Más artículos
Fiat negocia un rescate de u$s6.800 millones avalado por el Estado italiano

Fiat negocia un rescate de u$s6.800 millones avalado por el Estado italiano

Fiat negocia un rescate de u$s6.800 millones avalado por el Estado italiano
Fiat Chrysler negocia con el banco Intesa Sanpaolo una línea de crédito avalada al 80% por el Estado italiano. Escenarios posibles
15.05.2020 14.40hs Autos

Fiat Chrysler inició conversaciones para obtener una línea de crédito respaldada por el Estado italiano que ascendería a unos 6.300 millones de euros (6.800 millones de dólares). 

Según informa Bloomberg, la unidad italiana de la compañía estaría en negociaciones con el banco Intesa Sanpaolo para la tramitación de este crédito, que estaría avalado en un 80% por Sace, la aseguradora de crédito estatal italiana.

Las fuentes consultadas por la agencia americana explican que el fabricante de automóviles no ha visto otra opción ante la necesidad de defender su liquidez, después de 'quemar' más de 5.500 millones de dólares en el primer trimestre del año para hacer frente a la crisis.

Cierre de plantas

Durante el pico de la pandemia, la compañía se ha visto obligada a cerrar sus planas norteamericanas, mientras que la demanda de automóviles se ha estancado como consecuencia del confinamiento.

Para sobrellevar la situación, Fiat Chrysler y el grupo francés PSA Group, ambos en plenas negociaciones de fusión, decidieron a principios de esta semana suspender el dividendo de 1.100 millones de euros que acordaron pagar como parte del acuerdo.  Los problemas no se limitan al miedo actual a la recesión. Ya en 2019, la compañía vio cómo su beneficio neto cayó un 19% hasta los 2.700 millones de euros, mientras que sus ingresos se redujeron un 2% hasta los 108.187 millones.

La compañía le pidió al Estado italiano que sea su garante
La compañía le pidió al Estado italiano que sea su garante

Fusión en marcha

PSA y Fiat Chrysler Automobiles dieron 'luz verde', el pasado mes de diciembre, a una fusión a través de la que se crearía el cuarto grupo automovilístico del mundo por volumen de ventas y el tercero por ingresos, con unas matriculaciones anuales combinadas de 8,7 millones de unidades y una facturación de casi 170.000 millones de euros al año.

Esta operación corporativa, explicaron, no conllevaría el cierre de plantas y la intención es que la nueva entidad resultante tenga su sede en Países Bajos. El nuevo grupo, participado al 50% entre PSA y FCA, cotizará en los índices Euronext (París), así como en Milán y en Nueva York.

El consejo de administración de la nueva compañía estará formado por once miembros (cinco de FCA y cinco de PSA) y contará con John Elkann, presidente de FCA, como presidente, mientras que Carlos Tavares, máximo responsable de Grupo PSA, será el consejero delegado por un período de cinco años.

La nueva empresa combinada se estimaba en el momento del anuncio de la operación que alcanzaría un resultado de explotación de más de 11.000 millones de euros, con un margen operativo que del 6,6%. El 80% de las sinergias está previsto que se alcance en el cuarto año y se calcula un gasto no periódico para lograr este objetivo de unos 2.800 millones de euros.

Algunas plantas de la empresa están paralizadas
Algunas plantas de la empresa están paralizadas

¿Podría desaparecer?

Si la marca llega a un acuerdo con las autoridades italianas, probablemente podrá salir del mal paso si sabe gestionar esta línea de crédito y extender su liquidez hasta salir de la crisis. Si la pandemia no se extiende demasiado, puede recuperarse y se asegura un futuro a mediano plazo.

Pero si Italia decide rechazar el préstamo, le otorga menos de lo que le gustaría a la marca, no sabe gestionarlo o la pandemia de la COVID-19 se extiende, la empresa tendrá que recurrir a sus propios inversionistas, tal vez una ronda de emisión de acciones, para financiarse. Ciertamente sigue siendo difícil que una empresa tan grande como Fiat muera en el corto plazo, pero con las condiciones adecuadas podría desaparecer a futuro.

Fiat no es la primera compañía que ha necesitado la ayuda de su país de origen para salir de la crisis de la COVID-19. Bloomberg también apunta que Renault solicitó un préstamo de cinco mil millones de euros. Adidas en su momento llegó a un acuerdo con Alemania para asegurar una línea de tres mil 300 mdd. Airbnb también solicitó un crédito muy cuantioso y así sobrevivir unos meses más. J.Crew, en cambio, recibió apoyo por bancarrota.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Autos en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído
Más sobre Autos