Más artículos

Impuesto interno: los autos 0km pueden aumentar 11,6% desde marzo

Impuesto interno: los autos 0km pueden aumentar 11,6% desde marzo
Es por el impacto del gravamen que desde el lunes se aplicará con una nueva base mínima imponible. Afectaría a muchos modelos del segmento medio y SUV
Por iProfesional
26.02.2021 07.51hs Autos

Las listas de precios de los 0km parece que llegarán con varias sorpresas a partir del lunes, cuando empiece a regir la nueva base mínima imponible que define el impuesto interno.

De acuerdo a los cambios aplicados por el Gobierno, desde marzo, la primera escala la pagarán los autos con un valor por encima de los $2.500.000, y será de 20%; mientras que la segunda escala será para los vehículos con un precio superior a los $4.455.000, y será de 35 por ciento.

Esta modificación implica que habrá varios cambios en el mercado y lo primero que harán las marcas que tenían "topeados" sus valores, es decir, que no aumentaban los precios de algunos modelos para que no los alcance el gravamen, aprovecharán para hacerlo.

En esta categoría se contemplan muchos autos del segmento mediano, los cuales se mantenían en el límite de los $2.250.000, que es la escala con fecha hasta el 28 de febrero, para no pagar el tributo. Ahora, podrán aumentarlos.

También están los vehículos que desde ahora sufrirán este impacto y también darán grandes saltos porque ya no pueden contener los valores. Y aquí se encuentran muchos modelos "populares", y lejos de ser considerados autos premium.

Algunas versiones de Chevrolet Tracker podrían tributar impuesto interno.
Algunas versiones de Chevrolet Tracker podrían tributar impuesto interno.

Por ejemplo, en los concesionarios, ya advirtieron que la Chevrolet Tracker LTZ, que hoy tiene un precio de lista de $2.249.000, pero que en los puntos de venta se ofrece a $2.600.000, tendrá de ahora en más que pagar el impuesto.

Lo mismo pasa con la Volkswagen Nivus, que ya se pide por la versión Highline unos $3.700.000, es decir, ya la afectaron (aunque de lista el valor es de $2.700.000), mientras que la Comforline quedaría al límite del gravamen.

Medida que preocupa

En otros proyectos en marcha, de fabricación nacional, también esta medida es una preocupación. Es el caso del Volkswagen Taos, el SUV de fabricación nacional que llegará al mercado en los próximos meses, y lo haría con este gravamen incluido.

Si bien desde el lunes ya deberán regir los nuevos listados, muchas terminales todavía están viendo que camino tomar con otros modelos: o resignan rentabilidad y mantienen el valor para que no se de un tremendo salto, o apuestan a vender sus productos con un valor mucho más alto.

También se especula con lo que haga la competencia, pero dan por descontado que los autos que estaban al límite se moverán por lo menos un 11,6% que ajustó la base y que en la práctica puede terminar por encima del 20 por ciento. 

Lo que más preocupa, es que la suba llegó hace rato a los modelos del segmento medio y a los SUV chicos, los cuales no estaban pensados para que los alcance la medida, conocida como impuesto al lujo. Y cada mes se van incluyendo nuevos productos al listado de los afectados.

La nueva Toyota SW4 tributa impuesto interno.
La nueva Toyota SW4 tributa impuesto interno.

También varios vehículos deberán cuidarse de la segunda escala, como el caso del Toyota SW4, el SUV fabricado en la Argentina, que ya supera los $4.500.000.

Más allá del impuesto interno, que empieza a regir el mes próximo, también se esperan cambios en los listados de precios por el efecto de la inflación. En los concesionarios, ya advirtieron que los autos llegarán con un ajuste de 6% promedio. Este número dista mucho de otras épocas de la industria, cuando los precios aumentaban únicamente un 2 por ciento.