Brasil, ¿una amenaza para la humanidad?: la dura advertencia de la OMS sobre el país vecino

La vacunación avanza lentamente en Brasil: se ha aplicado la primera dosis a solo el 4,1% de la población y batió un nuevo récord de muertes diarias
Por iProfesional
10/03/2021 - 17,00hs
Brasil, ¿una amenaza para la humanidad?: la dura advertencia de la OMS sobre el país vecino

Brasil volvió a batió nuevamente su récord de muertes diarias por coronavirus, con 1.972 y dejó atrás la anterior marca máxima que había anotado hace solo seis días, se informó oficialmente.

Con esos guarismos, el país acumula desde el comienzo de la pandemia 268.370 fallecimientos por la enfermedad, rubro en el que es superado únicamente por Estados Unidos, reportó este martes el Ministerio de Salud.

"Si Brasil no se lo toma en serio, afectará a todos los vecinos y más allá, así que esto no solo trata de Brasil, creo que atañe a toda América Latina", sentenció el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

El anterior récord de defunciones diarias había sido registrado el miércoles pasado, con 1.910. Entre lunes y martes se computaron 70.764 nuevos contagios, lo que elevó la cantidad de casos confirmados desde el comienzo de la pandemia a 11.122.429, de los cuales 1.010.841 personas tenían la infección activa.

"Brasil es una amenaza para la humanidad", dijo Jesem Orellana, epidemiólogo de la Fundación Fiocruz/Amazonia. Y agregó: "La lucha contra el Covid-19 se perdió en 2020 y no hay la menor chance de revertir ese trágico escenario en el primer semestre de 2021".

El milagro de la vacunación

La primera dosis se aplicó al 4,1% de la población

"Lo máximo que podemos hacer es esperar el milagro de la vacunación de masa o un cambio radical en la gestión de la pandemia. Hoy Brasil es una amenaza para la humanidad y un laboratorio a cielo abierto, donde la impunidad en la gestión parece ser la regla", sentenció Orellana.

Actualmente, la vacunación va muy lenta en el país vecino. La primera dosis se aplicó a 8,6 millones de personas, lo que representa el 4,1% de la población, mientras que la segunda la recibieron 2,9 millones.

Las vacunas usadas son la CoronaVac, del laboratorio chino Sinovac, y la sueco-británica de Astrazeneca/Oxford.

El Ministerio de la Salud está negociando con otros laboratorios y habría reconocido que la campaña nacional de vacunación corre riesgo de ser interrumpida por falta de dosis", según una carta al embajador chino divulgada por el portal G1.

Muerte por falta de camas en San Pablo

 

Mientras tanto, la dramática situación que vive Brasil a causa de la pandemia presentó otro episodio doloroso cuando se supo que al menos 11 pacientes murieron en los últimos días en la ciudad de Taboão da Serra, en el interior del estado San Pablo, a la espera de una cama en los hospitales, desde hace tiempo desbordados.

"Tenemos a 11 pacientes intubados, 16 esperando transferencia vía Cross (el sistema para transferir pacientes a otros hospitales del estado) y 11 fallecidos; desgraciadamente, esos 11 fallecidos estaban esperando una plaza en cuidados intensivos", lamentó en conferencia de prensa la secretaria adjunta de Salud de la ciudad, Thamires May.

El viernes pasado se registró el primer fallecimiento y el martes, los dos últimos. La edad de las víctimas variaba entre los 52 y los 95 años.

Esta es la primera ciudad del estado San Pablo que registra muertos por falta de plazas en las unidades de cuidados intensivos (UCI) de los hospitales y, según informó la agencia de noticias Sputnik, en Taboão da Serra, de casi 300.000 habitantes, ya no hay camas de terapia intensiva en sus hospitales.

La ciudad se encuentra en el área metropolitana de San Pablo, que actualmente tiene el 81,2% de sus camas de UCI ocupadas.

Varios estados brasileños tienen los sistemas hospitalarios colapsados y algunos, como Santa Catarina o Minas Gerais en los últimos días empezaron a trasladar pacientes en avión a otras regiones.

Pero en pleno flagelo, el presidente Jair Bolsonaro insiste en no decretar cuarentenas, en minimizar los efectos de la enfermedad y en rechazar las medidas de prevención impulsadas en casi todo el mundo, como cuarentenas y restricciones a la circulación.