Todavía no se vende pero lo manejamos en exclusiva: así es el auto eléctrico Renault Kwid E-Tech

En semanas, Renault anunciará la fecha de venta del eléctrico de pasajeros. Promete tener un precio "especial" y recorrer 298 km sin recargar. Los detalles
04/03/2023 - 08:20hs
Todavía no se vende pero lo manejamos en exclusiva: así es el auto eléctrico Renault Kwid E-Tech

Si bien el 2022 dejó una foto para el recuadro del crecimiento exponencial del mercado de autos de movilidad sustentable (se patentaron 7.849 unidades entre híbridos y eléctricos), la realidad en la Argentina indica que poder acceder a un modelo de este tipo, se precisa de un desembolso de dinero muy elevado. En este escenario tomó mucha relevancia el anticipo de Renault sobre la llegada del auto eléctrico Kwid e-Tech, un auto que justamente promete diferenciarse de sus pares eléctricos a partir de un precio de venta accesible.

Para tener una referencia, vale recordar que el auto eléctrico Tito que se produce en el país y es el más vendido en su categoría, tiene un precio de $3.484.500; mientras que un modelo como el Nissan Leaf 2023, el primero de pasajeros en llegar al país, tiene un valor sugerido al público de 16.838.100 pesos.

Por todo esto, se ha generado una gran expectativa en torno a la llegada del Renault Kwid E-Tech a los concesionarios del país, sobre todo contemplando el éxito de ventas que el modelo viene cosechando en Brasil, país donde fuimos a conocerlo y pudimos tomar un breve contacto por las neurálgicas calles de la ciudad de San Pablo.

El antecedente del Renault Kwid en Argentina

El Renault Kwid con el motor 1.0 litros de 66 CV fue un modelo que se presentó en Argentina con bombos y platillos hace seis años atrás. Su objetivo primordial era nada menos que convertirse en el auto más accesible de la marca.

Dicho rol lo desempeñó muy bien el ya retirado Renault Clio, luego de acumular 549.648 unidades durante los 16 años que se fabricó en la planta de Santa Isabel (Córdoba).

El Renault Kwid naftero que se vendió antes de la llegada del eléctrico.
El Renault Kwid naftero que se vendió antes de la llegada del eléctrico.

Sin embargo, fue poco lo que el Renault Kwid convencional pudo cosechar en ventas (45.556 unidades), ya que la marca desistió de su comercialización en la Argentina como consecuencia de las restricciones a la importación (se produce en Brasil). En su lugar, priorizó las ventas de los modelos de origen nacional. Hablamos del Renault Sandero, Stepway, Logan y el utilitario Kangoo.

El renault Kwid E-Tech, con las mismas líneas del pionero.
El renault Kwid E-Tech, con las mismas líneas del pionero.

Ahora, Renault vuelve a apostar por el pequeño auto citadino, pero esta vez impulsado por baterías. Una propuesta que se alinea con la tendencia mundial de autos eléctricos y que retoma el concepto de disponer de un auto accesible, en este caso, en un segmento que viene en alza.

Un auto Kwid eléctrico con espíritu de SUV

Visualmente, el Kwid e-Tech tiene mucho parentesco con el Kwid tradicional que se comercializó en el país. De hecho, su carrocería compacta conserva las mismas dimensiones: 3,70 metros de largo; 1,50 m de alto, 1,77 m de ancho y una distancia entre ejes de 2,43 m.

El Kwid E-Tech tiene las mismas dimensiones que el naftero.
El Kwid E-Tech tiene las mismas dimensiones que el naftero.

Otro rasgo que Renault reitera en el Kwid e-Tech es lo que la marca define como: "espíritu SUV". Esto se manifiesta en el importante despeje del suelo, las protecciones negras en los guardabarros y las barras en el techo. Todos recursos tomados de los utilitarios deportivos, a pesar que se trata de un citadino con tracción simple.

Donde el Kwid e-Tech pone en manifiesto que se trata de un auto diferente, es en su frontal. En ese sector toman protagonismo las ópticas bien rasgadas y una parrilla en negro con el logo central en grande, la cual -además de quedarle muy bien- tiene un sistema de apertura desde el cual se ingresa a la toma de carga.

El Renault Kwid E-Tech tiene líneas de SUV, con mayor despeje del piso.
El Renault Kwid E-Tech tiene líneas de SUV, con mayor despeje del piso.

Desde la vista lateral lo que sobresale son sus llantas de aleación oscuras de cinco rayos. También toma protagonismo las baguetas a lo largo de las puertas con la inscripción E-Tech. El sector trasero, es prácticamente igual al Kwid que todos conocimos, salvo por la incorporación de un difusor en tono gris.

