Preparate: cuánto cuesta comer en los restaurantes más top y reconocidos de Buenos Aires

Ya sea mediante un menú de pasos o a la carta con productos de estación, cuánto cuesta comer en algunos del os lugares más exclusivos de Capital
Por Andrés Iglesias
30/07/2022 - 08,24hs
Preparate: cuánto cuesta comer en los restaurantes más top y reconocidos de Buenos Aires

La Ciudad de Buenos Aires es reconocida por contar con una amplia y destacada oferta gastronómica. En la Capital Federal conviven restaurantes premiados a nivel mundial, que ofrecen experiencias gastronómicas para todo tipo de paladar. Pero, ¿cuánto cuesta comer en estos lugares? Y, ¿qué ofrecen de diferencial?

Un menú por pasos o a la carta en algunos de los restaurantes más reconocidos de Buenos Aires puede llegar a valer hasta $25.000 por persona. Por lo que, si asisten dos comensales, en una cena se gastará unos $50.000: el equivalente al valor promedio de un alquiler.

De todas formas, tal como se desprende de varios comentarios realizados en sitios por quienes asistieron, el precio "lo vale". Destacan que, más allá de los sabores, la experiencia visual y artística que se ofrece en cada plato.

Aramburu, entre los restaurantes más top: el menú con maridaje cuesta $25.000

Aramburu es uno de los restaurantes más distinguidos de la Ciudad
Aramburu es uno de los restaurantes más distinguidos de la Ciudad

Ubicado en el barrio de Recoleta, es uno de los restaurantes más reconocidos de la Ciudad. Su menú de 18 pasos, en donde se prueba una variada cantidad de productos de temporada, tanto cárnicos como lácteos, de mar y terrestres, entre otros. El postre, aseguran, consta de tres pasos.

Así, si se elige la experiencia "con armonización", con un maridaje de vinos y espumantes, el menú cuesta aproximadamente $25.000 por persona. Sin armonización, con aguas e infusiones incluidas, sale $20.000. Como los platos pueden variar según cada día, también cambian los tipos de vinos que se sirven.

Dentro de la carta, se pueden encontrar tartar de ciervo; bocados de merengue, garbanzo, cebolla y nabo; cremoso de espárragos y bocados de remolacha, cabra y ciruela, entre otros. También, algunas recetas tradicionales reversionadas como los cannoli de quinoa, ricota y lima.

Según un comentario de un comensal en la página Tripadvisor, en Aramburu "las sensaciones son primero visuales". "Luego degustar cada paso de a poco, como si fuera un chocolate, sintiendo las texturas. Los primeros pasos, las entradas, son pequeños pero el disfrutar los sabores y sensaciones que te van produciendo en la boca es parte del espectáculo inmersivo que propone Aramburu. Los principales son algo más grandes, también pequeños si fueran piezas individuales, pero la suma de todo el arte ingerido nos hizo irnos más que satisfechos".

Durante seis ediciones, este establecimiento formó parte del ranking de los "50 Mejores de América Latina". A principios de julio, el restaurante de Gonzalo Aramburu fue elegido para formar parte de Relais & Chateaxu, una élite internacional de establecimientos de lujo. Se trató del segundo lugar argentino convocado para ingresar en este selecto grupo: cinco años atrás, fue asociado Chila Alta Cocina.

Un menú de pasos en Chila, otro de los restaurantes top, sale $25.000

Un menú por pasos en Chila cuesta
Un menú por pasos en Chila cuesta $18.500, sin maridaje incluido

Ubicado en Puerto Madero, Chila ocupa el puesto número 19 en la última edición de la lista latinoamericana de los "50 Best Restaurants". La publicación lo define como "Argentina más allá del asador". Su chef, Pedro Barguero, se enfoca en las verduras que se cosechan en el país y en los productos de mar: el menú cambia unas diez veces al año, según la temporada.

El menú de pasos en Chila, con aguas incluidas, cuesta $18.500. El menú con maridado, en tanto, cuesta $6.500 más (es decir, $25.000), y cuenta con Snacks; Churro de pacú, papa y chimicurry; Manitas de cerdo y pasta rellena de mariscos; Bife estacionado, puerro y esponja de perejil; Cajita de maracuyá y Alfajor de maicena.

"Nuestro menú de pasos por definición, es un todo presentado en partes, haciendo hincapié en diferentes historias, productos, técnicas y sensaciones que buscamos contar o lograr", explican desde el sitio web del restaurante, y subrayan: "La experiencia está diseñada para extenderse más allá del plato. Puede definirse únicamente habiéndola vivido".

También ofrece menú a la carta, y algunos de los precios son los siguientes:

  • Puerros asados con merengue de leche, avellanas y yacaratiá: $2.350
  • Lentejas, melena de león y kimchi: $2.650
  • Langostinos con dashi de vegetales: $2.850
  • Locro de mar: $3.200
  • Pulpo braseado con salsa escabechada: $6.100
  • Pesca grillada, batata, topinambur y espuma de tomilloa: $5.100
  • Terrina de osobuco con espuma de maíz, $5.100
  • Wagyu con criolla: $5.100
  • T-Bone de Wagyu por kilo, zapallo y ensalada: $14.900
  • Magret de pato, remolacha y hibiscus: $4.200

Tal como comentó un comensal en el sitio Tripadvisor, "es un viaje gastronómico fantástico". "El sabor, el servicio y ambiente están perfectamente cuidados. En Chila se prueban sabores autóctonos argentinos que en ningún otro lado han probado. Asegurado. El menú de degustación es lo más recomendado", remarcó.

Una degustación en Osaka, con vino y postre, sale $23.400

La degustación de ceviches en Osaka es una de las opciones en este
La degustación de ceviches en Osaka es una de las opciones en este "clásico" de Buenos Aires

Ya sea en su local de Palermo como en el de Puerto Madero, Osaka es todo un clásico para degustar de la mejor comida oriental. "No es comida japonesa con ingredientes peruanos o comida peruana con ingredientes japoneses, es más bien, un mestizaje cultural que se remonta a más de 100 años cuando casi 7.000 japoneses viajaron a Perú", se define el restaurante desde su sitio web.

Comer una degustación de ceviche, sashimi, tiraditos, sushi y hosomakis; con una botella de vino blanco y un postre, cuesta unos $23.400. Pero hay, claro, múltiples opciones. Según explicaron desde el local, "los camareros están entrenados para realizarles una comida guiada ajustándose a los gustos de cada comensal".

En ese sentido, estos son algunos de los precios de la carta de Osaka:

  • Degustación de ceviche, sashimi, tiraditos, sushi y hosomakis: $14.200
  • Degustación de ceviches (selección de 3 variedades de ceviches): $7.000
  • Una botella de vino blanco cuesta, en promedio, $7.200. Un chardonnay de Catena Zapata sale unos $45.000
  • Los postres cuestan entre $1.850 y $2500. En la carta se destacan Cacao Matcha, que es soufflé de chocolate, sablée de cacao y helado de té matcha, a $2.500; Suspiro Nikkei, manjar de hierba luisa, sorbete de guanábana, merengue de té matcha y tierra de cacao, a $2.000; y los helados y sorbetes artesanales, por $1.850

Otros precios de distintos platos:

  • Makimono (diez piezas) entre $3.700 y $4.850, se trabaja con la pesca del día e insumos de temporada
  • Nori Furai (salmón, langostino y queso philadelphia envueltos en nori crocante con salsa teriyaki -6 piezas-), cuesta $3.700
  • Nikkei (Langostino furai, palta, pescado blanco, salsa acevichada y furikake Osk), $4.850

Al relatar su experiencia, un comensal publicó en el sitio Tripadvsor: "El restaurante es un clásico de Buenos Aires, con una ambientación cálida. La atención de los mozos es excelente y se destaca. Conocen el menú y te asesoran correctamente, son amables y están atentos, sin ser invadidos. La calidad de la comida y el sabor son los puntos más destacados, especialmente el sushi. Los postres son muy buenos, pero muy pequeñas las porciones".

Una comida "completa" en Casa Cavia cuesta desde $16.300

El lujoso edificio donde funciona el restaurante Casa Cavia
El lujoso edificio donde funciona el restaurante Casa Cavia

Ubicado en Palermo Chico, este restaurante es conocido por la selecta clientela que suele recibir: Mick Jagger y Michelle Obama son algunas de las personalidades que eligieron comer en Casa Cavia en sus visitas al país.

En este local se combinan "la alta gastronomía, con fragancias embriagadoras, una arquitectura majestuosa y una propuesta deliciosa, diferente", aseguran las reseñas.

Una comida en este sitio, con entrada, plato principal, una botella de vino malbec, postre y café, puede tener un valor promedio de $16.300. Dependerá, lógicamente, de la elección de los platos y el tipo de bebida.

A modo de referencia, la carta de Casa Cavia cuenta con los siguientes precios:

Entradas:

  • Calabaza asada, pulpitos fritos, shiso y alioli de ajos confitados: $3.500
  • Caracú, yuca frita y ensalada de apio y perejil: $3.300
  • Langostinos tostados, cremoso de choclo y maíz frito: $4.500

Principales:

  • Pesca del día, cremoso de alubias y kale tostado: $4.500
  • Carne ahumada, puré de papas y ajos confitados, ensalada de tallos $5.500
  • Tira de asado marinada, verduras de nuestras huertas y hierbas frescas: $12.000
  • Pasta hecha en casa, espinacas salteadas, coles de Bruselas y hierbas frescas: $4.000

Los postres salen $1.400, y pueden ser churros hechos en casa; salsa de chocolate y dulce de leche; crema de coco, frutas de estación y garrapiñada de escamas de coco; café, mascarpone y cacao; chocolate, sésamo crujiente y cacao.

  • Un café capuccino, sale $400
  • Una botella de vino tinto malbec cuesta desde $2.700. En promedio, un vino puede costar unos $7.200
  • Una botella de agua de 330 cc $600

Un comensal destacó la experiencia de comer allí en Tripadvisor: "Creo que es uno de los mejores lugares de CABA para comer. El lugar es una casa antigua ambientada de maravillas. La atención fue muy buena. Hermosa experiencia, comida de altísimo nivel. Obviamente dentro de una gama de precios alta, pero tienen la opción del brunch de los domingos que resulta un poco más económica. Vale la pena conocerlo".

Es a raíz de este tipo de oferta gastronómica que suele mencionarse a Buenos Aires como uno de los destinos a conocer en todo el mundo. De hecho, semanas atrás, la revista Time Out ubicó a la Capital Federal en el puesto 21 dentro del ranking de las "mejores ciudades del mundo".

La guía define a Buenos Aires como "la meca mundial de la carne", pero también la destaca como "un imán para los aficionados a los cócteles, los gourmets y los amantes de la cultura".