Enorme roca cayó sobre lanchas con turistas en Brasil: al menos siete muertos y varios desaparecidos

El triste hecho sucedió en el Lago de Furnas, en el municipio de Capitólio, en el suroeste del estado de Minas Gerais en Brasil
Por iProfesional
09/01/2022 - 09,04hs
Enorme roca cayó sobre lanchas con turistas en Brasil: al menos siete muertos y varios desaparecidos

Al menos siete personas murieron y otras tres se encuentran desaparecidas al derrumbarse una pared rocosa y caer sobre tres lanchas que transportaban un grupo de turistas que circulaban en el Lago de Furnas, en el municipio de Capitólio, en el suroeste del estado de Minas Gerais en Brasil.

La cifra de víctimas fatales y desaparecidos fue confirmada por el cuerpo local de Bomberos, según detalló el diario brasileño Folha de San Pablo.

Además, indicó que cuatro embarcaciones resultaron impactadas luego de que una pared rocosa de un cañón se derrumbara cerca de las 11, lo que generó que dos lanchas se hundieran y 32 personas resultaran heridas.

Según se puede ver en un video que fue realizado por personas que se encontraban a bordo de embarcaciones vecinas, el impacto de la roca provocó una fuerte ola y golpeó a las lanchas que estaban más próximas a la zona del derrumbe.

"Todo fue muy rápido. La piedra comenzó a romperse y de repente se cayó de una vez. Nunca había visto que sucediera algo así", relató a los medios locales el marino Reginaldo Ramos, quien trabaja en la región desde hace ocho años.

En tanto, el Comandante del Departamento de Bomberos de Minas Gerais, Edgardo Estevo da Silva, afirmó que existen denuncias de decenas de personas desaparecidas. En principio se reportaron 20 desaparecidos, pero la mayoría pudo ser hallado. Ahora, restan tres personas por encontrarse.

"Estamos trabajando con información de testigos y agencias de turismo locales", puntualizó en diálogo con el matutino del país vecino.

Avanza la cepa Ómicron en Brasil

Brasileños y turistas se quedarán por segundo año consecutivo en más de un siglo sin un Carnaval como aquellos de antes de la pandemia.

A última hora del martes, el alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, la suspensión de los actos del Carnaval callejero, es decir, los conciertos de artistas que desde autobuses con la música a todo volumen reúnen multitudes de cientos de miles de personas.

La decisión, explicó, obedece al aumento de los contagios por la variante ómicron. En la misma comparecencia, recalcó que se mantiene el desfile de las escuelas de samba a finales de febrero.

Es que el Carnaval es uno de los motores económicos de la ciudad, el gran atractivo para los turistas locales y extranjeros. De ahí su empeño en distinguir los festejos callejeros anulados del desfile de samba que se televisa a todos el mundo y se celebra en el sambódromo. 

El 2021, el coronavirus impidió esta celebración tan tradicional del vecino país

El Carnaval de 2021 entró en la historia

El Carnaval de 2021 entró en la historia porque no se celebró. El coronavirus impidió la celebración de una fiesta que en la capital carioca había sobrevivido a otras epidemias, a todo tipo de calamidades y a la dictadura. Los de 1892 y 1912 fueron suspendidos, pero se celebraron meses después, detalla el diario El País.

Otras ciudades conocidas por sus espectaculares y multitudinarias fiestas de Carnaval como Salvador de Bahía o Olinda también han anunciado que suspenden los actos oficiales ante el avance de la nueva variante del coronavirus.

San Pablo, que desde hace años apuesta con éxito por los eventos carnavalescos callejeros para rivalizar y complementarse con Río, tiene previsto tomar una decisión este jueves en función de los datos epidemiológicos. Las autoridades de esta ciudad de 12 millones de habitantes sopesan adaptar la fiesta al coronavirus y celebrarla en un recinto cerrado al aire libre, el circuito de Fórmula 1 de Interlagos. Recife tampoco ha decidido aún.

Incremento de los casos

Los positivos de covid aumentaron en capital carioca del 1% a mediados de diciembre al 13% esta semana. Un incremento en línea con lo que sucede en el resto de Brasil y en Europa.

Las fiestas masivas al aire libre amenazaban con convertirse en auténticos nidos de contagios. "El Carnaval callejero, por su propia naturaleza y por el aspecto democrático que tiene, genera la imposibilidad de ejercer cualquier tipo de inspección, explicó el alcalde Paes. Más de 500 blocos (comparsas) se habían inscrito para los festejos de este año.

El desfile carnavalesco de las escuelas de samba es en sí mismo un sector económico de Río 

Precisamente eso, la posibilidad de controlar a los asistentes, es lo que salva la fiesta en el sambódromo, el evento que con permiso de la covid es una de las postales cariocas en todo el planeta.

El desfile carnavalesco de las escuelas de samba es en sí mismo un sector económico de Río. Entre costureras, zapateros, diseñadores, músicos o compositores genera miles de empleos vitales en estos tiempos de inflación y altas tasas de desempleo. Cada una de las escuelas que desfilan a lo largo de varias noches en un concurso que el país sigue con atención por televisión llega a movilizar hasta 5.000 sambistas que interpretan una historia mientras avanzan a lo largo del medio kilómetro al ritmo de la música.

Temas relacionados