Más artículos

Nueva era en Uruguay: Lacalle Pou, un presidente con grandes desafíos económicos

Nueva era en Uruguay: Lacalle Pou, un presidente con grandes desafíos económicos
El flamante presidente llegó al poder tras 15 años de liderazgo del Frente Amplio, de la mano de una alianza de cinco fuerzas políticas
Por iProfesional
01.03.2020 12.55hs Actualidad

Luis Lacalle Pou se convirtió este domingo, con 46 años, en el presidente más joven de Uruguay desde que en 1985 se reinstauró la democracia en este país. 

Abogado de profesión, diputado en tres períodos y senador en uno por el Partido Nacional (PN, centroderecha), este hijo de un presidente y bisnieto de un histórico líder político puso fin a 15 años de gobiernos del Frente Amplio (FA, izquierda).

Los cambios que se avecinan son inminentes: su coalición de gobierno prometió flexibilizar el Mercosur y abrir los mercados.

El mandatario electo prometió también facilitar la entrada de inversiones mediante la reforma de las leyes fiscales y de residencia. 

Para llevar adelante este giro Lacalle Pou dependerá tanto de la evolución de la situación económica y social como de su capacidad para manejar las tensiones y conflictos dentro de una heterogénea coalición.

Su principal aliado dentro de la coalición es el Partido Colorado, que ya ha gobernado junto al Partido Nacional, y a quien le tocan tres ministerios, entre ellos el de Relaciones Exteriores, que estará dirigido por Ernesto Talvi, según informó Télam.

Talvi, ex candidato presidencial colorado que perdió en primera vuelta y respaldó a Lacalle Pou en la segunda, tendrá a su cargo la cuestión de Venezuela, un tema sobre el que Montevideo ha venido promoviendo el diálogo durante años, frente a la postura más dura de sus vecinos.

A Cabildo Abierto, el partido del militar retirado Guido Manini Ríos, que obtuvo cerca del 11% de los votos en octubre, se ocupará de dos ministerios en los que también se esperan giros: Salud, que será ocupado por el antiabortista Daniel Salinas, que anticipó que no pretende retroceder en la ley de aborto aprobada en 2012, y el ministerio de Vivienda.

Pero además, en el reparto de puestos al partido de derecha le tocó la subsecretaría de Defensa, una designación que la semana pasada provocó el primer chispazo en la coalición.

El subsecretario designado, el coronel retirado Rivera Elgue, declaró que las fuerzas armadas uruguayas no tenían que pedir perdón por su accionar durante la dictadura, unos dichos que fueron rechazados por el líder del partido.

En tanto, al Partido Independiente, el que menos votos obtuvo de toda la coalición, le tocó el ministerio de Trabajo, que será ocupado por el ex frenteamplista Pablo Mieres.El Partido Nacional, por su parte, se quedó con siete carteras, entre ellas la de Economía, que estará liderada por la economista Azucena Arbeleche, quien tendrá el reto de enfrentar el creciente desempleo, el estancamiento de la economía y el creciente déficit fiscal.

El perfil del nuevo presidente

Luis Lacalle Pou es un abogado y político del Partido Nacional de larga y conocida trayectoria, no solo por su propia experiencia como diputado y senador sino por su tradición familiar como hijo de un ex mandatario y bisnieto de un reconocido caudillo de la derecha.

Lacalle Pou, hijo del ex presidente Luis Alberto Lacalle (1991-1995) y la escribana y ex diputada Julia Pou, basó buena parte de su campaña en eliminar algunas de las etiquetas que arrastra para sumar votos de afuera de su partido.

De 46 años e hijo de una familia acomodada, cursó sus estudios primarios y secundarios en el British School de Montevideo y en 1998 se recibió de abogado en la Universidad Católica del Uruguay.

Está casado con Lorena Ponce de León, con quien se conoce desde sus 18 años y con quien tuvo tres hijos, los mellizos Violeta y Luis Alberto, de 24, y Manuel, de 14.

A su perfil de joven acomodado se suman las etiquetas que le colocan desde el izquierdista Frente Amplio, que lo compara con el ex presidente Mauricio Macri. De hecho, hace cuatro años celebró la victoria electoral de Macri y llamó "populista" al espacio político que en esas elecciones presentaba a Daniel Scioli como candidato presidencial.

Sobre Venezuela, Lacalle Pou se distanció de la postura del gobierno de Tabaré Vazquez: "Es una dictadura y Nicolás Maduro es un dictador. En eso nos diferenciamos con lo que piensa nuestro actual gobierno", afirmó.

En la última escalada regional contra Venezuela, Uruguay se alineó con países como México, favorables al diálogo y a permitir que sean los propios venezolanos los que resuelvan su crisis, manteniéndose al margen del Grupo de Lima.

En cuanto al Mercosur, el candidato blanco se ha mostrado favorable a una flexibilización del bloque regional, en línea con el presidente brasileño, Jair Bolsonaro.

Expresó su intención de dar impulso a tratados de libre comercio y un acercamiento a países del Pacífico latinoamericano.

Su pasado político incluye tres períodos como diputado por Canelones (2005-2015), de la mano del ala más conservadora del partido, el herrerismo, llamada así por su abuelo, Luis Alberto de Herrera, principal caudillo de la formación de derecha.

En 2015, tras ganar la interna de su partido, no logró imponerse en las presidenciales aunque accedió más tarde a una banca de senador, ya que también encabezaba la lista de candidatos para esa cámara.

Temas relacionados