La Argentina en el top 10 de los países más adictos a las pantallas: qué lugar ocupa

El estudio, realizado en colaboración con expertos en salud, también revela el impacto en la salud del tiempo de exposición a pantallas. Datos principales
Por iProfesional
29/03/2021 - 14,01hs
La Argentina en el top 10 de los países más adictos a las pantallas: qué lugar ocupa

Millones de millennials obsesionados con las redes sociales pasan horas al día navegando por un sinfín de fuentes y recursos en línea. Muchos de nosotros somos culpables de este hábito digital, pero ¿cómo afecta a nuestra salud a largo plazo el tiempo que pasamos mirando las pantallas?

Un nuevo estudio de Lenstore ha analizado los principales países del mundo por frecuencia de uso de pantallas. En colaboración con expertos en salud, la investigación revela el coste perjudicial para la salud que conlleva pasar tiempo en línea y cómo preservar nuestra salud a largo plazo, particularmente durante la pandemia de COVID-19.

 Ranking

Los 10 países más adictos a las pantallas son:

Pos        País        Horas promedio 2020     2021

1             Filipinas               9,45                    10,02

2             Sudáfrica             9,22                     9,39

3             Brasil                   9,17                      9,34

4             Colombia            9,10                      9,26

5             Tailandia             9,01                      9,17

6             Argentina            8,47                      9,03

7             México                 8,21                     8,36

8             Indonesia            7,59                      8,13

9             Malasia               7,57                      8,11

10           Taiwán                7,57                      8,11

 En Filipinas han pasado la mayor parte del tiempo mirando sus pantallas durante el COVID-19, mientras que en Japón han tenido el menor tiempo en pantalla

 En relación con el tiempo de exposición a pantallas,  los filipinos son los usuarios de teléfono más ávidos, con un promedio de 10 horas de tiempo en pantalla por día desde el brote de COVID-19, un aumento de 17 minutos desde enero de 2021. Sudáfrica y Brasil son los siguientes en línea con un promedio de 9,39 y 9,34 horas de tiempo de pantalla respectivamente.

Los residentes en Japón, por otro lado, son los menos adictos a sus teléfonos con un promedio de solo 4,30 horas de tiempo de pantalla cada día, seguidos por los de Países Bajos, que miran sus pantallas durante 4,45 horas. Alemania, Dinamarca y Francia tienen un tiempo de pantalla promedio de poco más de 5 horas.

aas
La investigación revela el coste perjudicial para la salud que conlleva pasar tiempo en línea

Europa

Posición    País Europeo          % Conexiones Móviles % Usuarios de Internet                % Usuarios Activos de Redes Sociales

1                    Dinamarca                154                                              98                                                                71

2                    Suecia                       146                                              96                                                                73

3                    Reino Unido              107                                              96                                                                66

4                    Países Bajos              99                                               95                                                                64

5                    Suiza                         121                                               96                                                                52

6                    España                      116                                              91                                                                62

7                    Austria                       149                                              88                                                                50

8                   Alemania                    132                                              93                                                                45

9                  Bélgica                          93                                              90                                                                65

10                Italia                             133                                             82                                                                 58

En Europa, Dinamarca se ha revelado como el país más dependiente de Internet. Casi la totalidad de su población (98%) usa Internet, un 71% son usuarios ávidos de las redes sociales y el número de conexiones de teléfonos móviles supera en más de 1,5 veces a la cantidad de población.

Suecia ocupa el segundo lugar con el 96% de la población que usa Internet, y el porcentaje más alto de usuarios activos en redes sociales (73% de la población). Al igual que Dinamarca, Suecia supera en casi 1,5 veces a su población al analizar el número de conexiones de telefonía móvil.

España logra colocarse en la sexta posición, superando a su población en cantidad de usuarios de teléfonos móviles, y con altas cifras de penetración de Internet y redes sociales.

Durante la pandemia aumentó exponencialmente el consumo de internet
Durante la pandemia aumentó exponencialmente el consumo de internet

Boom mundial

Durante el año pasado, el uso de pantallas de ordenador y dispositivos móviles aumentó drásticamente en todo el mundo. Un asombroso 76% de la población entre 16 y 24 años pasa más tiempo en sus teléfonos, mientras que el 45% ha aumentado la cantidad de tiempo que pasa en sus ordenadores portátiles. Y no solo los teléfonos y los ordenadores portátiles son los culpables de este aumento en el uso de la tecnología digital: el 34% de la población pasa más tiempo viendo televisión, mientras que el 22% ha aumentado el uso de tabletas.

Sobre esto, Akua K. Boadteng, psicoterapeuta, comenta que ha visto un marcado aumento en el uso del tiempo en pantalla entre sus clientes. "La adopción desde el año pasado podría atribuirse al trabajo desde casa, la disminución de la interacción social fuera del hogar y una mayor búsqueda de comodidad contra el estrés cotidiano. Además, la conexión relacional y la socialización se han trasladado en gran medida a medios digitales. Por lo tanto, las personas trabajan en pantallas, se conectan en pantallas, se distraen en pantallas y las usan para mitigar el estrés".