Más artículos

No pudo ser: se estrelló la sonda israelí Beresheet al hacer contacto con la Luna

No pudo ser: se estrelló la sonda israelí Beresheet al hacer contacto con la Luna
Tras ocho semanas de viaje, la sonda israelí Beresheet no pudo alunizar con éxito y se estrelló contra la superficie, informaron fuentes oficiales
11.04.2019 18.53hs Actualidad

La sonda Beresheet no pudo llegar al satélite natural de la Tierra. Israel quedó fuera del exclusivo club de países, Estados Unidos, Rusia y China, que han enviado naves espaciales a la superficie de la Luna.

Era la primera nave espacial interplanetaria no tripulada de Israel. A las 16.05 hora argentina, la sonda Beresheet comenzó las maniobras de descenso, pero no pudo completarlo.

Luego de comenzar su maniobra final de aterrizaje a las 22:10 hora local, la aeronave no tripulada, de 585 kilos de peso y 2 metros de diámetro, que costó alrededor de 100 millones de dólares, inició un proceso calificado por los ingenieros de la IAI como "un camino de no retorno", pero perdió su motor principal, se encaminó hacia un descenso incontrolado y no consiguió aterrizar.

Los ingenieros de la IAI, que controlaban y contemplaban el proceso de aterrizaje desde su base en Yehud (centro de Israel), comunicaron que la operación había fracasado ante un público expectante.

La misión espacial dirigida por el profesor Oded Aharonson del Instituto Weizmann, y de la que también participó el ingeniero argentino Diego Saikin, quien diseñó el software de simulación de la nave, fue mayormente financiada con aportes privados provenientes de la organización SpaceIL.

La sonda Beresheet estaría activa sobre la superficie lunar algunos días, hasta que agote su energía. La nave lleva en su interior una cápsula con poemas de escritores israelíes, dibujos de niños, el testimonio de un sobreviviente del Holocausto e información sobre toda la humanidad. Tenía como propósito estudiar el campo magnético de la Luna.

"El hecho de participar de esta misión es algo increíble, es un hito histórico", dijo el ingeniero argentino Saikin, que contó -además- que esta semana durmió "pocas horas", no solo por la ansiedad sino porque tuvo que hacer algunas actualizaciones en el software.

"Hubo eventos en todo el país, pantallas gigantes para ver la trasmisión en vivo y mucha emoción", dijo Saikin desde el centro de control de la industria aeroespacial israelí, al sur de Tel Aviv.

Beresheet despegó al espacio el 22 de febrero a bordo de un cohete Falcon 9 de la compañía SpaceX, desde Cabo Cañaveral, Florida. Un final feliz que no pudo ser. 

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas