Las parrillas de México ahora podrán ofrecer verdadera carne argentina: cómo se abrió la exportación a este mercado clave

Tras varias postergaciones, quedó abierto el mercado azteca para la carne bovina argentina, que ya tiene gran prestigio allí y hasta parrillas "argentas"
Por Alejandra Groba
13/01/2023 - 16,05hs
Las parrillas de México ahora podrán ofrecer verdadera carne argentina: cómo se abrió la exportación a este mercado clave

Dos años atrás, luego de la visita del presidente Alberto Fernández a su par Andrés Manuel López Obrador, el gobierno argentino anunció que el mercado mexicano se abriría para la carne bovina argentina, algo en lo que se venía trabajando desde hacía varios años. Prácticamente no se habló más del tema hasta hace dos meses, cuando se comunicó que la apertura era inminente y tan solo faltaba que los servicios sanitarios de ambos países (el argentino SENASA y el mexicano SENASICA) ultimaran detalles, lo que culminaría antes de que terminara 2022.

Como eso no sucedió, se comenzó a gestar una misión al país azteca de la que participarían la embajada argentina allí, el secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, y empresas frigoríficas, según comentaron a iProfesional fuentes del sector. Pero no hizo falta: ayer, la cartera agrícola les notificó a los exportadores que el mercado mexicano quedó abierto.

De esta forma, las 22 plantas frigoríficas que habían sido habilitadas en julio pasado, ya pueden exportar allí: Azul Natural Beef, Rioplatense, Arrebeef, Frimsa, Logros, Guaicos, Forres Beltrán, Santa Giulia, Gorina, Compañía Bernal, Maneca, Importadora y Exportadora de la Patagonia, Alberdi, Offal, Carnes Pampeanas, Frigorífico General Pico, Runfo, Importadora y Exportadora de la Patagonia, las dos plantas de Friar (en Reconquista y Nelson) y las dos de Swift (en Villa Gobernador Gálvez y Venado Tuerto).

Carne argentina en México: un mercado con parrillas de nombre "argentino"

Más allá de que todas las aperturas de mercados son positivas porque posicionan sanitariamente bien al país habilitado y le generan opciones de venta, la del mercado mexicano resulta interesante por su tamaño (tiene 127 millones de habitantes) y porque paga precios similares a los de Estados Unidos.

Además, presenta nichos de mercado muy interesantes para la carne argentina, que es un producto de gran prestigio en México. Prueba de ello es que "desde hace décadas hay parrillas que se autopromocionan como ‘argentinas’ o ‘con carne argentina’", aunque hasta ahora solo podían ofrecer carne de México u otros orígenes, que son principalmente Estados Unidos, Canadá y Nicaragua, según destaca Miguel Gorelik, director de la publicación especializada ValorCarne.

Serían cerca de 200 las parrillas con nombres "argentinos" en territorio mexicano, entre ellas, Chamuyo, Cambalache, La Gauchada, Boedo, Rincón Argentino, Estancia Gaucha, Fonda la Parrilla Argentina, Mesón Gaucho, Gotan, La Rural Argentina, Los Argentinos.

Rincón Argentino es uno de los numerosos comercios que ofrece
Rincón Argentino es uno de los numerosos comercios que ofrece carne argentina en México.

De acuerdo con el USDA, la producción de carne vacuna de México en 2021 fue de 2,12 millones de toneladas, de las que exportó unas 150.000 a los casi 30 mercados a que tiene acceso, entre ellos, Estados Unidos, Japón, Corea del Sur, Canadá y Hong Kong. A la vez, el país también importó unas 200.000 toneladas de cortes, que en parte destina a su mercado de alto valor (hoteles, restaurantes y caterings).

Mercado mexicano: productores de carne con expectativas y cautelas

Para Carlos Riusech, presidente de Gorina, una de las mayores plantas exportadoras del país, México "es un mercado bastante compatible con nuestros usos y formas de consumo". Según sus previsiones, la posibilidad de exportar allí puede ser un poco más amplia que el tradicional mercado de la carne argentina de calidad, que se dirige a hoteles, restaurantes y caterings (el denominado HORECA).  

Daniel Urcía, titular de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (FIFRA), que nuclea empresas de Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos, señaló que "es un mercado para desarrollar, hay que trabajar así como en su momento fue cuando se abrió el mercado de Estados Unidos".

Por ahora, la apertura rige para carne bovina deshuesada y madurada envasada al vacío. "Sería deseable en un futuro cercano incorporar menudencias al protocolo, ya que son grandes consumidores de estos productos" en México, explica Riusech.

Sin certificación en origen para la exportación

La buena nueva tiene un condimento adicional, que es que no se van a requerir inspectores del SENASICA en la Argentina, sino que las certificaciones de la mercadería se van a realizar cuando llegue a destino. Esto para las empresas es muy importante: en el caso de Uruguay, que quedó habilitado para enviar carne a México en 2006, se había estipulado un sistema de certificación en origen por parte de las autoridades sanitarias mexicanas, lo que terminó siendo muy oneroso, y los despachos, que no eran tan voluminosos para justificar el gasto, quedaron con una performance prácticamente nula.

Temas relacionados