Más artículos

Ahora podés "traducir" los ladridos de tu perro y entender qué quiere: cómo funciona este increíble dispositivo

Ahora podés "traducir" los ladridos de tu perro y entender qué quiere: cómo funciona este increíble dispositivo
Este collar de silicona es capaz de traducir los ladridos de los perros, así como de detectar las emociones y rastrear su actividad física
Por iProfesional
19.01.2021 16.11hs Actualidad

Tras el lanzamiento de MeowTalk, el collar que permite traducir los maullidos de gato, ahora llega su versión canina de la mano de la startup Petpuls.

Esta empresa ha conseguido ir un paso más allá en la traducción de ladridos, ya que el collar de Petpuls también es capaz de rastrear la actividad física de los perros y detectar hasta 5 de sus emociones.

Este dispositivo creado por un equipo de científicos surcoreanos fue presentado en la importante feria de electrónica Consumer Electronics Show (CES) 2021.

El collar tiene micrófonos y tecnología que permite reconocer la voz

El proyecto comenzó en 2017, cuando Petpuls Lab empezó a crear una base de datos que recopilaba hasta 10.000 ladridos de 50 razas de perro distintas, de modo que con el tiempo consiguieron implantarlos en un logaritmo capaz de analizar sus emociones.

Además, el collar cuenta con una serie de micrófonos y tecnología capaces de reconocer la voz para así controlar los ladridos de los animales.

Una vez el aparato analiza todos los sonidos, la aplicación móvil informa al dueño del estado de ánimo del can, es decir, si está triste, enfadado, nervioso, relajado o feliz.

"Este dispositivo le da al perro una voz que los humanos pueden comprender", cuenta Andrew Gil, director de Marketing de Petpuls Lab a Reuters.

A pesar de las dudas que pueda generar este dispositivo en cuanto a eficacia, desde la Universidad Nacional de Seúl aseguran que cuenta con una precisión del 90% a la hora de reconocer las emociones de los perros.

El collar permite a los dueños saber cómo se sienten los perros

El collar de Petpuls salió a la venta en octubre de 2020 y lo puedes conseguir a través de su tienda online, donde no solo podrás hacerte con este dispositivo por u$s99, sino que además encontrarás información útil para tu mascota.

Estos collares de silicona ecológicos están disponibles en 5 colores (naranja, azul, verde, rosa fuerte y turquesa) y sus correas son desmontables e intercambiables para que puedas combinarlas a tu gusto.

"Los Petpuls podrían jugar un papel importante durante la pandemia, ya que ayuda a los dueños a comprender cómo se sienten los perros y así poder aumentar su vínculo mutuo", añade Gil.

¿Será necesario vacunar mascotas contra el coronavirus?

Casi desde el principio de la pandemia de COVID-19 es sabido en el ámbito científico que los animales también pueden contagiarse y transmitir el virus SARS-CoV-2. Con varias vacunas en el mercado para inmunizar a seres humanos, los científicos comienzan a preguntarse si es preciso inocular también a los animales, especialmente a los domésticos, como los perros y los gatos.

Por otra parte, preocupa a la comunidad científica que los seres humanos transmitan el virus a la vida silvestre, provocando otra clase de crisis ambientales (ciertos brotes de SARS-CoV-2 en ganado ha debido terminar en sacrificios masivos, con la pérdida de vidas animales y dificultades económicas para sus dueños).

Mientras los países del mundo trabajan en los procesos de adquisición de vacunas para inmunizar a sus poblaciones, también hay que preguntarse si será necesaria la creación de una vacuna para animales, y cuánto tiempo puede llevar realizarla, en caso de que la primera respuesta sea afirmativa.

¿Es urgente vacunar a las mascotas?

Según coinciden los especialistas, no hay una necesidad urgente, por el momento, de desarrollar una vacuna para mascotas. Por un lado, no se conoce con exactitud cuántos perros, gatos y otros animales se han infectado con el virus SARS-CoV-2, y los síntomas que han presentado los que fueron identificados como positivos han sido leves o nulos.

Científicos analizan qué hacer con las mascotas.
Científicos analizan qué hacer con las mascotas.

"Los gatos y los perros no juegan un papel importante en el mantenimiento o la transmisión de la enfermedad a los humanos", asegura a la revista científica Science William Karesh, vicepresidente ejecutivo de Salud y Políticas de EcoHealth Alliance, organización sin fines de lucro que rastrea enfermedades emergentes en animales. Por ello, resume, desde el punto de vista de la salud pública, una vacuna para animales no es una necesidad.

La nueva cepa del coronavirus se expande en América

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos —USDA, por sus siglas en inglés—, que otorga licencias comerciales para vacunas para mascotas, no está aprobando actualmente ninguna vacuna para COVID-19, informó a la revista Joelle Hayden. Explicó que si bien las empresas tienen total libertad de investigar y desarrollar este tipo de vacunas, aún no hay ninguna concretada y, además, "sin una licencia, no pueden venderlas ni distribuirlas".

Además de los perros y gatos, estudios de laboratorio sugieren que el SARS-CoV-2 puede infectar a diversos animales: ardillas, ovejas, cachalotes y más. En este sentido, el vicepresidente de Ciencia y Divulgación de EcoHealth, Jonathan Epstein, recuerda que los virus respiratorios en el pasado han infectado también a la familia de los simios.

Si esto ocurriera con el SARS-CoV-2, sería una alerta roja para algunas especies que se encuentran en peligro de extinción en África y Asia. Para él, independientemente de qué animal sea, la clave está en el modo como nos relacionamos con los animales. Aquellas personas que tienen animales a cargo, especialmente quienes trabajan en zoológicos, o tienen campos donde atienden ganado, deben utilizar tapabocas, sostiene Epstein.

En tanto, en Rusia está en desarrollo una vacuna contra el coronavirus para animales, que promete estar lista para enero de 2021. Con los avances que han habido en las vacunas para seres humanos, la "traducción" de estas dosis al mundo animal puede ser más sencilla de los que parece. De hecho, las vacunas aprobadas para seres humanos han tenido previamente pruebas de seguridad en hámsteres, ratones o monos, por lo que ya hay indicios de cómo operan en estas criaturas.

Las diferentes especies tienen diferentes respuestas inmunitarias, por lo que es posible que deba duplicarse o triplicarse el nivel de antígeno en, por ejemplo, perros frente a gatos. Pero los fundamentos del enfoque de la vacuna no cambiarían", explica Karech

Actualidad en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído