07.12.2021
DÓLAR
100.25 / 106.25 0.00%
BLUE
196.00 / 199.00 -0.75%

Una nueva marca de autos chinos comienza a venderse en el país

Una nueva marca de autos chinos comienza a venderse en el país
En uno de los últimos lanzamientos del año, la automotriz china desembarca en el país junto a un nuevo modelo que está listo para comercializarse
Por Guillermina Fossati
15.12.2020 07.53hs Autos

El importador Famly, que comercializa en el país las marcas Lifan, KyC y FAW, comenzará a vender antes de fin de año la nueva marca Jetour, una automotriz china que pertenece al grupo Chery, creada por esta hace dos años atrás. 

La llegada de la compañía al país será con el inicio de la comercialización del modelo X70, un SUV mediano que se destaca por su gran espacio interior, con tres filas de asientos y una capacidad para siete pasajeros.

El modelo "apunta a sumarse y ubicarse en el tope de gama de la oferta de vehículos de pasajeros de Famly Argentina.

En cuanto a las características de este modelo, mide 4,70 de largo, 1,71 de alto y 1,90 de ancho, con gran espacio interior. Además, rebatiendo la tercera fila del asiento tiene una capacidad de baúl de 1.300 litros. 

En otros mercados, son tres las variantes a elección del comprador de la X70: una de ellas es la Comfort Automática, con doble embrague, de ocho marchas; otra de las opciones es la Luxury Manual de cinco marchas; y por último la Luxury Automática, caracterizada por su doble embrague de ocho marchas.

La X70 que a partir de este jueves ya se podrá elegir en el país, cuando quede inaugurada la marca Jetour de la mano de Famly, cuenta (en los mercados donde ya se vende) con tracción delantera, cinco puertas, con dirección eléctrica, con un despeje mínimo respecto al suelo de 16 centímetros.

El motor es un 1.5 Turbo, cuatro cilindros y dieciséis válvulas, con inyección multipunto y una potencia máxima de 147 HP, y un par máximo de 210 Nm.

Jetour X70, el nuevo SUV que llegará al país.
Jetour X70, el nuevo SUV que llegará al país.

En cuanto a la suspensión, la delantera es independiente tipo Mcpherson, ya la trasera también independiente con múltiple link. Los frenos son de disco adelante y atrás.

El equipamiento exterior incluye barra de techo, faros ajustables en altura, espejos eléctricos con función «Autohold».

El equipo Multimedia se basa en una pantalla «touch» color de 10 pulgadas, con Bluetooth y telefonía móvil, y seis parlantes.

En seguridad, otros de los elementos que se destacan son los airbags delanteros, para conductor y acompañante; sistema TPS (monitoreo de presión de neumáticos); alerta de uso del cinturón de seguridad para el conductor; sistema ISOFIX para fijación de sillita para niños; cierre centralizado de puertas; sistema antibloqueo de frenos (ABS); distribución eléctrica de fuerza de frenado (EBD) y asistencia de frenaje (BAS); control de tracción (TCS); control de estabilidad (ESC); asistencia de arranque en subida/bajada; cámara de estacionamiento atrás.

Otros detalles que equipan este nuevo SUV son la computadora de a bordo con un display digital; la segunda fila de asientos que es rebatible y el tercero plegable al 100 por ciento. Además cuenta con un volante multifunción ajustable en altura; levanta vidrios eléctricos adelante y atrás; y aire acondicionado eléctrico.

A partir de esta semana el modelo se sumará a la serie de productos chinos que ya se venden en la Argentina, de la mano de marcas como Chery, Haval, Shineray, y Lifan, entre otros.

El escenario

La oferta de marcas chinas en el mercado local comenzó a multiplicarse en 2017, cuando llegaron a ser siete las marcas de autos chinos comercializadas a nivel local. Un año después, ese número llegó a 13, y así siguió creciendo.

Entre las más destacadas se encuentran marcas como Chery (pionera desde 2008),JMC (llegó en 2010), DMF (llegó en 2012), Lifan (llegó en 2015), Geely, Foton, Baic, DFSK, Shineray, Great Wall, Haval, Changan, KyC y JAC, entre otras.

Hasta el año 2018, sus ventas representaron casi 1,5%, y los planes eran de llegar al 5% de participación de mercado en 2023.

Hoy el mercado está más complicado, y el problema no es solo coyuntural, sino que se observa que muchos de los importadores que aprovecharon el boom de marcas chinas hoy las relegaron antes la crisis.

"Hay empresarios que son más estratégicos y otros que van para donde sopla el viento. Veo que muchas marcas fueron abandonadas cuando el mercado empezó a caer", explicó un importador de varias marcas.

"Hay salones espectaculares que están cerrados. Tienen las marcas relegadas. Es un desperdicio", agregó.

Por otro lado explicó: "Es cierto que pasó el boom de la novedad, pero a nivel mercado se podría crecer. Además contamos con el aval del Gobierno que tiene buena relación con China", agregó.

"Estamos aguantando la bandera", explicaron desde una empresa. "Tenemos más de 90 proveedores argentinos, no nos queremos ir, pero necesitamos reglas claras", agregaron.

También destacaron que a pesar de la crisis la tecnología china es cada vez mejor, pero que aún falla la postventa cuando se habla de estas unidades, porque los vehículos pierden mucho valor.