Dólares: cuánto dura un billete en buen estado y cuál es la mejor forma de conservarlos

Dólares: cuánto dura un billete en buen estado y cuál es la mejor forma de conservarlos
Un papel de 100 dólares puede durar más de 20 años, pero uno de 1 dólar no más de 6. Te contamos cómo guardarlos para que estén más protegidos
Por iProfesional
26.07.2021 07.30hs Actualidad

Los dólares "no duran toda la vida". O por lo menos, así lo aclara la Reserva Federal de Estados Unidos, cuando aconseja qué hacer y cuánto tiempo tener estos billetes guardados en un banco.

La pregunta entonces es: ¿Cuánto dura un billete de dólar?. Y la otra que hay que hacerse es: ¿Todos duran el mismo tiempo?.

La Reserva Federal estadounidense difundió una información sobre la "vida útil estimada" de los papeles, vida que se puede estirar si se los conserva correctamente.

"Cuando se deposita dinero en un banco de la Reserva Federal, la calidad de cada billete es evaluada por un sofisticado equipo de procesamiento. Los billetes que cumplen con nuestros estrictos criterios de calidad, es decir, que todavía están en buenas condiciones, continúan circulando, mientras que los que no están en buenas condiciones se retiran de circulación y se destruyen. Este proceso determina la vida útil de un billete de la Reserva Federal", se detalla en la web del U.S. Currency Education Program.

No se recomienda guardar dólares con una banda elástica.
No se recomienda guardar dólares con una banda elástica.

Esa vida útil depende de la denominación del billete. "Por ejemplo, las denominaciones más altas como los billetes de u$s100 se usan a menudo como reserva de valor, lo que significa que se pasan entre los usuarios con menos frecuencia que las denominaciones más bajas como los billetes de u$s5, que se utilizan con mayor frecuencia para las transacciones", añade el texto.

De ese modo, un billete de u$s100 puede durar en buen estado 22,9 años; uno de u$s50, 12,2 años; uno de u$s20, 7,8 años; uno de u$s10, 5,3 años; uno de u$s5, 4,7 años y uno de u$s1, 6,6 años.

Aunque un billete se pase de su "vida útil" puede seguir siendo válido. De hecho, la Reserva Federal aclara que "es la política del gobierno de los Estados Unidos que todos los estilos de la moneda estadounidense son de curso legal, independientemente de su fecha de emisión". Esto incluye todas las denominaciones de billetes de la Reserva Federal, de 1914 al presente.

En esas denominaciones están los billetes deu$s100 "cara chica", aquellos donde el rostro de Benjamín Franklin es más pequeño y está centrado dentro de un marco, que en la Argentina son más difíciles de cambiar que el último modelo, en el que el prócer se ve más grande en un billete más azulado que verdoso.

Aunque muchos crean que los dólares "cabeza chica" podrían ser eventualmente retirados de la circulación y perderán valor en algún futuro -y es por eso que se toman a un valor más bajo en el mercado paralelo del dólar- la realidad es que la propia Reserva Federal lo desmiente.

Mejor conservados

Teniendo en cuenta todos estos datos, cabe mencionar que, para que los dólares queden bien conservados más allá de su vida útil hay una serie de recomendaciones que incluyen no guardarlos en temperaturas extremas (ni demasiado frío ni demasiado calor), no atarlos con una banda elástica que lastime sus bordes y no dejarlos demasiado expuestos a la radiación solar, que pueden deteriorar su color.

Los dólares deben estar guardados en un lugar sin humedad.
Los dólares deben estar guardados en un lugar sin humedad.

Además, se recomienda encontrar un lugar que no sea demasiado evidente (como el colchón, por caso) ni uno que sea proclive a descuidos, como el horno.

Hay que tener en cuenta que, de acuerdo a datos oficiales, un total de u$s250.000 son los que miles de argentinos guardan por fuera del sistema financiero. Eso quiere decir que pueden tenerlos en la casa, oficinas, detrás de un mueble o, como se dice comúnmente, debajo del colchón.

Si bien guardarlos en ese clásico lugar no es lo recomendable, y ya pocos lo hacen, lo cierto es que tener los billetes en casa es riesgoso y también hay que pensar en dónde se "esconden", porque es importante que las condiciones del espacio sean buenas, como por ejemplo, que no tengan humedad.

Los billetes deben estar muy bien conservados y su presentación es clave para que los dólares sean recibidos al momento de hacer una operación. Además, a diferencia de lo que sucede con los "pesos", que muchas veces se rompen y hasta se pegan con cinta, con esta moneda las cosas son diferentes.

Lugares frescos

Para conservar el papel moneda siempre es preferible buscar lugares frescos y secos. Idealmente, la temperatura debería estar entre 10 y 20 grados, con una humedad de entre el 30 y el 50%. Es un ambiente difícil de conseguir en el hogar, pero hay algunas maneras. Se puede buscar un espacio oscuro y dejar allí el dinero. Conviene envolver billetes en papel de aluminio y colocarlos dentro de una bolsa plástica con cierre hermético. Agregar unas bolsitas de gel de silicio (ese que viene cuando se compran algunos dispositivos electrónicos) para que absorba la humedad.

También es importante que no haya insectos. Hay insectos como el pececillo de plata (Lepisma saccharina) que atacan el papel, y eso es muy grave y puede dañar el papel. Para evitar su aparición, conviene tener la casa limpia y con circulación de aire para evitar que se concentre la humedad en ese lugar donde tienen la plata.

Otro dato: es mejor sin luz. La radiación de la luz afecta a los documentos impresos, de todo tipo. No es casualidad que en las bibliotecas los libros más antiguos estén en ambientes con muy baja luminosidad. Cuanta menor sea la exposición de los billetes a la radiación UV, mejor se conservarán en el tiempo, por lo cual es mejor que el sol no los alcance.

¿Dónde guardarlos?

Hay que olvidarse de los lugares más comunes como el placard o, incluso, el colchón. Si entran a robar será el primer que van a revisar los ladrones. Algunos espacios para esconder los billetes pueden ser: debajo de un mueble pesado, en en un recipiente de doble fondo, en un compartimiento oculto de algún sillón o en algún "enchufe" simulado.

Por más que se tengan todos los cuidados posibles, siempre conviene revisar cada seis meses el lugar elegido para guardar el dinero. Si se siente olor a humedad, es preferible orear los billetes y buscar otro lugar seco y fresco donde almacenarlos, por lo cual el control se debe realizar cada vez más seguido e ir cambiando si es necesario.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Actualidad en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído