Más artículos
Prótesis PIP: vence el plazo para sumarse a la demanda que afectó a millones de mujeres

Prótesis PIP: vence el plazo para sumarse a la demanda que afectó a millones de mujeres

Prótesis PIP: vence el plazo para sumarse a la demanda que afectó a millones de mujeres
A 10 años del escándalo sanitario por las prótesis PIP, 400.000 mujeres de todo el mundo aún no se han sumado al juicio, que está próximo a concluir
Por Leonardo Coscia
13.08.2020 09.27hs Actualidad

"La demanda más grande del mundo" por y para las mujeres, es el nombre que recibe la campaña donde más de 10.000 mujeres de 45 países demandan a la empresa alemana TÜV Rheinland, que habría sido la responsable de no realizar los controles pertinentes de la fabricación y comercialización de los implantes mamarios PIP

Esta negligencia desató una crisis sanitaria mundial hace 10 años, además de provocar fuertes consecuencias a la salud de miles de mujeres en todo el mundo.

Según pudo saber iProfesional, el estudio de abogados Lozano Blanco & Asociados, promotores de la campaña, busca a través de un equipo internacional multidisciplinario representar y dar acompañamiento personalizado en todo el proceso legal a las mujeres víctimas de más de 45 países, reclamando por sus derechos en pos de la obtención de indemnizaciones correspondientes.

Se trata de una iniciativa que nació en 2013, cuando la firma de abogados liderada por Nathalie Lozano Blanco logró ser el primero en inscribir a un grupo masivo ante los tribunales de Francia, representando así a 1.500 mujeres en una primera demanda y que luego tuvo en 2014 su segunda demanda. En ambas ocasiones, TÜV Rheinland fue condenada en primera instancia a pagar una provisión de 3.000 euros a las 7.700 mujeres demandantes para cubrir los gastos médicos urgentes y, quienes están ahora, a la espera de una indemnización definitiva que le corresponderá a cada una de acuerdo con su caso concreto.

"Actualmente representamos a casi 10.000 mujeres en más de 45 países, con varias victorias en los tribunales franceses. Si bien hemos logrado mucho, aún son más de 400.000 las damnificadas que sufren en silencio, por lo que no descansaremos hasta que todas las víctimas de los implantes PIP sean reparadas", expresó Nathalie Lozano, Socia de Lozano Blanco & Asociados.

Una negligencia desató una crisis sanitaria mundial hace 10 años
Una negligencia desató una crisis sanitaria mundial hace 10 años

Escándalo sanitario mundial

El escándalo de las prótesis mamarias de la compañía francesa PIP salió a la luz pública en marzo de 2010, cuando se supo que la empresa utilizaba un gel de silicona no homologado para uso médico, en vez del gel Nusil autorizado que declaraba emplear. Más de 20.000 mujeres en todo el mundo que han adelantado acciones legales, percibieron provisiones iniciales que suman 66 millones de euros por parte de la empresa alemana demandada, TÜV Rheinland.

Se estima que medio millón de prótesis fraudulentas fueron fabricadas y vendidas en el mundo entre 2001 y 2010, valiéndose de los ineficaces controles por parte de la empresa certificadora TÜV Rheinland. En Argentina, se estima que alrededor de 15.000 mujeres recibieron estas prótesis mamarias, que se comercializaron entre 2007 y 2010, año en el que la ANMAT prohibió su comercialización y uso, copiando la medida tomada en Francia.

Consecuencias físicas, psicológicas y económicas

Hoy, diez años después, la incertidumbre sobre los efectos negativos de las prótesis se mantiene. Con el agravante de que, por desconocimiento o falta de recursos, miles de mujeres aún continúan siendo portadoras de estas prótesis, y sufriendo los daños emocionales y físicos que representan.

Existe, incluso, la sospecha no confirmada de que el uso y colocación de prótesis mamarias de tipo rugosas están asociadas a un tipo de cáncer poco frecuente, el Linfoma Anaplásico de Células Grandes (LACG, por su sigla en español).

No obstante, lo que sí se sabe es que la tasa de probables lesiones, como pueden ser una ruptura o fisura con escape de gel, ocasionados por las prótesis mamarias PIP es 7 veces más que otros implantes. Por lo que, adicional al potencial riesgo para la salud, las damnificadas en algunos casos deben luchar para que su cobertura médica les cubra la operación para extraerlas de forma preventiva y les garantice el recambio de estas, con el agravante de que no todas las argentinas están afiliadas a prepagas o a obras sociales en el país.

En muchos países del mundo se recomendó la remoción preventiva de los implantes PIP, teniendo en cuenta la afectación al daño psicológico de la mujer que lleva este producto adulterado en su cuerpo.

En esta línea, Laura Analía Galleguillo, una de las argentinas víctimas de las prótesis PIP, expresó "me operé en noviembre de 2018, la cirugía, el post operatorio, y los posteriores controles de rutina salieron todo bien. Sin embargo, luego en 2011 cuando me entero por los medios que las prótesis que tenía eran de mala calidad y que muchas mujeres en el mundo comenzaron a tener problemas, me angustié mucho, dado que no tenía la posibilidad económica de extraérmelas". 

En muchos países del mundo se recomendó la remoción preventiva de los implantes PIP
En muchos países del mundo se recomendó la remoción preventiva de los implantes PIP

"En 2012 me enteré de la campaña liderada por el estudio Lozano & Blanco, me comuniqué con ellos y comenzamos a juntar toda la documentación necesaria para ser parte de la demanda más grande del mundo. Estoy en el segundo grupo de demandantes y somos miles de mujeres en la misma situación. En 2018 cobramos una pre indemnización, pero el juicio aún continúa. Con ese dinero podré sacarme las prótesis y dar por acabado este eterno miedo con el que vivo", añadió.

Un estudio que realizó Lozano Blanco & Asociados en 2018 entre las mujeres representadas arrojó el dato de que el 64% de ellas han sufrido angustia permanente derivada de usar o haber usado los implantes, el 68% ha visto afectada su autoestima y el 36% su desempeño laboral a causa de las complicaciones de las prótesis.

Adicionalmente a los riesgos para la salud física y psicológica, también se suman las consecuencias económicas. El mismo estudio arrojó el dato de que el 95% de las mujeres que aún no se han sometido a una cirugía de retiro de implantes (32%) argumentan que no lo han hecho por falta de recursos económicos. El promedio de los gastos médicos asociados a complicaciones con las prótesis corresponde, en promedio, a 14 meses de salario.

Última oportunidad

El próximo 31 de agosto de 2020 se vence el plazo para que todas las mujeres afectadas por los implantes PIP reclamen ante las autoridades francesas. Para participar como demandante hasta esta fecha, "no es necesario que la mujer haya sufrido fisura o ruptura de la prótesis. Todas las mujeres son afectadas por estos implantes ante la ley, por haber comprado un producto que no cumplía con las condiciones de calidad y seguridad necesarias", añadió Lozano. Deben inscribirse en https://lademandamasgrandedelmundo.com/

En esta línea, los promotores de "La demanda más grande del mundo" hecha por y para mujeres, invitan a todas aquellas argentinas, que aún no lo hicieron, a que se sumen a través de un "sistema de proceso de registro y envío de documentos virtual que es fácil, gratuito y rápido, dado que se necesitan solo 3 minutos para iniciar la demanda", culminó Lozano.