Crisis total en la industria automotriz: faltan 0Km y hasta repuestos para arreglar vehículos

Ante la suba del dólar, la falta de precios de referencia y las trabas para importar, se complica más el sector. Una por una, las trabas que más preocupan
Por Guillermina Fossati
31/07/2022 - 08,41hs
Crisis total en la industria automotriz: faltan 0Km y hasta repuestos para arreglar vehículos

La crisis que viven las automotrices no se limita únicamente a la falta de autos 0km, sino que ahora hasta la posventa, uno de los aliados para seguir operando y no bajar las persianas de los concesionarios, al igual que los autopartistas, que seguían abasteciendo a las terminales locales, están teniendo problemas para seguir trabajando de manera normal.

Los factores que llevaron a este camino sin salida son varios, y lo peor, es que en todos los rubros consultados advierten que no ven una solución en el corto plazo.

Por un lado, el fantasma de las trabas para importar ya es común, pero ahora se están sintiendo hastaen los mecánicos particulares y las áreas de servicio de los concesionarios, demorando más de lo pensado los arreglos de muchos autos que caen con problemas en los talleres. A esto se suma la suba del dólar blue y la falta de precios de referencia, que no solo complica la definición del valor de un vehículo, sino hasta impacta en cuánto cobrar por un servicio.

Talleres mecánicos y service oficiales sin repuestos.
Talleres mecánicos y service oficiales, sin repuestos para los autos

Para colmo de males, ahora también los autopartistas locales admiten que se están consumiendo el stock que tenían en sus empresas, y que no queda mucho margen para sobrevivir y seguir con un abastecimiento normal a sus clientes, lo cual podrá limitar la producción de autos nacionales, que hasta ahora se sostienen.

Talleres sin repuestos para los autos

Entre uno de los rubros con dificultades están los talleres mecánico. El problema principal se encuentra en que no hay repuestos, y para arreglar un auto se pueden demorar más de 90 días, con suerte, y con precio a definir.

Varias marcas están sufriendo el inconveniente y el problema es cuando esos repuestos son clave para que el auto ande, lo cual se convierte en una encrucijada para sus dueños si es que necesitan usarlo todos los días. Además, no escapa marca ni modelo.

"Por la luneta de un Volkswagen Nivus que tiene menos de un año y me la rompieron de un piedrazo, en el service oficial tardaron más de 90 días para la reposición. Además, si bien tendría que haber stock para atender a los clientes, dijeron que los repuestos que no son 'tan comunes' que se rompan se piden por encargo, y que al estar trabadas las importaciones, no hay plazo de entrega", explicó un cliente de un concesionario oficial Volkswagen.

Otro caso concreto sucede con un Renault Fluence 2013, que ya no se fabrica más, pero que se producía en la planta Santa Isabel, Córdoba. "Me rompieron el espejo retrovisor y no encuentro el repuesto en ningún concesionario oficial, ni siquiera llamando a fábrica. Solo alguna oferta en Mercado Libre que tampoco se puede saber con certeza su estado", comentó otro consultado en la puerta de un service mecánico.

En el caso de la alta gama la situación es peor, ya que las demoras son por tiempo indeterminado y los valores en dólares. "Tengo un BMW X1, se me rompió el radiador y llegué justo a un concesionario oficial con el auto levantando temperatura. Me dijeron que tienen que pedirlo a Alemania y puede tardar dos meses o más. Hoy sale u$s1.000", comentó una clienta. Eso no es todo, el vehículo no puede quedar ahí guardado y como no se puede andar, tuvo que pedir una grúa para que lo traslade a otro lugar y cuando llegue el repuesto volver a llevarlo.

Las baterías, uno de los primeros productos en terminarse.
Las baterías de los autos, uno de los primeros productos en terminarse

En este caso de los repuestos, la provisión de baterías también está en una grave crisis, ya que muchos fabricantes locales no tienen insumos para producir las unidades y hay faltantes que empiezan a sentirse en todas las marcas.

Autopartistas, al borde del cierre

En el caso de los fabricantes de partes locales también la situación es grave, y ya advirtieron que tienen margen para fabricar por un plazo máximo de tres semanas. Luego, tendrán que cerrar las plantas.

"Algunas empresas ya tienen faltantes de repuestos de máquinas y de algunos materiales. Aún no generalizado porque se están consumiendo los stocks", explicaron referentes del sector.

En cuanto a la urgencia de encontrar soluciones, la respuesta fue clara: "Una vez que se terminen los stocks, en una, dos o tres semanas, se empieza a parar la producción", alertaron.

Por otro lado, la situación se agrava por falta de dólares para pagar a los proveedores internacionales. "Nos afecta mucho la posibilidad de hacer frente a los compromisos de pago a proveedores del exterior de materias primas e insumos para poder producir por falta de divisas", agregaron.

La venta de autos 0km, paralizada por falta de precios

Ante este contexto de incertidumbre, la venta de 0km comenzó a frenarse hace unas semanas, desde que el dólar superó la barrera de los $300. Los vendedores explican que no se puede cerrar una venta sin saber cuándo se repondrá la unidad y a qué precio.

Concesionarios prefieren no vender autos por posible suba de precios.
Concesionarios prefieren no vender autos por posible suba de precios

Algunas automotrices, apenas el blue pasó los $270, actualizaron los listados de precios dos veces en un mismo mes, y ahora prefieren dejar las operaciones en stand by porque el panorama está muy incierto y seguramente habrá grandes subas de precios.

Esta realidad es mucho más grave para las importadas. "Las terminales van a determinar cómo sigue todo. Si no aseguran reposición a los concesionarios, estos no van a vender porque no tienen donde canalizar los pesos", explicó una fuente del sector.

Mientras tanto, desde la Asociación de Concesionarios se espera que la venta de 0km se paralice y con ello las expectativas hacia fin de año son cada vez más "negras".