Sin dólares y con trabas para importar: ya empiezan a faltar modelos y hay agencias que "esconden" autos

Sin dólares y con trabas para importar: ya empiezan a faltar modelos y hay agencias que "esconden" autos
A la falta de stock que se arrastra desde hace meses, se suma que varios concesionarios prefieren guardar los autos esperando a ver qué pasa con el dólar
Por Guillermina Fossati
18.08.2020 17.15hs Autos

La industria automotriz quedó otra vez acorralada en la realidad macroeconómica del país, que termina golpeando directamente al sector.

Por un lado, había una cierta expectativa por una demanda que empezaba a refugiarse en los 0Km, como oportunidad para invertir el dólar "blue", que deja a los autos hasta un 50% más baratos con ese tipo de cambio. Sin embargo, desde el Gobierno empezaron a mirar con mala cara la salida de tantos "billetes verdes" en autos importados, y volvieron las trabas al sector.

Desde las automotrices, especialmente las importadas, advierten que ya no hay stock de autos y que, los pocos que quedan, los concesionarios prefieren guardarlos especulando para ver qué pasa con el precio del dólar.

No es la primera vez que el mismo círculo de oferta y demanda termina con mayores restricciones a la industria, pero esta vez la golpea justamente en un momento donde los patentamientos tocaron los picos más bajos de toda su historia.

Qué modelo faltan por escasez de dólares

En el segmento más masivo, empieza a agotarse el stock de muchas pick ups, para las cuales hay que esperar hasta 90 días para la entrega. Las que más sufren son las versiones intermedias o las más equipadas, que tienen mayor demanda.

También hace meses faltan modelos de Toyota Corolla, que frente a la alta demanda recién se confirman entregas para enero de 2021.

Toyota Corolla, sin entregas hasta 2021.
Toyota Corolla, sin entregas hasta 2021.

Repasando qué modelos empiezan a faltar en el mercado, las marcas premium líderes, como BMW, Audi y Mercedes Benz, ya empiezan a tener faltantes en los modelos más demandados. Consultados diferentes concesionarios, expresaron que tienen muy poca oferta y casi nula en muchos productos.

Las pick ups, entre los modelos que más faltan.
Las pick ups, entre los modelos que más faltan.

Estos segmentos son los más golpeados, a los que se suman algunos productos provenientes de México, como el Volkswagen Vento GLi que en agosto no está en el listado de precios oficiales.

Agosto, mes de renovación de muchos modelos.
Agosto, mes de renovación de muchos modelos.

Por otro lado, sucede que agosto es un mes de recambio de muchos e importantes modelos, y las marcas están renovando su stock. Peugeot 208, Fiat Strada y Ford Territory, forman parte de este grupo.

La realidad en los concesionarios

En este contexto, consultamos a diferentes marcas importadas que operan en el país sobre cómo se encuentran sus negocios, quienes advirtieron que desde julio tienen 0 stock, y que tienen autos varados en los puertos a la espera de las autorizaciones para poder desembarcar en el país.

A esto se suma otra realidad. "En algunos concesionarios quedan algunas unidades, pero prefieren esperar a ver que pasa con el dólar y no vender el poco stock que tienen, el cual si el dólar salta no podrán reponerlo", explican.

Es decir, en el caso de las marcas 100% importadas, que en general son las del segmento Premium, la falta de stock es un hecho concreto y con esto viene acompañada la especulación por no saber qué pasará.

Autos importados, los más complicados en stock.
Autos importados, los más complicados en stock.

"Es claro que nadie quiera desprenderse de las unidades cuando se especula con más restricciones a la compra de divisas, lo que encarecerá el dólar paralelo. Entonces están todos viendo que conviene hacer, compradores y vendedores, y los negocios no se cierran", explicaron desde otra importadora.

En CIDOA, Cámara de Importadores y Distribuidores de Automotores, explicaron que hoy los importadores viven las restricciones del mercado cambiario, por un lado, y la falta de expectativas por el otro, lo que terminó planchando el mercado".

Algunos concesionarios guardan autos esperando ver qué pasa con el dólar.
Algunos concesionarios guardan autos esperando ver qué pasa con el dólar.

En el caso de las marcas que fabrican en el país, tienen un panorama un poco más despejado, pero no por eso están tranquilas. Al exportar, pueden garantizar el acceso de ciertas importaciones, pero sucede que los autos de producción nacional tienen el mayor porcentaje de partes que vienen de otros países, lo que también los pone contra las cuerdas.

Eso ya se ha visto reflejado en el incremento del precio de los autos, que de un mes a otro siguen subiendo sus valores a pesar de que para comprar un 0km ya hay que pensar en 1 millón de pesos.

Lo cierto es que la suba del dólar seguirá siendo una presión para los sectores que comercializan productos basados en esta moneda, ya que, el acuerdo con el FMI, no garantiza que se haya despejado el horizonte.

Impacto en ventas

Así, para los próximos meses, en las automotrices esperan un escenario aún más complicado, con pocas expectativas de que remonten las ventas, complicada, cada vez más, por la falta de unidades.

Desde que comenzó la pandemia, con el cierre de los concesionarios y el registro automotor, fueron varios meses de ventas prácticamente nulas, hasta que recién en junio hubo algo de alivio cuando crecieron 2% frente al mismo período del año anterior, algo que hacía mucho no sucedía.

Pero el veranito duró poco, y en julio, cuando había mayores expectativas entre los vendedores, volvieron a caer las operaciones por la falta de stock.

Así lo explicó el Presidente de ACARA, Ricardo Salomé, quien dijo que "julio ha sido un mes sumamente complicado, con un 18,8% menos de patentamientos que junio. La principal causa es la falta de reposición de las unidades de los stocks de los concesionarios, que estamos trabajando con muy poca previsibilidad y en un mercado donde la limitada demanda que tiene no se puede satisfacer a través de la oferta, esto nos genera consecuencias financieras y económicas que son inmediatas", explicó.

Por su parte, el Secretario de la entidad Ruben Beato, demostró mucha preocupación por el futuro a mediano y largo plazo de la Industria automotriz:"vemos un mercado para Agosto, que siguiendo la misma tendencia de baja que el mes de Julio, podría estar cercano a los 23.000 vehículos, lo que nos pone en una situación ya de total fragilidad con respecto a la sustentabilidad de nuestros negocios. Es por ello que necesitamos más visibilidad por parte de los actores de la Industria, con respecto al aprovisionamiento ligado a la importación de vehículos y autopartes para los clientes argentinos. Claramente, estas cifras ponen en alerta las cifras de recaudación tributaria donde por cada 2 vehículos vendidos 1 es para impuestos".

Faltan dólares: decide el Gobierno

Frente a esta situación, desde la Casa Rosada buscan la manera de evitar que una revitalización de las ventas de autos impacte de manera negativa en las alicaídas reservas de dólares del Banco Central.

Tal como anticipó iProfesional, uno de los esquemas que se analizan es el del "uno a uno". Así, habría una imposición a las automotrices para que sólo puedan importar vehículos por el mismo valor de lo que exporten. Un esquema donde por cada dólar importado debe ser compensado por un dólar de exportación.

Este tipo de condición ya fue ensayada en su momento por Guillermo Moreno durante el gobierno de Cristina Kirchner. La diferencia notable, ahora con las automotrices, sería que a estas empresas no se les permitiría exportar otra cosa que no sean automóviles o productos fabricados en sus plantas argentinas.

"No puede ser que Ratazzi nos pida dólares a nosotros pero cuando vende a Brasil, allá acepta que le paguen en reales. Si Fiat o las demás terminales van a querer importar vehículos tendrán que salir a exportar. Un dólar por un dólar", contaron a iProfesional en estricto off the record.

Importaciones con techo

Otra de las aproximaciones del Gobierno al tema de los autos y el dólar se basa en el realismo de admitir que habrá pérdidas, pero se apuntará a reducirlas de manera significativa. Fuentes de la industria automotriz señalaron que normalmente el sector tiene un déficit comercial anual de u$s8.000 millones, pero los límites impuestos por el ministerio de Desarrollo Productivo -dirigido por Matías Kulfas- podrían bajar esa cifra a u$s2.000 millones.

El plan que desde la cartera de Kulfas ya consultaron con las terminales proyecta que este año se lleguen a vender unos 290.000 autos, de los que cuales solamente 80.000 podrían ser importados.

La industria automotriz es deficitaria en dólares, pero se busca reducir su impacto.
La industria automotriz es deficitaria en dólares, pero se busca reducir su impacto.

Las fábricas todavía tendrían vía libre para importar partes, debido a que la fabricación local de sustitutos -que implica seleccionar y certificar proveedores- no puede realizarse en corto tiempo.

La idea de este acuerdo es dar previsibilidad al mercado en cuanto el acceso a las importaciones. Sin embargo, la extensión de la pandemia y la prolongación del panorama recesivo siguen generando incertidumbre acerca de lo que vendrá en cuanto a demanda de automóviles.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ
Autos en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído