Imposible conseguir un auto 0Km a valor oficial: sobreprecios llegan a casi $1 millón

Imposible conseguir un auto 0Km a valor oficial: sobreprecios llegan a casi $1 millón
Ante la falta de unidades, y con la inflación que no se detiene, los fantasmas del descontrol a la hora de cotizar un auto vuelven a ser una realidad
Por Guillermina Fossati
25.02.2021 10.30hs Autos

La venta de autos 0km promete este año alcanzar mejores cifras que en 2020. Los concesionarios y terminales proyectan unas 430.000 unidades, y no faltan los más optimistas que sueñan con 500.000 patentamientos.

Sin embargo, la realidad parece atentar contra las expectativas de fabricantes e importadores y los precios de los autos 0km podrían convertirse en el principal enemigo de la recuperación. Ya lo advirtió una alta fuente de una terminal argentina, quien dijo que si pueden importar 1.000 autos por mes, y el mercado necesita 4.000, la suba de los valores será inevitable.

Pero no solo eso, mientras que las listas oficiales ya tienen retoques mensuales de 5% a 6% (antes eran de 1,5 a 2%), los concesionarios vuelven a especular con vender los vehículos según su propia demanda y stock, lo que está llevando a que varios modelos tengan subas sobre los listados oficiales que arrancan en $200.000 y llegan casi al millón de pesos. 

Algunos casos

iProfesional hizo un relevamiento para corroborar los precios de diferentes autos, SUV y pick ups, y en ningún caso lo informado por los vendedores coincidió con lo que se publica en las páginas oficiales de las marcas y en los listados de precios que envían mensualmente.

Volkswagen Nivus, con sobreprecios de $800.000.
Volkswagen Nivus, con sobreprecios de $800.000.

El caso más llamativo es el Volkswagen Nivus: mientras que la versión Comfortline, de entrada de gama, tiene un valor sugerido de $2.090.950, el valor en los concesionarios oficiales es de $2.790.000.

No solo eso, en caso de querer la versión más equipada, la Highline, mientras que el valor oficial es de $2.884.000, los puntos de venta ya la comercializan con impuesto interno: el precio que piden es de 3.720.000 pesos. Es decir, unos $836.000 de diferencia.

Esta realidad, donde por las subas que aplica el punto de venta el modelo queda impactado por el impuesto interno se repite en otras marcas.

Chevrolet Tracker, otro modelo con sobreprecios.
Chevrolet Tracker, otro modelo con sobreprecios.

Por ejemplo una Chevrolet Tracker LTZ, que tiene un valor de $2.249.900, pero el precio real en los puntos de venta es de $2.600.000. Es decir, unos $400.000 por encima del valor real. Por otro lado, en los concesionarios ya aclararon que a partir de marzo será afectada por el impuesto interno y su precio saltará los 3 millones de pesos. Por eso muchos de ellos prefieren esperar antes de cerrar la operación.

Jeep Renegade, unos de los SUV que más crece en ventas.
Jeep Renegade, unos de los SUV que más crece en ventas.

Siguiendo con los SUV, algunos de los modelos más demandados del mercado, también hay modificación en los valores en el caso de Jeep, y por un Renegade con caja manual, que tiene un precio de lista de $2.041.000, se están pidiendo desde los $2.200.000 en adelante, de acuerdo al stock del concesionario.

Peugeot 208, uno de los chicos que más crece en ventas.
Peugeot 208, uno de los chicos que más crece en ventas.

Otro modelo sobre el cual iProfesional realizó un relevamiento  es sobre el Peugeot 208, uno de los más vendidos del segmento chico en los últimos meses. En este caso, el sobreprecio en tres puntos de venta consultados es de $200.000 para todas las versiones. El valor real del Active es de $1.882.400, y el precio en los puntos de venta promedia los $2.000.800.

Fiat Toro, sube la demanda y se incrementan los precios.
Fiat Toro, sube la demanda y se incrementan los precios.

