La insospechada relación entre el disruptivo Renault Twingo y el tango argentino

El Renault Twingo es uno de los autos más disruptivos de los últimos tiempos, que aún discontinuado, sigue ilusionando a jóvenes y atrayendo adultos
Por Guillermina Fossati
05/06/2022 - 08,42hs
La insospechada relación entre el disruptivo Renault Twingo y el tango argentino

Rompió con todos los estándares, se animó a una forma única y rivalizó hasta con un mismo modelo de la casa, pero nunca se robaron ventas. Esa fue la historia del Renault Twingo, un auto que nació con una propuesta diferente en 1993 y que, en la Argentina, se vendió entre 1993 y 2003.

La historia del Twingo comenzó a gestarse en 1989, cuando Renault encargó a Yves Dubreil un auto que fuera pequeño, práctico, económico y confortable, pero que no le quite clientes al Clio, otro chico de la marca.

Renault Twingo, el chico por excelencia.
Renault Twingo, el chico por excelencia.

Después de un largo proceso de diseño, el Twingo I apareció en el mercado en 1993, presentando en sociedad un producto que rompía con todos los moldes físicos, ya que tenía forma de huevo, y comerciales, porque se presentaba en televisión con un eslogan pegadizo y divertido: "Twingo, invéntate cómo vivirlo". Con esa idea los creativos le vendían a la gente joven otro de los puntos fuertes del auto: ¡se hacía cama!

Además de esa puesta a prueba de la imaginación, Renault comercializó este auto sin dar muchos detalles. Se publicitaba como "Twingo sin más", sin explicación sobre los motores, ni opciones de llantas ni tapizados. Lo único que se podía elegir era el color, y ahí entraba en juego otro dato llamativo: había tonos jamás imaginados o vistos en un auto, desde verdes furiosos hasta naranjas estridentes.

Renault Twingo, con un interior colorido.
Renault Twingo, con un interior colorido.

El nombre del Twingo y la mezcla de ideas

Desde su creación se buscó que el Twingo sea un auto llamativo, con apenas 3.42 metros de largo, con un único motor 1,2 con 55cv y dos opciones de equipamiento: el aire acondicionado y el techo revatible.

A estos detalles se sumó una forma original de comunicarlo: nunca se destacó por el lujo, sino por ser diferente.

También su nombre es original, uno de los datos que más trascendió de la historia. Twingo, viene de la unión de las palabras Twist, Swing y Tango, tres tipos de baile de las que se extraen dos letras de cada una hasta formar la palabra que, según Renault, "a priori no debería sonar mal en ninguna parte del mundo".

Su interior era tan raro como el exterior, y todo tenía un toque especial. El volante, todavía sin airbag, tenía el centro abultado como los utilitarios de la casa, con colores acordes con la filosofía del modelo (joven y divertido). Y, en el centro del tablero, el velocímetro digital. Los mandos eran nuevos y poligromados, todo redondeado, sin cortes bruscos, para que se transmitiera la misma forma exterior de "huevo" en su interior. 

Más adelante llegaron nuevas tonalidades más llamativas y tambien con diseños de tapizado extravagantes en su interior, nuevos motores de hasta 60cv (con el motor 1.15 del Clio) y después hasta los 75cv, airbags como elemento opcional y novedades en su exterior e interior.

Los colores del Twingo, un atractivo exclusivo.
Los colores del Twingo, un atractivo exclusivo.

Los cambios de la segunda generación

Desde 1993 hasta 2007, el Twingo mantuvo su esencia y se sumaron diferentes versiones. Se lanzó un Twingo Easy sin pedal de embrague; una edición limitada llamada Benetton y del Twingo’Matic, dotado de una caja de cambios automática de tres velocidades.

A nivel local este auto chico y divertido fue muy exitoso, y aún es buscado por muchos compradores. Se vendió en la Argentina entre 1994 y 2003.

Con la llegada del Salón de Ginebra 2007 llegó la segunda generación, que pasó a tener una gama mecánica más amplia y un mayor tamaño. Su diseño sufrió un profundo cambio, sin perder la esencia del primer Twingo

Siete años después, también en el Salón de Ginebra, Renault decidió presentar una nueva entrega de su Twingo. Y lo hizo con toda una revolución: la tercera generación, desarrollada en colaboración con Smart, la primera en tener una carrocería de cinco puertas

El Twingo y su futuro eléctrico

El 28 de junio 2007 se puso fin de la producción del último Twingo I en Europa, después de 2.075.300 unidades en 14 años.

En 2012, finalizó la producción del Twingo I en Colombia. En ese país, desde 1995 hasta ese año, se vendieron 100.000 unidades. La última edición limitada de ese mercado se llama Twingo Tatoo.

Chico por fuera, pero grande por dentro. Así era el Twingo.
Chico por fuera, pero grande por dentro. Así era el Twingo.

Cuando Renault anunció el fin del Twingo otro viejo conocido empezó a sonar como sucesor. Es el Renault 5, una versión inédita que estará a la venta al público con motor eléctrico, un revival del orignal que se vendió entre 1972 y 1996, cuando el Clio ocupó su lugar.

El concept se destaca por faros que recuerdan al modelo histórico, pero con una parrilla que no necesita de toma de aire. Guardabarros ensanchados y un sector trasero "gordo", recuerda especialmente a la versión Turbo del pequeño francés.

El R5 forma parte de un plan mayor de la automotriz, que contempla 14 nuevos modelos hasta 2025. La mitad de ellos estarán ubicados entre los segmentos C y D, mientras que la otra mitad serán exclusivamente eléctricos.