En Argentina casi se funde con un negocio de ropa: abrió una tienda en Miami y factura millones

En Argentina casi se funde con un negocio de ropa: abrió una tienda en Miami y factura millones
El empresario textil argentino creó una línea de ropa inspirada en la vida nocturna de esa ciudad de Florida. Así es su historia de emprendedor
Por Rocío Bravo
26.09.2021 08.47hs Actualidad

Francisco Cabbani es argentino y dejó el país en 2005 con apenas 19 años. "Tomé la decisión de no estudiar y de empezar a trabajar. Mi padre ya estaba en Miami desde 2001 y me fui a trabajar con él", cuenta a iProfesional. "Miami fue siempre mi segunda casa y eso me ayudó a adaptarme muy rápido".

En esa primera etapa, tuvo varios negocios en los malls más importantes de Florida, como el Sawgrass Mills, el Miami International Mall y el icónico Dolphin Mall.

Luego, en 2014, volvió a Buenos Aires. En ese momento, mantuvo su local en Miami, pero también quiso invertir en su país. "Hice una importación de indumentaria cuando el dólar estaba a $16 pesos y una vez que recibí el producto, el dólar estaba en $45 pesos. Mi producto importado dejó de ser competitivo en el mercado argentino".

Esa fue la principal razón por la cual decidió poner en pausa sus proyectos en Argentina y unos meses antes de la pandemia el joven emigró nuevamente a Estados Unidos, donde actualmente tiene Mikino y planea abrir tres más en la Florida antes del 2023 y desarrollar el ecommerce. "Trabajar en nuestra empresa familiar durante 5 años me hizo ganar mucha experiencia y en 2010 tomé la decisión de abrir mi propio negocio".

Francisco Cabbani Mikino
Francisco Cabbani Mikino

Según cuenta, el concepto Mikino surgió después de analizar el fashion que predominaba en la vida nocturna de Miami. "Con el paso de los años, fuimos adaptando el concepto a este mercado de nicho. El producto y la atención personalizada son los pilares de nuestro negocio. Nuestro producto se distingue por su valor agregado, ya que todas las prendas tienen algún detalle de piedras, tachas, perlas, prints. En cuanto a la atención, ofrecemos un servicio personalizado como se ve en las primeras marcas de moda mundiales".

Emprender en el extranjero

"En Estados Unidos las reglas del juego son claras y ordenadas. Se pagan impuestos y ves los resultados. Además de que las leyes laborales con respecto a los empleados son beneficiosas para ambos lados", cuenta Francisco. "La principal diferencia con Argentina es esa: el orden, la previsibilidad y las leyes laborales que favorecen tanto al empleado como al empleador".

Y sigue: "Los negocios comerciales en Argentina son en su mayoría negocios financieros y esto depende mucho de cómo esté el país en cada momento, su moneda, los políticos al mando. En Estados Unidos, en cambio, el éxito de las medianas y pequeñas empresas comerciales depende exclusivamente del trabajo que se haga en el día a día. En mi caso puntual, armar una buena colección, tener un buen equipo de vendedores y administrar el negocio de la manera adecuada. Eso en Argentina no basta, los factores externos son siempre un gran componente de tu negocio".

dd
Francisco Cabbani 

En línea con eso, el empresario asegura que, en Estados Unidos, por ejemplo, un local de 150/250m2 con un buen funcionamiento puede tener una facturación anual que supere los 3 millones de dólares. Por eso, hoy toda la energía la tiene puesta en MIKINO.

La política en Miami con respecto a la pandemia fue cerrar por muy poco tiempo, además del otorgamiento por parte del gobierno de ayudas para que el consumo no decrezca. "Yo soy optimista de que el fin de año va a ser excelente. Que Estados Unidos saque las restricciones para ingresar al país es una gran noticia para el rubro comercial", afirma Cabbani.

No obstante, dice el empresario, "para emigrar cada uno tiene que hacer su propio análisis.

Emigrar con un capital para invertir o un trabajo asegurado sería mi mayor recomendación porque emigrar sin planes podría ser un gran dolor de cabeza".

"Sacrifiqué estar cerca de gran parte de mi familia, pero con el diario del lunes creo que todo fue positivo y agradezco siempre haber tomado esta decisión", sigue. "Estados Unidos me ha permitido crecer en lo laboral y en lo personal. Extraño a mi familia, pero tengo la posibilidad de viajar varias veces al año para verlos. Además, tengo la ilusión de algún día poder expandir mi modelo de negocio en Argentina. Siempre dejo una puerta abierta ya que soy argentino y toda mi familia sigue viviendo ahí".