explica que "si bien es la reina de las tintas, es una variedad que no es sencilla de hacer. Requiere de bastante manejo en el campo y es muy exigente en el terroir y en el suelo. Es un varietal que necesita de mayor humedad y agua que otros varietales. A su vez, le gustan los climas con buena amplitud térmica y ciclos un poco más largos".

"Con cada vendimia, me encuentro con los mismos desafíos que los demás varietales. En primer lugar, lograr un buen equilibrio en el viñedo y luego, definir una fecha de cosecha que debe ser la correcta para lograr esa combinación entre frescura y madurez y entre concentración y textura. Por otro lado, me encuentro con el desafío de que el año te acompañe en sanidad y que la uva no tenga ninguna enfermedad o peste", subraya. 

Santiago Mayorga: "Cuando lográs alcanzar un gran vino, tiene un potencial espectacular"

Sin embargo, todo ese esfuerzo, según Santiago, luego trae una recompensa: "Personalmente me gusta mucho elaborar el Cabernet Sauvignon porque es una variedad que, cuando lográs alcanzar un gran vino, tiene un potencial espectacular, tanto de la intensidad de fruta como de la intensidad en boca y potencial de guarda". 

Germán Di Césare, enólogo de bodega Trivento, profundiza sobre los desafíos que implica trabajar esta cepa y lograr transformarla en un vino de clase mundial: "En relación a la vendimia, siempre es un desafío la buena elaboración de un varietal que tiene un período de maduración largo".

"En este sentido, creo que buscar en nuestra tierra y estudiar cómo se comporta su maduración, para obtener un vino de calidad, lograr el manejo en términos de canopia en nuestro clima, es uno de los grandes retos. Luego, creo que la vinificación es la parte más sencilla", completa. 

El manejo del viñedo es uno de los grandes desafíos a la hora de elaborar Cabernet Sauvignon, según Germán Di Césare

Federico Bizzotto, enólogo de bodega Budeguer, coincide y asegura que lograr un balance y equilibrio entre la fruta correctamente madura, con taninos suaves y sedosos, "no es fácil, ya que esta variedad posee pieles con taninos punzantes y de gran estructura que, conforme avanza la maduración, se van transformando". 

Federico lo plantea de manera muy concreta: "Al Cabernet Sauvignon hay que saber esperarlo y comprenderlo. Este varietal no se muestra fácilmente y se necesita de tiempo, experiencia y serenidad, es una de las variedades que no perdona un error en el punto óptimo de cosecha". 

Rodrigo Serrano Alou, de Domaine Bousquet, profundiza en esa dirección: "El desafío está en el punto de madurez. Es la última variedad que cosechamos y nos hace transpirar porque hay que estar atentos a la madurez polifenólica y a muchas otras variables, pero se disfruta en cada vendimia, sobre todo cuando vemos los resultados".  

Un vino con un carácter diferente

¿Cuál es la esencia del Cabernet Sauvignon argentino? ¿Qué lo diferencia del que se produce en otros lugares del mundo? Ante esta pregunta, Pablo Cúneo, de Luigi Bosca, responde que "en el país tenemos un Cabernet Sauvignon excepcional, que se va perfeccionando día a día. La diferencia con otros países es la menor presencia de notas herbáceas, un carácter frutal muy marcado y taninos maduros y dulces". 

"Al Cabernet Sauvignon hay que saber esperarlo y comprenderlo", asegura Federico Bizzotto

"Las regiones de nuestro país presentan condiciones excepcionales en términos de energía, luminosidad y amplitud térmica. En definitiva, nuestros Cabernets provienen de climas continentales, algo muy raro de encontrar en otras partes del mundo y ahí radica su verdadero diferencial", completa. 

Respecto de en qué fase estamos como país productor, Pablo reflexiona: "Pienso que estamos a mitad de camino, pero con los objetivos más importantes ya logrados, que son la calidad y la historia. Contamos con 13.800 hectáreas distribuidas en casi todas las regiones vitícolas argentinas y el gran trabajo por delante es la comunicación y llevarlo al mundo; en eso estamos". 