La Fiat Toro, otro de los modelos más demandados del segmento de las pick ups, tampoco se consigue por el precio que se puede ver de forma oficial. En este caso, consultamos en diferentes concesionarios sobre la versión naftera de entrada de gama, que tiene un valor de $2.179.000, mientras que no baja en los concesionarios de 2.570.000 pesos.

Condiciones de venta

Los sobreprecios no son la única novedad que uno se encuentra al momento de hacer una consulta para comprar un 0km, sino que aparecen otros datos llamativos.

En varios concesionarios, cuando se pregunta cómo será la operación, aclaran que únicamente la concretan contra la entrega de un usado.

En ese caso, solicitan cotizar el modelo a entregar (si la persona vive lejos lo hacen con fotos y un formulario a completar), y recién ahí informan la diferencia de precio que se pagará por la unidad 0km.

En otros casos, también sucede que algunas versiones no se venden de forma convencional y fueron reservadas únicamente para plan de ahorro. Es el caso del Peugeot 208 Like, del cual no informan su valor porque está reservado para esa modalidad de venta.

Por último, algunos vendedores abren algunas oportunidades de compra y ofrecen financiar una parte de la unidad aunque se cuente con todo el efectivo en el bolsillo: "Te conviene entregar la mitad, financiar el resto en cuotas fijas en pesos, y cancelarlo en cuanto suba el dólar blue", aconsejan.

Falta de stock y alta demanda

Son varios los factores que están impulsando esta realidad que ya se vivió en la Argentina durante los años 2014 y 2015, cuando se trabaron las importaciones y  el impuesto interno pasó a afectar a muchos modelos, derivando en abultados sobreprecios.

Uno de los motivos es la falta de stock junto al incremento de la demanda. Las automotrices están limitadas para importar autos y si bien muchas marcas fabrican en la Argentina, la mayoría de las ventas las concentran los modelos que llegan de otros países, especialmente de Brasil, que son los más chicos y que tienen el principal volumen.

Las terminales aumentarían la producción local para reemplazar la falta de importaciones.
Las terminales aumentarían la producción local para reemplazar la falta de importaciones.

Ante la falta de oferta, también se demoran las entregas y el plazo mínimo para obtener un 0km es de 40 a 60 días, ya que todos los vehículos que van entrando al país fueron comercializados y hay que esperar la "nueva tanda". De todos modos, dato para destacar, en todos los casos se hace la operación con precio cerrado.

También el "estancamiento" del dólar blue influye en el valor de los 0km. La divisa, que en el mercado paralelo llegó a cotizar en $195 el año pasado, hoy está por debajo de los $150 y el billete verde vale menos en la mano del comprador. Sin embargo, en algunos casos, el concesionario lo toma a un valor más elevado para incentivar al cliente a cerrar la operación en esa moneda: el promedio es de $137, un intermedio entre el oficial y el blue.

Por último,no se puede dejar de lado la inflación en pesos, la cual sigue un ritmo ascendente e impacta en los precios de los 0km. En este caso, la prueba está en los incrementos mensuales, que ya son de 5% promedio, comparados con modificaciones históricas que no superaban el 2 por ciento.

Rebote en usados

En este contexto, fuentes del sector advierten que la suba de precios no quedará limitada a los autos nuevos, y el rebote será directo a los usados.

Ante la falta de 0km, los seminuevos empiezan a revalorizarse por dos motivos:

  • Por un lado, porque será cada vez más difícil encontrar unidades a disposición, ya que este parque automotor se renueva con la entrega que hacen aquellos que compran un 0km.
  • Por el otro, porque las pocas unidades disponibles tendrán una importante revalorización, y se terminará pidiendo por un usado lo mismo que por un nuevo.

Tal como sucedió con los sobreprecios hace más de seis años atrás, lo mismo sucederá con los usados si el mercado sigue con falta de 0km y poca renovación del stock en los concesionarios.

Autos en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído