Más artículos

Los entretelones del billete de $5.000 que ahora Alberto Fernández mandó a cajonear

Los entretelones del billete de $5.000 que ahora Alberto Fernández mandó a cajonear
En el "prime time" de la televisión, el Presidente desechó la posibilidad de un billete de $5.000, lo que sorprendió los varios funcionarios
Por Claudio Zlotnik
12.05.2020 09.54hs Economía

En vivo, en lo que es el "prime time" de la televisión, Alberto Fernández desechó la posibilidad de un billete de 5.000 pesos. La determinación sorprendió al grupo de funcionarios que venían trabajando en el proyecto, y que ya tenían prácticamente listo.

Las opciones ya estaban sobre la mesa. La decisión principal era que, por primera vez en la historia, un billete contendría la figura de una mujer. Se había decidido que, de un lado del papel, se ilustraría con la foto de una mujer y, del otro, con la figura de un hombre.

El debate, hasta la noche que el Presidente cajoneó la idea, se centraba en los personajes que convendría destacar. La idea central era llevar a dos científicos. Entre las alternativas se incluía que fueran dos políticos con trayectoria intachable.

Alberto Fernández puso freno a la emisión del billete de $5.000
Alberto Fernández puso freno a la emisión del billete de $5.000

Incluso, un grupo de expertos en numismática ya había preseleccionado los colores que podrían elegirse para el nuevo billete, que también debía contener medidas especiales de seguridad.

Las dos directoras del Banco Central, Claudia Berger y Betina Susana Stein, encabezaban la propuesta de la inclusión de las mujeres en los billetes. De hecho, el Directorio del BCRA acaba de crear la Gerencia de Promoción de Políticas de Género. Antes del inicio de la cuarentena, en el Central hubo una capacitación para trabajadoras y trabajadores del BCRA sobre género y violencia contra las mujeres, que dictó la referente feminista y asesora del Ejecutivo, Dora Barrancos.

Miguel Pesce, titular del Banco Central, estaba al tanto de los detalles de ese avance. Y, junto con el Presidente, iba a seleccionar la mejor opción entre las alternativas sobre las que se había trabajado.

En principio, el banquero central iba a presentarle las alternativas al Presidente, quien tendría la última palabra.

Para Pesce, la aparición del billete de $5.000 es necesaria. Los técnicos del BCRA advirtieron que la masiva emisión de pesos, a pleno por las distintas medidas de ayuda y contención social que viene tomando el Gobierno, en medio de la cuarentena, debería ser acompañada por un billete más grande.

Hay una necesidad operativa detrás de esas medidas ya que gran parte de los beneficiarios de la ayuda estatal cobran en efectivo, y los cajeros no dan abasto para semejante requerimiento.

Por ejemplo, de los casi 8 millones de personas que este mes terminarán cobrando el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), más de la mitad lo hará en efectivo. Ya sea en las sucursales del Correo Argentino (1,3 millón) y en la red de cajeros de los bancos.

Para Pesce, la aparición del billete de $5.000 es necesaria
Para Pesce, la aparición del billete de $5.000 es necesaria

La reprogramación de los cajeros no es un limitante para sacar rápido los billetes. "Es una operación simple, como hacen los relojes de los taxis cuando hay aumentos en las tarifas", comenta uno de los técnicos a iProfesional.

"Necesitamos cuanto antes ese billete de $5.000", confía un experto del Central consultado por iProfesional, y a quien lo sorprendió la decisión presidencial.

¿Qué tuvo en cuenta Alberto F. al descartar la circulación de un nuevo billete? El Presidente no dijo nada al respecto. En su círculo sólo manda la especulación: el hecho de que la noticia se conociera antes de que él diera la orden de hacerlo ganaba las apuestas.

Cómo comenzó a gestarse la idea de la emisión de un billete de $5.000

Desde el inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio, el gobierno nacional aceleró la emisión monetaria a toda máquina para cumplir con los compromisos de asistencia anunciados a empresas y trabajadores.

Esto hizo que entre el 30 de marzo y el 15 de abril sin ir más lejos, la base monetaria -equivalente a todo el dinero en efectivo en poder del público más el depositado en bancos y en la cuenta corriente de las entidades financieras en el Banco Central- creciera unos $413.500 millones, poco más del 20%, hasta alcanzar los $2.438.830 millones.

El impacto de esa decisión en los precios todavía no se vio debido a que la demanda de bienes y servicios se encuentra deprimida por la cuarentena obligatoria de la cual recién algunas provincias comenzarán a salir esta semana.

Alentado por esa situación y apremiado por la necesidad de hacer frente a la emergencia el Gobierno estaría considerando imprimir un nuevo billete de 5000 (cinco mil) pesos, para acelerar los tiempos de la emisión y efectivizarla.

Así lo insinuó el domingo el periodista Horacio Verbitsky, reconocido por su llegada al actual gobierno y al poder político del kirchnerismo. En su sitio web "El cohete a la luna", el también abogado publicó el domingo que se imprimirán billetes de 5000 pesos argentinos.

Al explicar los anuncios que hizo el presidente Alberto Fernández en conferencia de prensa el pasado viernes (en foto) –flanqueado por el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof- el Primer Mandatario extendió el aislamiento obligatorio hasta el 24 de mayo.

Luego, al abrirse preguntas a la audiencia de periodistas acreditados para la conferencia en la Residencia de Olivos, el Presidente declinó responder el cuestionamiento de la agencia Bloomberg sobre la emisión monetaria.

"Se lo veía enojado cuando les dijo que ‘no mientan más’, porque las mentiras lo cansan a él y a la gente. Lo que no dijo es que la inflación se está desacelerando, como consecuencia de la brusca reducción de la demanda y el consumo, lo cual animó al gobierno a preparar el lanzamiento de un billete de 5.000 pesos, que racionalizaría los tiempos de la emisión monetaria, que desde hace dos meses impide un colapso de la economía por hipovolemia de la circulación de bienes y servicios", describió Verbitsky el domingo en uan extensa nota.

El periodista destacó además que el Presidente evadió la pregunta para no someterse a presiones de empresas y socios mediáticos que empujan por terminar con la cuarentena, ofrecer una mejor oferta a los bonistas del exterior, entre otras medidas que van en contra de la política que viene desarrollando el Gobierno desde el 10 de diciembre del año pasado.

"Sin la menor inquietud por la congruencia lógica, AEA, IDEA, las cámaras menores que danzan a su alrededor como la UIA y los guacamayos mediáticos que les hacen eco, quieren al mismo tiempo que el gobierno mejore la oferta a los acreedores externos (muchos son ellos mismos, disfrazados con barbijo y farfullando en inglés), reduzca retenciones, pague los sueldos de sus trabajadores y detenga la emisión monetaria. Sería más sincero que le dijeran sin vueltas: ‘Pegate un tiro’. Fernández no está dispuesto", escribió Verbitsky.

Desde hace tiempo además que la impresión de billetes de cinco mil y dos mil pesos es algo que están evaluando las autoridades para eficientizar también el uso del papel moneda y la llegada de billetes desde la Casa de la Moneda al Tesoro en este momento inédito en la historia a nivel mundial.

Impresión de nuevos billetes

Desde 2016 se imprimen billetes de mayor denominación
Desde 2016 se imprimen billetes de mayor denominación

Vale la pena recordar que el billete de mayor denominación en la Argentina hasta el momento es el de mil pesos. El mismo lleva la figura de un hornero y comenzó a circular a fines de 2017. 

Antes de eso el gobierno de Mauricio Macri había sacado de circulación los papeles de dos pesos para reemplazarlo solo con monedas, y comenzado a imprimir los de quinientos, que vieron la luz con la imagen de un yaguareté en junio de 2016.

El segundo billete que lanzó el macrismo fue el de la ballena franca austral de doscientos pesos en octubre de 2016.

En la misma línea con estas medidas y con la presión que ejerce la inflación en la economía argentina, el año pasado el gobierno nacional sacó de circulación los billetes de cinco pesos. 

Temas relacionados