iProfesional

La pérdida del olfato sería poco frecuente con la variante Ómicron del coronavirus

El síntoma aparece menos que con las demás configuraciones del SARS-CoV-2. Así lo indican los resultados preliminares de varios estudios
Por iProfesional
22/12/2021 - 14,06hs
La pérdida del olfato sería poco frecuente con la variante Ómicron del coronavirus

La variante Ómicron del coronavirus —detectada por primera vez en Sudáfrica y que tiene en vilo a buena parte de Europa— generaría síntomas que la diferencian de las otras configuraciones del virus del covid-19, según advierten los datos preliminares de diferentes estudios.

Un artículo del diario español El País, con testimonios de médicos especialistas y datos de diferentes estudios de casos, da cuenta de que la pérdida de olfato, muy presente entre los síntomas de las variantes conocidas hasta el momento del SARS-CoV-2, ya no es tan frecuente.

La publicación señala que en España, durante las primeras olas de coronavirus, un 70% de los pacientes perdía el olfato, pero ahora esa afectación "es poco frecuente o nula".

s
La variante Ómicron generaría síntomas que la diferencian de las otras configuraciones del virus del covid-19

Datos

Citando un estudio realizado con 111 personas en un restaurante de Oslo, Noruega, el 26 de noviembre pasado, señalan que una persona que llegó desde Sudáfrica con el virus infectó a un 74% de las personas que estaba en el lugar, pero sólo un 12% tuvo pérdida de olfato.

"Sucedió el 26 de noviembre, en Oslo, en un restaurante donde había un grupo de 111 personas, todas vacunadas con la pauta completa y una prueba de antígenos hecha uno o dos días antes. Una de ellas acababa de llegar de Sudáfrica, donde se detectó originalmente la Ómicron. Esta variante infectó hasta al 74% de las 110 personas involucradas. De todas ellas, solo el 12% perdió el olfato. Los síntomas más frecuentes fueron tos, mocos y cansancio. Ninguno de los infectados tuvo que ser hospitalizado. La media de edad era 39 años", precisa el texto.

La nota de El País advierte que una situación epidemiológica similar se da en España durante la nueva ola de la pandemia, que tiene a la variante Ómicron como la más detectada.

"La pérdida de olfato es cada vez menos común. De hecho, ya con la variante delta se daba con mucha menos frecuencia", sostuvo Vicente Martín Sánchez, vocal de la Sociedad Española de Atención Primaria y catedrático de medicina preventiva en la Universidad de León.

s
El especialista insistió en la importancia de que las personas no esperen a perder el olfato para pedir ser testeado

Síntomas

El especialista insistió en la importancia de que las personas no esperen a perder el olfato para pedir ser testeado: "Si la gente sigue haciendo vida normal pensando que si no ha perdido el olfato no tiene covid contagiará a todo su entorno. No puede ser gripe porque este virus aún no ha aparecido este invierno", precisó.

Por su parte, la jefa del servicio de enfermedades infecciosas del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander, Carmen Fariñas, señaló que se ven "más cuadros con estornudos, rinorrea [goteo de la nariz], dolor de garganta más moderado y menos fiebre que con otras variantes".

"Es muy parecido a un catarro normal, pero tal vez con un poco más de cansancio y malestar. Ya no vemos la pérdida de olfato y gusto que había sobre todo con la variante alfa [también conocida como británica y aislada en diciembre de 2020]", agregó Fariñas.

La médica también precisó que es prematuro pensar que la variante Ómicron es menos grave, lo hizo al señalar que si se da un escenario menos complejo entre quienes contraen el virus es porque "ahora la mayor parte de la población está vacunada y muchos otros tienen memoria de una infección previa".

El responsable de infectología en el Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, Benito Almirante, analizó que el cambio de síntomas puede indicar que la Ómicron es muy contagiosa, pero menos eficiente causando enfermedad grave.

En la publicación del medio español citan como ejemplo dos estudios. El primero de ellos realizado en la Universidad de Hong Kong —en el que se usó la nueva versión del virus y células humanas—, que mostró que la Ómicron se reproduce 70 veces más que la Delta en el tejido de los bronquios; pero, a la vez, su capacidad de reproducción es 10 veces menor que con la variante Delta en el tejido pulmonar.

Otro estudio, también preliminar, llevado a cabo en el Reino Unido, apunta a que la Ómicron es menos eficiente que la Delta entrando en las células de los alvéolos, en los pulmones.

Temas relacionados