El enólogo Rodrigo Romero, de bodega Pascual Toso, coincide al señalar que "Argentina tiene Cabernet Sauvignon en varias zonas vitivinícolas, desde Jujuy al norte hasta Rio Negro al sur. Esta diversidad de suelos, clima, agua, y mano del hombre hace que tengamos diversidad de variedades para vinificar". Y un aspecto crucial, según el experto, es que "al no tener influencia marítima, nuestros Cabernet Sauvignon son muy finos y delicados aromáticamente, ya que no hay mucha presencia de pirazinas". 

"Argentina no solamente es Malbec, también somos muchas más variedades y con el Cabernet Sauvignon vamos en la senda correcta, ya que nuestros vinos han obtenido excelentes puntajes a nivel internacional, y esto hace que podamos competir o estar a la altura de los mejores Cabernet Sauvignon del mundo", completa. 

"Con el Cabernet Sauvignon vamos en la senda correcta", dice Rodrigo Romero 

"Para los enólogos en general y para mí en particular, siempre ha sido una variedad que me genera mucha emoción, ya que representa una de las variedades más importantes del mundo. Me remonta a los comienzos de los grandes vinos franceses que tienen en su base Cabernet Sauvignon. Es emocionante descubrir cómo esta variedad se muestra con muchísimo carácter en estas tierras, con mucha identidad, con mucha fuerza varietal", agrega Germán, de Trivento. 

A continuación, 12 grandes vinos Cabernet Sauvignon, de diferentes precios y estilos para celebrar su día mundial:

Pascual Toso Finca Pedregal Selected Lots Cabernet Sauvignon 2020 | Pascual Toso | Precio: $5.100

 

Una verdadera joya que tenés que probar. Es cierto, no es 100% Cabernet Sauvignon pero es un ejemplo de un gran blend argentino, en comunión con la variedad emblema del país, como es el Malbec. Vas a encontrar una zona de mucho confort si te gustan los vinos de espíritu clásico, en los que la fruta madura y las notas de crianza tienen un diálogo de igual a igual. En su paleta vas a encontrar notas que tiran hacia las frutas confitadas, sobre un colchón de especias (clásicas y dulces), además de una punta mentolada. En boca, un lujo: carnoso, con taninos dulzones de buen agarre y un medio de boca dominado por el carácter de la fruta y esas mismas especias percibidas al comienzo. En su andar tiene un agradable graso pero no cansa, no es denso. Hay un pulso fresco que lo acompaña. Una sutil frescura que refuerza su elegancia. Vino perfecto para disfrutar hoy pero también para guardar una botella y repetir la experiencia en 7, 8 años. Sin dudas seguirá sorprendiendo. 

En diálogo con iProfesional, el enólogo de la bodega, Rodrigo Romero, explica que el terroir del que proviene este vino, en Barrancas, Maipú, provincia de Mendoza, "es muy bueno", ya que al no estar muy altos (ronda los 730 metros sobre el nivel del mar) y tener una amplitud térmica considerable, de alrededor de 20°c, "nuestros vinos logran una excelente madurez polifenólica, buena acidez y madurez azucarina". 

Terrazas Reserva Cabernet Sauvignon 2020 | Terrazas de los Andes | Precio: $1.715

 

Un vino para paladares universales, que entrega fruta roja y negra, muy bien definidas y que anticipan un vino fresco y jugoso. Completa su paleta un toque herbal y un dejo especiado. En boca, confirma todo lo que promete: centro de boca con fruta brillante y crujiente, andar jugoso y taninos equilibrados y redondos. Un Malbec joven, amable, 100% bebible. Parte del secreto de este balance está en su arquitectura, dado que combina la frescura del Valle de Uco con la redondez y generosidad que se logra en los terroirs de Luján de Cuyo. 

"Elegimos estos componentes en el blend porque Luján de Cuyo nos aporta fruta madura, graso, concentración y medio de boca, mientras que Altamira nos da un especiado que nos recuerda notas herbales, con una frescura que no llega a la pirazina", explica José Ponce, miembro del equipo enológico de Terrazas de los Andes. 

¿Cómo ha ido evolucionando este vino en los últimos años, en cuanto a la definición del estilo? Ante esta pregunta, José detalla que "hemos cambiado el tipo de tostado de la madera de roble y se ha incorporado un buen porcentaje de tostados ligeros, que nos favorecen la polimerización de color dando una buena sucrosidad y resaltan los componentes frutales de la variedad donde esta es la protagonista del vino; también una cosecha algo más temprana nos ayuda a mantener la frescura y la buena acidez. Con estos cambios, logramos que nuestro vino tenga las características de la fruta fresca típica de zonas de altura". 

Luigi Bosca De Sangre Cabernet Sauvignon 2020 | Luigi Bosca | Precio: $4.700

 

Un vino que, desde su lanzamiento, marca un estándar de la calidad que puede alcanzar un Cabernet Sauvignon de clase mundial con sello argentino. Pura elegancia, lejos de clichés y de lugares comunes. Complejo a su manera: no está sobrecargado. Y esto responde a que hay capas, como dicen los enólogos, de costuras finas. ¿Qué significa esto? Que hay un ensamble preciso entre sus aromas, que ningún componente resulta invasivo y que la madera no se roba el protagonismo. En esas capas se suceden la fruta negra, las flores y las especias. En boca es largo pero preciso, con sustancia pero, a la vez, una textura delicada. Premia con taninos de ligero pulso dulce y una atmósfera especiada que permanece. Para lograrlo, el equipo enológico liderado por Pablo Cúneo creó un complejo rompecabezas que conjuga viñedos de Las Compuertas, Agrelo, Gualtallary y Altamira. 

"El equilibrio resultante entre los componentes de Luján de Cuyo y Valle de Uco da como resultado un tinto sobrio, de excelente tipicidad varietal, compacto, de gran estructura y elegancia. Su carácter y complejidad son una muestra de lo que esta variedad es capaz de expresar en Mendoza", explica Pablo. 

"En Luigi Bosca somos precursores en la elaboración del Cabernet Sauvignon y tenemos una historia muy cercana con la cepa, llevamos más de 60 años de trabajo e investigación para lograr su mejor expresión y la de los terruños mendocinos, hemos dedicado nuestra vocación y espíritu innovador al desarrollo de esta variedad. Si bien mucho ya se ha hecho con esta cepa, en Luigi Bosca estamos convencidos de que hay muchas cosas para seguir investigando y aprendiendo, ya sea del lado del viñedo como de la elaboración y, hoy vemos un gran potencial en el Cabernet Sauvignon, por esto, tomamos el desafío de comunicarlo y llevarlo de Mendoza al mundo", completa. 

Don Nicanor Cabernet Sauvignon 2020 | Bodega Nieto Senetiner | Precio: $2.160

 

Qué bien que funciona la amalgama entre el Valle de Uco y Luján de Cuyo. Hay un juego entre la madurez de la fruta roja y también negra, los trazos herbales le imprimen complejidad y frescura y el recuerdo a especias le aporta profundidad. En boca se presenta sabroso, con paso amplio, taninos firmes y una acidez en su punto justo. Un vino equilibrado, preciso, rico. 

En diálogo con este medio, Santiago Mayorga explica que "hacemos un corte de Valle de Uco y Luján de Cuyo porque ambas zonas tienen aportes diferentes en esta variedad. Si hablamos de Luján de Cuyo, en general los Cabernet Sauvignon tienden a tener notas de fruta roja madura y algo de fruta negra, como membrillo, confitura de guindas o ciruelas pasas. En boca, tienen taninos más suaves y redondos". 

"Por otro lado, en el Valle de Uco, dependiendo el lugar en donde estemos cultivado el Cabernet Sauvignon, encontramos narices más salvajes, con hierbas (tomillo, poleo, o algunas flores como lavanda) y más acidez en boca, dándole un realce a la combinación y al corte con la fruta de Luján de Cuyo", completa. 

a Celia Eugenio Bustos Cabernet Sauvignon 2017 | Finca La Celia | Precio: $17.000

 

Un vino que conjuga uvas de tres terroirs diferentes del Valle de Uco (Altamira, La Consulta y Eugenio Bustos) y que no va por el lado de las pirazinas, sino que recorre un camino diferente, pero sin renunciar a la tipicidad varietal. Cuando lo sirvas, te vas a encontrar con un vino complejo, que suma capas y que se presta para tenerlo en la copa durante varios minutos una vez servido. Cuando se exprese, seguramente encuentres frutas tipo confitura, especias profundas e intensas, una punta fresca (un toque herbal) y las notas de barricas que no tapan la materia prima. Sabroso en el paladar, de paso largo, ligeramente tenso y con mucha textura. Un vino definitivamente táctil. Un factor clave en este vino es que tiene cáracter y presencia, tiene musculatura, pero fluye. Eso es un gran mérito y resume un poco cómo es el espíritu de la alta gama bajo un prisma actual. Un vino que tiene mucho potencial en su curva de evolución en botella pero que muestra un excelente presente. 

Trivento Golden Reserve Cabernet Sauvignon 2018 | Trivento | Precio: $2.680

 

Sobrio pero profundo, con una paleta donde manda la fruta apenitas madura, junto a una buena atmósfera especiada y, en un segundo plano, aparece esa nota que rememora al pimiento rojo, sutil, nada invasivo. ¿La madera? Muy en línea: está pero no habla fuerte, no tapa la materia primera. Al probarlo, te vas a encontrar con un vino coherente con lo que propone en nariz. Es expresivo pero sin perder la elegancia. Tiene buena estructura, de la mano de taninos firmes pero que jamás incomodan y una frescura que no se despega. Y sin dudas, uno de sus atributos principales es que es un vino que corre, fluye, tiene cierta urgencia en el paladar, por lo que nunca cansa la boca. Un vino que habla de una viña equilibrada y de un enólogo sensible y obsesivo al detalle en la vendimia. Gran best value.

"Todo lo que producimos de Cabernet Sauvignon es de Valle de Uco. Creo que es una expresión del Cabernet de altura, que logra una buena combinación de: especias y pirazinas, con esa fruta roja tipo cassis, que a veces es muy difícil de encontrar -dependiendo del año-, pero que aparece mucho más en los años fríos, y la encontramos en los vinos de Trivento. En boca se encuentra una muy buena estructura de los taninos, hay una verticalidad con un muy buen balance entre los taninos y la frescura. No es un Cabernet Sauvignon sobremaduro; de hecho, nuestras cosechas de Trivento Golden Reserve Cabernet Sauvignon son del mes de marzo, con muy poca participación de la primera semana de abril", explica el enólogo Germán Di Césare. 

El Esteco Old Vines 1947 Cabernet Sauvignon 2020 | El Esteco | Precio: $3.948

 

Un vino de paisaje, un vino que grita Norte Argentino: intenso, cargado de aromas donde mandan, antes que nada, las notas que recuerdan a los galpones donde se almacenan los clásicos pimientos rojos. Luego aparece la fruta roja madura y profunda. Al paladar entra con un buen ataque, luego se muestra carnoso, con taninos firmes que son el andamiaje de este gran vino tinto con un centro de boca cargado de frutas y recuerdos a pimentón. Si estás en la búsqueda de un buen exponente del NOA, apostá sin dudarlo. 

Primus Cabernet Sauvignon 2017 | Bodegas Salentein | Precio: $9.500

 

Las capas se suceden en este vino profundo y definitivamente elegante. Resultará perfecto para consumidores que aman el estilo clásico pero la frescura, que es el sello de la zona del Valle de Uco de la que proviene (Los Arboles), lo convierte también en un vino actual, para paladares universales. Atrapa en nariz con su paleta de frutas negras maduras con un fondo especiado; suma además un dejo a pimentón ahumado, pimienta negra y especias dulces. En boca, confirma por qué es un vino de clase mundial: es un vino de texturas, de gran longitud (de esos vinos de perfil más largo que ancho) y avance preciso, con un graso que le da presencia y taninos firmes y maduros 

"El clima fresco del lugar y la particularidad de estas parcelas donde los suelos franco-arenosos poseen gran concentración de rocas cubiertas con carbonato de calcio, le dan a este Cabernet Sauvignon un carácter único que comienza a ser reconocido en el mundo", explica Diego Morales, gerente de viñedos de Bodegas Salentein.

4000 Cabernet Sauvignon | Familia Budeguer | Precio sugerido: $2.600

 

Un vino en el que el concepto madurez está bien enfocado, bien trabajado: hay una rica fruta tipo mermelada que pide protagonismo, pero matizada con notas herbales, toques mentolados y una madera que aporta un abanico de especias dulces. Al paladar se presenta jugoso, carnoso y concentrado pero sin dejar de ser súper bebible. Los taninos maduros, firmes pero redondeados, le dan sostén, mientras que la acidez, sin hablar muy fuerte, está ahí, presente, dándole empuje y vivacidad. Un vino clásico pero moderno a la vez. Su precio, otro plus para elegirlo. 

"En Budeguer trabajamos con Cabernet Sauvignon en distintas zonas y cada una posee su encanto. Los Cabernet Sauvignon de Agrelo, al estar en suelos ricos, arcillo profundos, logramos perfiles más finos, sedosos con más fruta roja. Mientras que los vinos obtenidos de Perdriel poseen mayor tensión, con características herbales y notas más vegetales", explica Federico Bizzotto, de Budeguer. 

Domaine Bousquet Gran Cabernet Sauvignon 2018 | Domaine Bousquet | Precio: $3.700

 

Intenso y profundo pero a la vez, sobrio. Abundan las notas de frutas rojas, tipo membrillo y de grosellas negras; en una segunda capa, se percibe un toque de pimentón, especias y una barrica que suma notas de cacao y tostados. Mucha elegancia. De buena estructura y mucha longitud en boca, con un andar por el centro, preciso, con muy buen peso pero a la vez, fluye, corre por el centro. Y todas esa sensación que dejan las especias y esa fruta negra se compensan con una energía fresca. Gran final, con una buena textura, que se une a una rica acidez, de esas que te dejan salivando un buen rato. 

Seismiles Bodega Cabernet Sauvignon | Bodega Veralma | Precio sugerido: $950

 

Un hallazgo: una bodega poco conocida que produce vinos con mucho carácter en Catamarca, más precisamente en Tinogasta, a más de 1.300 metros sobre el nivel del mar. El nombre de esta línea obedece al paisaje que rodea a este terroir: el Valle de los Seismiles, dado que en esa zona hay una importante concentración de volcanes que superan los 6.000 metros de altura. Su color violeta, intenso y brillante, revela que estamos ante un vino joven. Y eso mismo se percibe en nariz: hay mucha, mucha fruta, roja, intensa, profunda, brillante, junto a un rico toque especiado. En boca es jugoso, con un medio de boca donde explota esa misma fruta percibida al comienzo. Tiene una buena fluidez y taninos redondos pero con agarre. La acidez, en tanto, le imprime frescura. Vale la pena probarlo y seguir descubriendo la diversidad de Cabernet Sauvignon que hay en Argentina. 

La Linterna Finca Las Mercedes Parcela 19 Cabernet Sauvignon 2016 | Bemberg Estate Wines | Precio: $21.000

 

La familia Bemberg se propuso alumbrar vinos provienentes de algunos de los mejores terroirs de Argentina y le encomendó la misión al enólogo Daniel Pi. Este Cabernet Sauvignon del Valle de Cafayate, Salta, es puro terroir. Es de esos ejemplares con tipicidad arrolladora, con una paleta dominada por las notas de pimentón rojo, frutas rojas y especias, con capas y capas y que se van superponiendo. Su paso llena el paladar, con buen graso y taninos bien trabajados pero firmes. Un vino profundo, con músculo, pero que resulta muy disfrutable.

Temas relacionados