iProfesional

¿Qué es un siniestro y cómo se hace la denuncia?

Saber claramente qué es un siniestro y qué hacer ante un hecho inesperado es clave para actuar de la manera correcta. Acá te lo contamos
Por iProfesional
05/12/2021 - 07,49hs
¿Qué es un siniestro y cómo se hace la denuncia?

Muchas veces se ha escuchado hablar de un siniestro. Sin embargo, no siempre se sabe, con certeza, de qué se trata.

Un siniestro es un hecho, un daño que está cubierto en la póliza de seguro y que puede ser indemnizado por la aseguradora. La importancia es tal que es un elemento clave en un contrato de seguro: se dice que ocurrió un siniestro cuando se ha producido alguno de los hechos asegurados que se contemplan en la póliza.

Otra definición para tratar de esclarecer este concepto es que se trata de un acontecimiento que produce unos daños garantizados en la póliza de seguro hasta una determinada cuantía.

Como respuesta frente al siniestro, la entidad aseguaradora está obligada a satisfacer, total o parcialmente, al asegurado o a sus beneficiarios, el capital garantizado en el contrato.

Diferencia entre siniestro y accidente

Es importante diferenciar un siniestro de un accidente.

Al hablar de siniestro, se trata de un hecho que puede prevenirse y es evitable. Son sucesos predecibles. A diferencia de esto, un accidente es causal, es decir existe una causa que lo provoca.

El accidente es un hecho azaroso o fortuito, una situación o hecho de fuerza mayor o inesperada, que no se puede controlar. Por ejemplo una situación climática extrema o adversa.

Ante un siniestro, es importante dar aviso a la aseguradora.

En cambio al hablar de siniestro, es un hecho que sí puede prevenirse, y es evitable. Son sucesos predecibles, donde lo que provoca determinado hecho (un choque por ejemplo) a diferencia de un accidente, es causal, es decir existe una causa evitable que lo provoca).

Por este motivo la mayoría de choques o situaciones trágicas en el tránsito se consideran siniestros ya que generalmente son evitables y son ocasionadas por errores humanos o hechos causales.

Tipos de siniestros

Hay muchos tipos de siniestros, en función del tipo de seguro del que se trate y de las condiciones de la póliza. Son ejemplos los siguientes hechos:

  • En un seguro de vida, cuando fallece la persona asegurada.
  • En un seguro de automóvil, cuando el asegurado tiene un accidente.
  • En un seguro de salud, cuando el asegurado se pone enfermo y necesita asistencia médica.
  • En un seguro del hogar, cuando se incendia la cocina del domicilio asegurado por accidente.
  • En un seguro de protección de pagos, cuando la persona asegurada pierde su trabajo por despido improcedente.

Qué hacer ante un siniestro

Cuando se produce un siniestro, es muy importante actuar con diligencia y notificarlo a la compañía aseguradora, para que pueda iniciar los trámites y acciones necesarias para determinar la cobertura y el alcance de su responsabilidad.

En cada póliza, se contempla el procedimiento a seguir para comunicarlo, que puede variar bastante de un seguro a otro.

En un seguro de auto, el parte amistoso de accidente es el soporte que se usa para notificar un siniestro a la compañía.

En el seguro de salud, es habitual que se use una tarjeta para que los asegurados puedan acceder fácilmente a las prestaciones más comunes y sencillas, mientras que se necesita tramitar una autorización en el caso de intervenciones (siniestros) más complejos.

Una vez que se ha notificado a la compañía aseguradora, ésta inicia una serie de trámites encaminados a su gestión: se abre un expediente, se realizan las comprobaciones oportunas y una valoración del mismo, en la que puede intervenir un perito o no, y se resuelve.

En el momento de la resolución, la compañía puede decidir si el siniestro es indemnizable y por qué importe, pero también, en determinados supuestos, puede añadir la decisión de poner fin al contrato de seguro cuando venza el plazo de vigencia.

Los siniestros deben ser denunciados dentro de las 72 horas.
Los siniestros deben ser denunciados dentro de las 72 horas.

