Qué medidas tomó y qué consejos brindó el Gobierno tras la preocupante baja del río Paraná

Qué medidas tomó y qué consejos brindó el Gobierno tras la preocupante baja del río Paraná
Debido a la crítica situación del Río Paraná, el Gobierno creó un comité de crisis y brindó una serie de recomendaciones para frenar la situación
Por iProfesional
20.07.2021 19.22hs Actualidad

La situación del río Paraná está cada vez peor y continúa preocupando a las autoridades, que finalmente decidieron mirar el tema un poco más de cerca. 

Durante el fin de semana, bajó otros 13 centímetros, de modo que alcanzó los 33 centímetros por debajo del nivel del mar, la peor situación de los últimos 77 años.

Frente al alarmante escenario, el Gobierno creó un comité de crisis con el objetivo de realizar un análisis de la situación e idear los pasos a seguir para prevenir que la situación empeore.

Entre las medidas tomadas frente a la situación, el Gobierno pidió limitar el uso de agua en 7 provincias (Corrientes, Chaco, Santa Fe, Entre Ríos, Formosa, Misiones y Buenos Aires) y prohibir la quema de pastizales con el fin de detener la bajante.

Por la baja del río Paraná, el Gobierno decidió crear un comité de crisis
Por la baja del río Paraná, el Gobierno decidió crear un comité de crisis

En este marco, el Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo (SINAGIR), órgano que se encarga de articular las acciones para la reducción de riesgos, manejo y recuperación de la crisis, brindó algunas recomendaciones. Entre los consejos, se destacan el ahorro de agua y la necesidad de evitar los incendios forestales, que se constituye como una de las causas de la baja del río.

A su vez, pidió a los ciudadanos que eviten acumular basura, que almacenen agua de lluvia para el riego y que siempre tengan cerca o guardados los números de protección civil, bomberos y policías de la zona.

Algunos días atrás, el Gobierno había anunciado la creación de un fondo de emergencia de mil millones de pesos con la finalidad de asistir a las provincias y localidades afectadas por la bajante del río Paraná.

La medida había sido comunicada por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, acompañado por la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, y el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié.

Uno de los principales objetivos de las medidas adoptadas es conformar mapas dinámicos de riesgo que permitan planificar con mayor eficiencia las acciones de apoyo y mitigación federal y la toma de decisiones.

Además, se pondrá en marcha un Programa de Emergencia Hídrica para verificar situaciones críticas a lo largo de los ríos Paraná, Iguazú y Paraguay, relacionadas al abastecimiento de agua potable y generación de energía eléctrica.

El Gobierno invertirá $1.000 millones para la emergencia por la bajante en el Río Paraná

El Gobierno nacional anunció este sábado la creación de un Fondo de Emergencia Hídrica de $1.000 millones para las zonas afectadas por la bajante del Río Paraná, que es "la más importante que está ocurriendo en nuestro país en los últimos 77 años".

El Fondo servirá para "trabajos en las tomas de agua sobre el río Paraná y arroyos interiores; la adquisición de bombas y dragados para tomas de agua, adecuación de canales, cañerías de conducción y aducción e impulso, y pontones para tomas temporarias".

La decisión se conoció luego de que el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, encabezó ayer junto a los ministros Juan Cabandié (Ambiente y Desarrollo Sostenible) y Sabina Frederic (Seguridad) una nueva reunión del comité de crisis permanente, que se conformó para monitorear la bajante histórica del río.

Se destinarán $1000 millones para las zonas afectadas por la bajante del Río Paraná

"Se definió la puesta en marcha de diferentes procedimientos estipulados en el Sistema Nacional de Gestión Integral del Riesgo (SINAGIR), para contener las consecuencias, como así también un Fondo de Emergencia Hídrica de $1.000 millones, para la asistencia de las provincias y localidades afectadas", precisó la Jefatura de Gabinete de Ministros en un comunicado.

Los trabajos

En ese marco, indicó que el Fondo servirá para "trabajos en las tomas de agua sobre el río Paraná y arroyos interiores; la adquisición de bombas y dragados para tomas de agua, adecuación de canales, cañerías de conducción y aducción e impulso, y pontones para tomas temporarias".

Además, Cafiero le asignó al SINAGIR "la responsabilidad de centralizar la información técnica oficial, la realización de un análisis integral de la situación y el monitoreo en forma permanente de todos los aspectos que derivan de esta bajante".

"A través de diferentes acciones el gobierno trabaja para mitigar las posibles consecuencias sobre la población y el ambiente en las provincias de Formosa, Chaco, Corrientes, Santa Fe, Entre Ríos, Buenos Aires y Misiones", señaló el Ejecutivo nacional.

El comité se encuentra conformado por la Jefatura de Gabinete, y los ministerios de Seguridad; Economía; del Interior; Obras Públicas; Ciencia, Tecnología e Innovación; Agricultura, Ganadería y Pesca; Defensa; Ambiente y Desarrollo Sostenible; Transporte; Nucleoeléctrica Argentina; Prefectura Naval y el Servicio Meteorológico Nacional.

Las consecuencias

El alarmente descenso del caudal del río Paraná está profundizando los problemas en la logística en las terminales portuarias del Gran Rosario, lo que genera pérdidas millonarias para el sector. Según el Instituto Nacional del Agua (INA), el nivel del Río Paraná se encuentra a 0,20 metros en el puerto de Rosario, el peor registro de desde 1944. En julio de 2020, el nivel del río estaba a un metro y en 2019, a 4,49 metros.

Pero mirando hacia adelante la situación empeorará ya que no se espera una mejora sensible en los próximos meses. "Julio será particularmente crítico, con afectación a todos los usos del recurso hídrico, especialmente la captación de agua en las tomas urbanas", sostuvo el INA. Esta baja histórica del Paraná se debe a que por tercer año consecutivo las lluvias son escasas en donde nace la cuenca del Paraná, en Brasil, lo que complica el caudal del río Paraguay y del río Paraná.

Un muelle municipal en el río Paraná durante los niveles bajos de agua en Rosario

"La falta de lluvias comenzó en 2019, pero en la zona de Argentina se sintió en 2020", apuntó Alfredo Sesé, secretario técnico de la Comisión de Transporte, Infraestructura e Hidrovía en la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Para las empresas agroexportadoras la situación es extrema. Al no poder cargar la mercancía completa en los buques en los puertos de Rosario, donde sale el 80% de las exportaciones agroindustriales, deben hacerlo en otro lugar. En lo que respecto a granos, terminan de llenar el buque en el puerto de Bahía Blanca o en el de Quequén, ambos en Buenos Aires. Si no, también pueden cargar lo que falta en los puertos de Brasil.

En 1944, la situación fue peor que la actual: frente a Paraná, capital entrerriana, el río marcó 1,40 metros por debajo del cero (altura sobre nivel del mar).

"Lo que acarrea esto es que se puede salir con los buques menos cargados de lo normal. En promedio hay 8,8 metros para que naveguen los buques cuando lo normal es 10,3 metros", informó Sesé. "Aparece el falso flete que encarece los costes logísticos", agregó.

En 2020 se vivió una situación similar cuando en abril el río había descendido hasta los 0,4 metros. Y las pérdidas por sobrecostos en el flete habían alcanzado los u$s240 millones. Para este año todavía no hay cálculos pero el referente estima que serán similares a los de 2020.

La tierra seca rodea el Paraná Viejo durante los niveles más bajos de agua en Rosario, Argentina

Según Guillermo Wade, presidente de la cámara de Actividades Portuarias y Marítimas (CAPYM), los buques Handymax zarpan con 8.000 toneladas menos cuando carga más de 40.000 toneladas normalmente en el Paraná y los buques Panamax, con casi 10.000 toneladas de los 55.000 toneladas que se pueden cargar en dicho río.

"En la medida que baja la altura del río, se debe cargar menos. Y está previsto que en septiembre alcance el pico de bajante que puede ser similar al de 1944. El río podría estar en 1,50 metros por debajo del cero en la escala hidrométrica de Rosario", advirtió. Así, se prevé que se profundizarán las pérdidas para esa fecha ya que calcula que en los buques Handymax se cargarán unas 16.000 toneladas menos y en los Panamax, unos 20.000 toneladas menos.

Cabe resaltar que los puertos del gran Rosario abarcan 70 kilómetros de costa sobre el río Paraná donde a la vera se ubican 20 plantas de almacenamiento y procesamiento de granos, aceite y harina y es el complejo agroexportador más grande del mundo donde salen el 80% de las exportaciones agroindustriales.

Temas relacionados
Actualidad en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído