iProfesional

Cómo es el proyecto de una olivícola de Mendoza que apuesta por la economía circular

Se trata de una finca de 440 hectáreas, ubicada en San Rafael. El cultivo es ecológico y sustentable en armonía con el medio ambiente
Por iProfesional
11/12/2023 - 18:22hs
Cómo es el proyecto de una olivícola de Mendoza que apuesta por la economía circular

La industria olivícola es clave para las economías regionales. Recientemente, la Federación Olivícola Argentina (FOA) difundió un informe que revela que la superficie destinada al olivar en el país abarca 86.000 hectáreas, distribuidas en 43.000 hectáreas para aceitunas destinadas a almazara, 26.000 hectáreas para aceitunas de mesa y las restantes 17.000 hectáreas para ambas.

En cuanto a la distribución de sus productos, la industria olivícola argentina destina el 75% de sus aceitunas a la elaboración de aceite de oliva virgen y virgen extra. La FOA ha señalado que, gracias al esfuerzo y la inversión de los operadores, la calidad de sus aceites ha sido promocionada con éxito en Estados Unidos y en la Unión Europea. 

En este contexto, el sector está dando pasos importantes para tener una industria cada vez más sustentable. Una empresa que se embarcó en esa dirección es Finca San Gerardo, dedicada a la producción de aceites de oliva virgen extra de alta calidad. Sus orígenes se remontan a 2011, cuando iniciaron las primeras plantaciones de olivos. En 2018, el proyecto experimentó un hito significativo con la construcción de una moderna planta equipada con tecnología alemana de vanguardia.

Comprometida con la sustentabilidad y el respeto al medioambiente, la finca ha adoptado prácticas agrícolas ecológicas. Según Alejandro Navarro, maestro de Almazara de la planta, la premisa fundamental es la sustentabilidad en todos los aspectos, buscando una economía circular donde nada se desperdicie.

Un ejemplo concreto de este compromiso es la reutilización del carozo de la aceituna como fuente de energía, contribuyendo significativamente a la reducción de la huella de carbono. En colaboración con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), se trabaja en la certificación de la huella de carbono.

Asimismo, la empresa ha establecido acuerdos para convertir los desechos en base alimenticia para el ganado.

Esta finca en Mendoza apuesta por la economía circular

Desde un parque solar hasta riego por goteo

El enfoque sostenible de Finca San Gerardo se extiende a la generación de energía, con la implementación de un parque solar que facilita la extracción de agua para el riego por goteo sistematizado en sus 440 hectáreas. Actualmente, 330 hectáreas están en producción, con la meta de cubrir el espacio restante para 2025.

El suministro de agua proviene del Río Diamante, respaldado por cuatro perforaciones en funcionamiento. La gestión eficiente del agua se realiza a través de una represa impermeabilizada con polietileno de alta densidad, con una capacidad de 62.000.000 de litros.

Inicialmente centrada en la cosecha y venta de frutas, la empresa evolucionó hacia la maquinaria tecnificada para la venta a granel y la exportación. Dada la calidad excepcional de sus productos, la decisión de comercializar aceite fraccionado al consumidor final se tomó con éxito.

El 90% de la producción se exporta a granel a destinos como España, Portugal, Estados Unidos, Chile y Brasil, mientras que el 10% se destina al mercado interno argentino.

En cuanto al perfil del suelo en El Cerrito, a 14 km de San Rafael, se destaca por su textura homogénea, buena permeabilidad y baja salinidad, condiciones ideales para el desarrollo del olivo.

La cosecha, combinando métodos mecánicos y manuales, garantiza eficiencia y cuidado de las plantas. Las variedades presentes en la finca, como Arbequina, Changlot, Manzanilla, Frantoio, y desde 2022, Arauco, contribuyen a la diversidad y calidad del producto final.

La empresa produce con una visión sustentable y enfocada en el cuidado del medioambiente

El producto estrella, Terroir Series, es un aceite de oliva premium extra virgen que combina 65% Arbequina y 35% Changlot, Arauco y Frantoio. 

Además, la empresa ha anunciado la próxima llegada de las líneas Reserve Collection y Premium Signature, ediciones limitadas de fraccionado selecto.

Finca San Gerardo ostenta certificaciones de calidad, como ISO 22.000 y Buenas Prácticas Agrícolas, junto con la certificación sin TACC y la "IG-Mendoza" de Identificación Geográfica del Aceite de Oliva Extra Virgen. Estos reconocimientos subrayan la singularidad de los cultivos de olivo en San Rafael, Mendoza.

Temas relacionados