Por último, es importante tener en cuenta que son hechos aislados y que no se pueden acumular.

Esto significa que si un asegurado tiene dos accidentes diferentes con su coche, deberá declarar dos siniestros a la compañía con la que tenga contratado el seguro del automóvil. En caso de que su seguro contemple el pago de una franquicia, ésta deberá hacerse por cada siniestro aunque existen supuestos en los que la franquicia es acumulada.

En definitiva, el siniestro es uno de los conceptos más importantes de todo seguro, ya que se trata del elemento que da derecho a recibir la indemnización por constituir uno de los hechos que están contemplados en el contrato de seguro.

Cómo se denuncia

A la hora de sufrir un siniestro, hay que tener en cuenta que la ley de seguros establece un plazo de 3 días (72 hs.) para efectuar la denuncia ante la aseguradora, desde el momento en que se conoce el hecho.

Es por eso que contar con un seguro es esencial, especialmente cuando se trata de vehìculos. Además de que lo exige la ley, los accidentes de tránsito son cada día más frecuentes. Es por eso que se debe tener en cuenta que cualquier persona puede sufri un accidente, incluso tomando todas las precauciones necesarias, debe estar correctamente protegido para una mayor tranquilidad.

Por otro lado, se debe recordar que el proceso de presentación de un reclamo o denuncia depende del tipo de accidente. Por ejemplo, podés haber sufrido un choque, atropello y fuga, vandalismo, robo o cualquier otro. También considerá que el procedimiento puede variar de una compañía de seguros a otra.

Cómo ingresar la denuncia

El ingreso de la denuncia es clave cuando sucede un siniestro, y es importante tener en cuenta las diferencias que existen de acuerdo al hecho ocurrido.

Por ejemplo, uno de los casos más comunes ocurre con el auto, donde es muy importante tener a mano la Tarjeta de Seguro y el número de teléfono de la compañía. Hoy en día, también se puede obtener fácilmente por internet. Cuando se informa a la compañía aseguradora sobre el accidente, esta inicia el proceso de reclamo al seguro del auto y también va a orientar sobre qué se debe hacer.

En cuanto a la información que se necesita para completar la denuncia ante un siniestro, no hay que olvidar que, cuando se presenta un reclamo, hay que proporcionar detalles específicos a la compañía de seguros. Algunos de estos datos son:

  • Lugar, fecha y hora del siniestro
  • Número de póliza o patente del auto
  • Nombre completo y DNI
  • Nombres, direcciones y datos de contacto de todos los testigos, pasajeros y conductores de los vehículos involucrados.
  • Datos de los otros vehículos involucrados en el siniestro, sobre todo la patente, marca, modelo y compañía de seguros.
  • Fecha de otorgamiento y vencimiento de las licencias de conducir de todos los conductores

Evaluación y resolución

A la hora de presentar la denuncia del siniestro, la compañía será responsable de investigar la situación, analizar las evidencias de reclamos por lesiones y, también, va a examinar la situación y la cobertura. Es muy posible que para avanzar con el trámite de denuncia haya que inspeccionar el auto. En la mayoría de los casos, y sobre todo en el contexto actual, esta inspección la podés realizar por fotos.

Ante un siniestro hay que mantener la calma.
Ante un siniestro hay que mantener la calma.

También se debe tener en cuenta que, de tener cobertura contra todo riesgo, la compañía de seguros se hará cargo del daño del auto exceptuando la franquicia, la cual abonará cada uno como diferencia ante cualquier siniestro. En el caso de que haya sido el otro auto el culpable, se podrá reclamar esa franquicia a la compañía de seguros del tercero.

Por último, es clave recordar siempre que se debe revisar la póliza en detalle. Para ello, se debe consultar el procedimiento para presentar una denuncia en el sitio web de la compañía y ponerse en contacto con el área de siniestros si necesita ayuda.

Síntesis: los pasos posteriores al siniestro

De esta manera, para quienes están mucho tiempo en la calle conduciendo algún vehículo, o del mismo modo, para quienes cuentan con un seguro de cobertura para algún bien propio, es importante tener en cuenta que un siniestro es diferente de un accidente, ese como dato fundamental para arrancar con los trámites, pero además de eso, la denuncia es fundamental para que el seguro responda y se resuelvan los problemas que pueden haber surgido tras el hecho.

En este sentido, el reclamo administrativo ante la compañía de seguros es el primer paso a realizar ante un siniestro. Luego, aparecen una serie de recaudos a tener en cuenta que son elementales en caso de estar viviendo ese momento, para evitar que ocurran otras tragedias.

Entonces, ¿qué hacer ante un siniestro vial?: Detenerse inmediatamente y permanecer en el lugar del hecho. Se debe llevar a cabo la señalización de la zona para que no se produzcan más incidentes; el siguiente paso es el llamado al servicio de emergencias y a la policías, a quienes se le indicarán los datos claves del lugar del hecho, la información general y los tipos de procesos legales de acuerdo al siniestro.

Luego, si está en buenas condiciones, se deben intercambiar datos sobre el seguro obligatorio y la licencia de conducir con los otros conductores involucrados, siempre tratando de mantener la calma respirando profundamente. Así, el paso siguiente es registrar nombres y teléfonos de los testigos.

Una vez que está realizada la señalización y se está con conciencia del siniestro ocurrido, se debe llamar a la compañía aseguradora para informar (dentro de las 72hs). En caso de haber heridos, avisar a la autoridad competente llamando al 911.

Es importante intentar tranquilizar a la víctima y comunicarse con algún familiar. En caso de que el auto esté inmovilizado, encender las balizas vehiculares de emergencia y, en lo posible, colocar balizas portátiles detrás del mismo (a 30 m y a 60 m del vehículo) y los ocupantes del vehículo deben dirigirse a una zona segura para evitar daños mayores.

En caso de que el siniestro ocurra en autopistas es clave no intentar remover el vehículo, y se debe descender del vehículo usando un chaleco reflectante, colocar las balizas portátiles y ponerse a resguardo detrás de una defensa si las hubiere.

Si el vehículo queda detenido en los carriles centrales o izquierdos, se recomienda no descender del vehículo ya que esto podría aumentar el riesgo de ser atropellado. En este caso se recomienda permanecer dentro del mismo, con las balizas de emergencias encendidas, el cinturón de seguridad abrochado y llamar al número de emergencia de la Autopista.

Cómo informar un siniestro

A la hora de llamar para informar un siniestro, se debe indicar con claridad:

  • El lugar del hecho (calle e intersecciones o alguna referencia clave)
  • Las características del siniestro (choque frontal, vuelco, incendio, etc.)
  • La cantidad y estado de las víctimas.

Es importante no colgar el teléfono hasta que el operador lo indique. Mientras esperás al servicio de emergencias, evaluá si se puede brindar ayuda a los lesionados. Para hacerlo es importante considerar lo siguiente:

  • Si el lesionado se encuentra consciente hacerle preguntas cerradas como nombre, edad, etc.
  • En caso de no conocerlo preguntale si desea llamar a un familiar o conocido.
  • Tranquilizalo e invitalo a no realizar ningún movimiento.
  • Comunicarle que ya se avisó al servicio de emergencia y al familiar o conocido que solicitó.
  • No hay que moverlo para evitar que se perjudique a causa de lesiones ocultas.
  • Interrogarlo sobre la presencia de dolor, pérdida de sensibilidad o dificultad de movimiento de algún miembro para poder actuar en consecuencia. 
  • Si tiene un objeto clavado, nunca hay que retirarlo, caso contrario podría producirse una hemorragia. 
  • Si tiene casco, no hay que sacarlo.
  • Si el lesionado se encuentra inconsciente y está habilitado para realizar técnicas de reanimación, es momento de hacerlo.
  • En caso de haber heridos que fueron el resultado del siniestro se debe dar intervención a la Policía llamando al 911 para que acuda al lugar o posteriormente a través de una denuncia en la Comisaría que tenga jurisdicción sobre el lugar del incidente.