Renault Kwid E-Tech, un auto eléctrico austero

Considerando que el Renault Kwid e-Tech tendrá como uno de sus principales fundamentos de venta un precio seductor, la propuesta puertas adentro es sencilla. Si es para destacar su volante multi función y el tablero digital.

El tablero digital del E-Tech muestra cuánto rinde la batería.
El tablero digital del E-Tech muestra cuánto rinde la batería.

Desde su instrumental se puede visualizar el modo de conducción (se puede elegir entre modo Eco y Sport). En el centro del tablero aparece un discreto velocímetro digital, pero lo más importante es la gráfica de la batería y su nivel de carga, y la autonomía que resta.

Otra información, no menor, que acusa su tablero, es la indicación de cuándo el auto se encuentra en marcha, pues al ser 100% eléctrico y no emitir ningún tipo de sonido, uno no se percata fácilmente cuando el Kwid e-Tech está en marcha.

Finalmente, es para destacar lo cómodas y envolventes que resultan las butacas delanteras y la buena terminación de los materiales que conforman su consola central (allí se encuentra una pantalla multimedia muy sencilla), además de la buena iluminación que ingresa por su techo solar.

Un Renault Kwid que no carga nafta

La gran novedad del Kwid e-Tech pasa por su apartado del motor. Se trata un motor eléctrico con una potencia que equivale a unos 65 CV de potencia, con un torque de 112 Nm. La batería, que se ubica en el piso del auto, tiene una capacidad de 26.8 kWh y puede recorrer hasta 290 kilómetros, según la marca, con una recarga completa.

El enchufe para cargar el Renault eléctrico está en la parrilla.
El enchufe para cargar el Renault eléctrico está en la parrilla.

Como todo eléctrico tiene diferentes alternativas para recargarse. Lo puede hacer a través de una toma corriente convencional (demora entre 8 y 9 horas), un cargador de corriente continua (en solo 40 minutos) o a través de un wallbox (un pilar de carga que se instala en el domicilio) en un promedio de 3 horas.

En el baúl, el Kwid E-Tech tiene el cable para cargar el auto.
En el baúl, el Kwid E-Tech tiene el cable para cargar el auto.

Al volante del Kwid e-Tech

En Brasil, el Kwid e-Tech se comercializa desde septiembre del año pasado. Su presencia en las calles empezó a volverse habitual, y con el paso del tiempo lo será aún más: en solo dos meses se vendieron 750 unidades.

Fue en San Pablo donde tomamos contacto con el venidero auto eléctrico, una ciudad donde el caos vehicular es una fija. Sin embargo, el Kwid siempre se benefició de su pequeño tamaño y su agilidad para moverse por lugares estrechos, a lo cual hay que sumar su rápida respuesta (de 0 a 50 km/h en 4 segundos), ya que la potencia llega desde el momento uno.

El Kwid tiene una pantalla digital para visualisar diferenes funciones.
El Kwid tiene una pantalla digital para visualisar diferenes funciones.

De esta manera, frente al volante no queda más que acelerar y frenar (la caja es automática) y llevar adelante un modo de conducción sosegado si la idea es resguardar la carga de la batería.

En este sentido, para conservar la carga una recomendación es optar por el modo "Eco". En el modo Sport, el Kwid E-Tech tiene un comportamiento más emocionante (no deportivo), ideal para moverse por autopistas y rutas con mayor reacciones, sobre todo para los sobre pasos y los cambio de carriles.

El Kwid ya se vende en Brasil y es un éxito.
El Kwid ya se vende en Brasil y es un éxito.

Como para tener una referencia, comenzamos el test con la batería recargada al 80% y lo devolvimos, luego de una aproximadamente una hora en medio de un tráfico bien trabado, con el 50% de la batería y una autonomía, de un poco más de 120 kilómetros. Hay que tener en cuenta que la autonomía varía según el modo de manejo y las circunstancias del camino, en este caso con mucho tráfico.

Renault Kwid e-Tech: el auto eléctrico más lógico

El Renault Kwid e-Tech tiene ya el camino abierto para llegar esta año a la Argentina, y en pocas semanas, la marca pondrá fecha al lanzamiento.

Como dato para tener en cuenta, a diferencia de los autos eléctricos que hoy se comercializan en la Argentina, el Kwid ecológico combina la simpleza de los eléctricos que se producen en el país, como el Tito o Sero, con las soluciones y respaldo que ofrecen las terminales grandes, como Nissan y otros modelos que llegarán este año.

En este contexto, el Kwid e-Tech definitivamente se postula como la propuesta más lógica entre los modelos 100% eléctricos. Su éxito dependerá de su precio al público y de la disponibilidad de unidades. Por lo demás, el venidero auto eléctrico de Renault, tiene muchos fundamentos para convertirse en una real alternativa de movilidad sustentable.

Temas relacionados