26.11.2021
DÓLAR
99.75 / 105.75 0.00%
BLUE
198.00 / 201.00 0.25%

Frank Abagnale: la historia del hombre que inspiró "Atrápame si puedes"

Frank Abagnale: la historia del hombre que inspiró "Atrápame si puedes"
Es considerado como uno de los mayores estafadores de la historia. Así, Frank Abagnale ostenta el raro privilegio de haber pasado de ser un villano a héroe
Por iProfesional
21.11.2021 08.25hs Actualidad

Frank Abagnale Jr. fue un hombre que saltó a la fama por haber sido uno de los delincuentes más grandes de la historia, pasando por los estados de estafador hasta héroe en muy poco tiempo, con un raid delictivo que en cinco años llegó a tener hasta ocho identidades distintas, con las que pasó de ser pediatra hasta abogado y piloto de avión.

Sus acciones fueron tales que la historia de Frank Abagnale Jr. fue la que inspiró la película Atrápame si puedes, protagonizada por Leonardo DiCaprio,Tom Hanks y Christopher Walken, uno de los mejores films de Steven Spielberg. De hecho, está clasificada como su cuarta mejor película en Rotten Tomatoes.

Fran Abagnale, el hombre de las diferentes identidades.
Fran Abagnale, el hombre de las diferentes identidades.

En el film, la historia da vueltas en torno a un agente del FBI que asume como propia la misión de capturar al astuto estafador, Frank Abagnale, quien no solo se escapa, sino que se deleita con la persecución.

La historia de Frank Abagnale Jr.

Frank Abagnale Jr. nació un 27 de abril de 1948 en Bronxville, en el estado de Nueva York, en Estados Unidos. Su carrera delictiva comenzó cuando tenía apenas 15 años y vivía en Nueva York.

En aquel entonces, el padre le regaló a Frank Abagnale su primer auto usado. Al mismo tiempo, lo convenció de que le prestara su tarjeta de crédito para adquirir repuestos que vendió más tarde a mayor precio al dueño de un taller para tener dinero en efectivo. Esta maniobra la realizó infinidad de veces hasta que su padre lo descubrió.

Pero eso no fue todo. Durante su adolescencia en Nueva York, Frank Abagnale aprendió a conseguir dinero fácil y siempre buscaba la forma de demostrarle a su padre cuán lejos podía llegar en la vida. Entre otras cosas que hizo, aprendió que podía realizar fraudes bancarios de varias formas sin que nadie se percatara. Empezó a falsificar cheques; en un principio abrió varias cuentas de banco a su nombre.

Todas las estafas Frank Abagnale

El accionar delictivo de Frank Abagnale no se limitó a un solo tipo de estafas, ya que también fue adquiriendo distintas personalidades falsas ejerciendo ilegalmente como médico, copiloto de Pan Am, abogado y agente del Servicio Secreto, entre otras profesiones.

Uno de los fraudes que más sobresalen de Frank Abagnale tuvo lugar entre los años 1964 y 1966, cuando fingió ser piloto de la aerolínea ya desaparecida Pan American World Airways –Pan Am– y así poder viajar por el mundo sin pagar un sólo boleto aéreo.

Frank Abnegale y su paso como piloto.
Frank Abagnale y su paso como piloto.

Para entender cómo llegó a idear este plan, hay que volver un poco atrás en su historia. Cuando Frank Abagnale era adolescente tuvo una inclinación a cometer delitos de diversos tipos, falsificó su licencia de conducir para hacerse 10 años mayor, y también diferentes documentos para inflar su currículum educacional. Tras obtener ciertos trabajos con los que no estaba conforme, comenzó a emitir cheques sin fondos que cobraba a los bancos desde diferentes cuentas.

Para mejorar su sistema, Frank Abagnale decidió que debía personificar a alguien prestigioso y así impresionar a los empleados bancarios. Se decidió por piloto aéreo, con la imagen del estereotipo del impecable uniforme y los aires de mundo.

Fue entonces cuando Frank Abagnale dijo que se llamaría Frank Taylor y sería piloto de Pan Am. Lo primero que hizo fue llamar a la compañía y solicitar un uniforme nuevo, ya que el suyo había sido extraviado en un vuelo. Luego aprendió todo lo que estaba a su alcance sobre aviación, haciéndose pasar por un alumno de secundario que estaba haciendo un informe sobre la aerolínea, pudo asistir a cursos especializados de la misma empresa a la cual estaba engañando doblemente.

Una vez que tuvo conocimientos básicos para hacer de cuenta que conocía sobre lo que estaba hablando, Frank Abagnale falsificó una identificación de piloto de Pan Am y su carnet de la F.A.A. (Federal Aviation Administration). Cuando terminó, aprovechó su nueva identidad para volar gratis en aviones de la compañía a lo largo y ancho del mundo. Se estima que voló más de 200 veces en calidad de piloto pasajero de la compañía aérea.

Otro cambio de identidad

Luego de dos años frenéticos alrededor del globo, Pan Am comenzó a sospechar de él y ante la más mínima señal de poder ser descubierto, Frank Abagnale decidió volver a cambiar de identidad. Supo ser un médico respetado del estado de Georgia, en esta ocasión su apellido era Conners, y luego cambió también su nombre de pila. Robert Black, abogado, fue otra de las identidades que supo personificar.

Leo Di Caprio, protagonista de la película, y Frank Abagnale.
Leo Di Caprio, protagonista de la película, y Frank Abagnale.

Más tarde, Frank Abagnale se instaló en Montpellier, Francia, a buscar una vida un poco más tranquila y sin sobresaltos. Pero ya tenía una docena de países que querían atraparlo.

Fue ahí que fue descubierto por el FBI tras una denuncia de una ex pareja que lo reconoció en carteles de "se busca" de Interpol. Pasó un tiempo en la prisión de Perpiñán, en Francia, otro período fue prisionero en Suecia y finalmente cumplió 5 años de condena en la prisión federal de Petersburg, Virginia, Estados Unidos.

Entre los nombres que Frank Abagnale fue utilizando a lo largo del tiempo se encentran Frank Adams, Robert Black, John Calcagne, Robert F. Conrad, James Franklin, Robert Leeman, Robert Monjo, Peter Morelli, John Petsky, Franck Rogers y Frank WilliaPRINIms.

Su paso como médico

Fran Abagnale también fue médico pediatra. Para ello, adquirió la personalidad de Frank Conners, luego de obtener una identificación falsa y trabajó durante once meses en un hospital en Georgia, hasta que decidió abandonar esta práctica cuando puso en riesgo la vida de un bebé.

También fingió ser el abogado Robert Black, graduado de la Universidad de Harvard con solo 19 años, ejerciendo la profesión durante varios meses.

Una vez que sus fraudes fueron puestos al descubierto, Frank Abagnale comenzó a ser perseguido por el agente especial del FBI Joseph Shea, de quien se escapó astutamente en ocasiones hasta que finalmente logró capturarlo en Francia. De esta manera, concluyó su veloz carrera en la que cometió fraudes por valor de 4 millones de dólares.

Reclamado por una docena de países en los que había cometido delitos, Frank Abagnale estuvo preso temporalmente en Perpiñán (Francia); en Malmö (Suecia) y luego cinco años en los Estados Unidos, en la prisión federal de Petersburg (Virginia), condenado bajo los cargos de suplantación de identidad, fraude, falsificación de documentos, ejercicio ilegal de profesiones, robo de bancos y otros.

Frank Abagnale, de estafador a inspirador.
Frank Abagnale, de estafador a inspirador.

Reconociendo la enorme astucia que Frank Abagnale tuvo para la falsificación desde sus muy tempranas edades, el gobierno estadounidense le ofreció salir de prisión a cambio de colaborar en la lucha contra el fraude.

Ha escrito varios libros y se hizo millonario al instalar una consultora especializada en la detección de fraudes económicos. Además de esto, Frank ha sido el diseñador de muchos de los cheques antirrobo más seguros que se usan actualmente en todo el mundo.

Una vez que fue detenido, Frank Abagnale fue reclamado por la justicia de varios países en los que había cometido delitos como suplantación de identidad, fraude, falsificación de documentos, ejercicio ilegal de profesiones, robo de bancos y otros.

El debut en la pantalla grande

Sus andanzas las contó en el libro Atrápame si puedes, que Steven Spielberg llevó al cine, siendo protagonizado por Leonardo DiCaprio y con Tom Hanks como el agente del FBI que lo persiguió durante años.

En dicha película el propio Frank Abagnale Jr. realiza una participación, interpretando al policía francés que lo capturó en París. El libro también fue la base de la serie televisiva White Collar.

Además publicó un nuevo libro Scam Me If You Can (Estáfame si puedes), en el que detalla cómo operan los ladrones de identidad, los que ofrecen inversiones fantásticas o los que vulneran las claves de las cuentas de las personas u organizan ciberataques.

Estafas más comunes

El ex estafador, protagonista de varias charlas, aseguró en la CNBC que se arrepiente de los engaños y robos que realizó en los años 70, y está muy agradecido por haber tenido la oportunidad de cambiar ofreciendo sus servicios como consultor anti fraude.

Las tecnologías digitales han favorecido el aumento de fraudes y estafas en Internet. Según comentó el experto en una charla en Google actualmente es 4.000 veces más sencillo. Uno de los engaños más recientes son los premios en redes sociales, los de seguros de coches o incluso continúa habiendo casos del de la estampita.

En los 70, cuando actuaba Frank Abagnale, no existía Internet pero el robo de identidades sigue estando vigente. Hoy en día se roban datos como el nombre completo, la dirección o las cuentas bancarias con el objetivo de sustraer dinero.

Es por eso que Frank Abagnale da consejos para evitarlo. Según el empresario, es importante ser consciente de toda la información que ponemos en la red, desde números bancarios hasta datos personales o familiares.

Además, también advierte de los peligros de usar tarjetas de crédito. El experto no recomienda usarlas porque con cada uso pones en riesgo el dinero de tu cuenta bancaria.

En la actualidad, Frank Abagnale junto a Di Caprio.
En la actualidad, Frank Abagnale junto a Di Caprio.

Frank Abagnale prefiere las tarjetas de crédito ya que permiten disponen de límites a los usos no autorizados del dinero y además este tipo de cuentas siguen generando intereses.

Gracias a estas medidas, si un ciberdelincuente realiza compras fraudulentas, el propio banco cancelará los pagos de la tarjeta y emitirá una nueva. Mientras que en las de débito es más difícil recuperar ese dinero sustraído.

Por todo ello, el ex estafador Frank Abagnale recomienda expedir el menor número de cheques posibles, y examinar frecuentemente los movimientos bancarios para adelantarse a los delincuentes.

Mejores frases

A lo largo de toda su vida, Frank Abagnale ha dado declaraciones y ha llamado la atención con sus frases. Entre ellas algunas son muy utilizadas:

  • "Soy un verdadero creyente que tiene la obligación moral de mantener a sus empleados honestos, y es por eso que usted tiene los controles, así que nunca estoy tentado o puesto en una posición en la que podía hacer algo para defraudar a mi empleador".
  • "Lo que hice en mi juventud es cientos de veces más fácil hoy en día. Tecnología razas crimen".
  • "Mi momento de mayor orgullo fue probablemente cuando mi hijo mayor terminó la facultad de derecho y pasó a convertirse en un agente del FBI. Fue más allá de mi imaginación que - con mis antecedentes - mi propio hijo se convertiría en un agente del FBI".
  • "Un hombre de verdad ama a su mujer, y coloca a su familia como lo más importante en la vida. Nada me ha traído más paz y el contenido en la vida que simplemente ser un buen esposo y padre".
  • "Siempre le digo a la gente que lo que hice hace 50 años cuando era adolescente es ahora 4.000 veces más fácil de hacer que cuando lo hacía. La tecnología genera crimen, siempre lo ha hecho y siempre lo hará. Siempre habrá personas dispuestas a utilizar la tecnología de forma negativa y egoísta. Así que hoy es mucho más fácil, ya sea que esté falsificando cheques o obteniendo información. La gente entra en Facebook y dice qué coche conducen, el nombre de su madre, a dónde vas de vacaciones, dónde has estado de vacaciones. No hay nada que no puedas investigar en cuestión de minutos y encontrar a alguien".